Estética vs. Eficiencia (XI)

Hoy, en la entrada del blog, vuelvo a hablar sobre aquellos swings que estéticamente parece que no sirvan ni para impactar la bola pero que en la realidad permiten a sus dueños tener un nivel de juego que ya quisiéramos muchos de nosotros 🙁 La primera invitada del día es una señora a la que se ha visto profusamente en todas las redes sociales las últimas semanas por su particular “estilo” gracias a que jugó un Pro-Am con el profesional del PGA Tour Steve Wheatcroft. Como se puede ver en el vídeo, la susodicha mueve los pies de una manera muy especial, consiguiendo un increíble contacto con la bola que le permite alcanzar distancias muy decentes de casi 200 metros 😯 Esta es la secuencia, más propia de Cuarto Milenio en vez de un blog de golf:

Tras contemplar este misterio, que ríete tú del de Fátima, nos llega este otro jugador. Al principio, todo parece normal…..hasta poco antes de llegar el punto de impacto, cuando todo cambia:

Se podrán decir muchas cosas de ese “finish”, pero la realidad es que el señor clava los golpes e incluso uno de ellos toca la bandera 😯 Que vayan hablando de mí, que el que hace pocas soy yo 🙂

El siguiente en la lista también se encontraba disputando un Pro-Am cuando le grabaron, poniendo de manifiesto que sin girar un ápice los hombros también se puede mover el palo…..con los brazos y las manos. Vean y maravíllense 😯

Para acabar, una toma de un aficionado a nuestro deporte en un campo de prácticas. Dicen muchos entendidos que existe algo llamado “la teoría del ojo dominante”, y de ello hablé en estas dos entradas del blog………..algo que no practica el siguiente jugador. Como se puede ver, su plano de swing y la posición de su cabeza en el backswing son algo “peculiares” 🙂 :

 

 

 

 

 

 

 

 

This is golf 😉

Share

2 opiniones en “Estética vs. Eficiencia (XI)”

  1. Ver para creer!!! y después los profes me quieren cambiar mi pesimo swing, si va para adelante bien, aclaro en mi sexta decada no pretendo mas que eso, a la pga puedo ir mientras duermo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.