Los dos swings y el ojo dominante (I)

Tenía esta entrada del blog pendiente desde las navidades pasadas, cuando un lector del blog llamado Óscar González me envió un correo electrónico hablándome del “Síndrome del Cíclope”. Además, me adjuntaba un link a un artículo con vídeo del profesor TJ Tomasi, en el que este profesional hablaba de que son necesarios dos swings; uno para el driver y otro para los hierros. Como soy así de gilipollas aventurero, voy a dar mi opinión sobre el tema, aún y a riesgo de equivocarme. Como mucho, si ello sucede, lo que me puede pasar es que aprenda, algo a lo que nunca estoy cerrado 😉

Mi principal objeción a la teoría del bueno de Tomasi está en su afirmación de que, con los hierros, se “necesita” crear un ángulo de ataque (AdA) negativo mientras con el driver el jugador “necesita” crear uno que sea positivo. Personalmente, siempre he creído que el Ángulo de Ataque de un jugador, partiendo de la base de que su swing viaja por el plano correcto, viene dado por la propia posición del cuerpo con respecto al suelo. Todos sabemos que los palos de golf tienen diferentes longitudes. Por ello, cuando ponemos en nuestras manos un PW y queremos que la suela del palo apoye totalmente en el suelo, no nos queda otra que doblar nuestra cintura para adaptarnos a esa circunstancia porque la distancia a la bola es la que es. Evidentemente, para un palo más largo, no podremos ponernos a la misma distancia que con un PW sino que tendremos que alejarnos e incorporarnos un poco. Para poner un ejemplo, voy a usar la misma imagen que me sirvió de guía en el artículo del AdA.

Plano2

Como se puede observar, cuanto más corto es el palo, más doblamos la cintura hacia adelante. Al contrario, cuanto más largo es el palo, más nos incorporamos con respecto al suelo. Por ello, lo natural es que, cuanto más corto sea el palo, más vertical sea el plano del swing con respecto al suelo. Eso significa que la referencia no está en por donde movemos el palo con respecto al suelo (cambiará con cada palo porque su longitud es diferente) sino que lo interesante es mover siempre el palo por el mismo lugar con respecto a nuestro propio cuerpo. Para entendernos, si movemos el driver por el mismo plano con respecto al suelo que con el PW, ese plano será claramente demasiado upright o vertical. Al revés, si movemos un PW por el mismo plano con respecto al suelo que el driver, ese plano será claramente demasiado “flat” u horizontal. La conclusión es que, teóricamente, un palo más corto (a igualdad de swings) siempre tendrá un AdA más negativo que un palo más largo porque, a causa de la posición del cuerpo con respecto al suelo, el plano de swing siempre debería ser más vertical.

Tom Watson, con un driver y un hierro. ¿es la postura del cuerpo la misma con respecto al suelo?

Watson

Mi opinión es que la postura del cuerpo ya facilita que el AdA sea más positivo con un driver que con un PW. Por lo tanto, ¿es necesario tener dos swings? ¿o teniendo el mismo swing se puede conseguir el AdA correcto para los diferentes palos? En la próxima entrada sobre el tema intentaré responderme la pregunta y abordar lo referente a la teoría del ojo dominante 😉

Share

2 opiniones en “Los dos swings y el ojo dominante (I)”

  1. Sin un entendimiento de los principios básicos de la areo-náutica, un piloto de aviones no puede ser tal.
    En golf no podemos entender el swing sin entender el funcionamiento básico de los palos, como están diseñados, construidos y por lo tanto como funcionan.
    Como ya explique en mi artículo de OpenGolf Swing,”El funcionamiento de los palos” (http://opengolfswing.blogspot.com.es/2013/05/post-3-el-funcionamiento-de-los-palos.html), todo depende de tres ángulos y la longitud de la varilla.

    Loft: grados de cara del palo
    Lie. inclinación de la varilla con respecto a la vertical espacial
    Offset: ángulo de lanzamiento de la varilla hacia el objetivo con respecto a la cabeza del palo.
    Comprendiendo el offset, uno puede entender a que es debido a que la bola se coloque adelantada en el stance con el driver y retrasada con el sandwedge.

    Por otro lado, la longitud de la varilla nos coloca más o menos alejados de la bola dependiendo del palo que utilicemos generando un plano del swing más horizontal para el palo con la varilla más larga( Driver) y más vertical con el palo más corto (Putter)

    A excepción del swing de putt, todos los palos se juegan con el mismo swing, lo único que difiere es nuestra colocación frente a la bola, con ello el plano y el propio plano general el ángulo de ataque a la bola. (http://opengolfswing.blogspot.com.es/2013/09/el-concepto-discutido-y-discutible-del.html)

    Si nuestra colocación frente a la bola es correcta y además si la bola está correctamente colocada dentro del stance para con el palo que estamos utilizando, mientras la cabeza del palo se mueva hacia nuestro hombro derecho (diestros) el plano del swing será el correcto y por lo tanto lo será también el ángulo de ataque.
    Al ser más horizontal el swing a medida que la varilla es más larga, mas de adentro hacia afuera funcionará y como además la bola se sitúa más hacia el pie izquierdo más hacia arriba incidirá la cabeza del palo a la bola.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.