¿Cambio de Peso? (I)

Quien no ha escuchado a un profesor, en algún momento de su vida, la famosa frase “cambia el peso!!, cambia el peso!!”. Personalmente, he tenido la ocasión de presenciar esta situación varias veces…..casi las mismas en que las consecuencias para el alumno han sido poco recomendables. Lo que suele suceder es que, enfebrecido por el deseo de complacer al docente, el aprendiz exagera el desplazamiento de su cuerpo haciendo imposible que este retorne al lugar correcto en el impacto. ¿A qué se debe esto? ¿Puede ser que los conceptos no estén claros? Intentaremos averiguarlo.

En el blog ya hemos hablado de herramientas tan útiles como el TrackMan o el FlightScope…..pero no lo hemos hecho del Swing Catalyst. Este analizador de swing tiene un elemento característico que lo hace diferente a los demás; el Swing Catalyst Balance Plate. Es un sensor en el que se refleja el reparto de pesos del jugador durante el swing, algo que se puede observar en unas gráficas en forma de columna y en unas figuras de colores con la forma de los pies. Ha sido precisamente un interesante artículo en esta web la que me ha empujado a recuperar un vídeo que tenía en la pestaña de favoritos del navegador.

Esta es la gráfica a la que me refiero; L es pie izquierdo y R el derecho. En cuanto al color, cuanto más rojo, más presión. La línea gris hace referencia al recorrido del Centro de Gravedad del jugador.

SwingCatalyst

La cuestión es que, cuando uno observa el swing de los mejores jugadores, no tiene la sensación de que estén cambiando el peso a ninguna parte. Bien al contrario, lo que parece es que la mayoría de los pros se quedan muy estáticos durante el backswing y cambian el peso al pie delantero en el impacto y finish. De hecho, si observamos la evolución del swing de Tiger Woods a lo largo del tiempo, podremos ver que el desplazamiento lateral del nº 1 del mundo es cada vez menor hasta casi diluirse bajo el mando de Sean Foley.

Dentro de unos días volveré a hablar sobre este tema 😉

Share

3 opiniones en “¿Cambio de Peso? (I)”

  1. ¿Falta mucho para la segunda parte?
    Me he visto totalmente identificado con el jugador “enfebrecido por el deseo de complacer al docente”

    Mi profe lleva 10 años diciéndome que tengo que cambiar el peso y mi sensación es que cuando lo cambio le doy peor a la bola que cuando no lo cambio.

    Después de leer el artículo, creo que igual lo que estoy haciendo es exagerar el cambio de peso cuando me propongo hacerlo y cuando yo creo que no lo he cambiado, en realidad igual es que lo estoy cambiando más o menos en su medida.

    Espero impaciente la segunda parte.

    Una desesperada. Ji,ji,ji….

    1. Pues vaya nombre te pusieron para ser chica jijiji El caso es que, cuando giramos los hombros, aunque no nos lo parezca, estamos cambiando el peso ligeramente al pie de atrás. Ya lo explicaré con vídeos y gráficos la semana que viene 😉

  2. A qué se debe esto?
    Dentro de mi visión particular del swing en el que sostengo que existe una poca información y utilización de la mano hábil considero que gran parte de los errores de línea vienen determinados por un deficiente uso de los pesos.
    Cuando uno pretende lanzar un canto rodado para que salte sobre la superficie del agua piensa dónde están los pesos? Verdad que no.
    El problema viene determinado en la subida del palo y cómo se hace esa subida.
    Cuando desde una postura incorporada giramos hacia la derecha nuestros hombros en el eje de nuestra columna el peso pasa automáticamente al pie derecho. Cuando giramos hacia la izquierda lo hace al pie izquierdo.
    Considero que una gran mayoría de los problemas del swing no existirían si la bola no se encontrase reposando en el suelo.
    Puesto que la bola se encuentra en el suelo, al mismo tiempo que giramos debido a que la bola esta situada frente a nosotros, tenemos que subir y bajar el palo. Y ahí viene el problema.
    Cuando levantamos el palo en una vastísima mayoría de los casos se hace con el brazo izquierdo debido a la dificultad que supone arrancar el movimiento del palo con un ligero quiebro de la mano derecha.
    Cuando eso ocurre el palo está sostenido en el tope del backswing con la mano izquierda y desde allí no nos queda más remedio que estirar de el a través del brazo izquierdo otra vez. El desgiro se adelanta a la baja del palo y el peso se queda en la derecha. Es muy difícil cambiar pesos de esta manera.

    Cuando se realice el backswing el jugador debería concentrarse en sostenerlo arriba con la mano derecha y de ahí lanzar el palo en el arco hacia la bola. Si permitimos a nuestro cuerpo seguir la fuerza centrípeta de la cabeza del palo el cambio de pesos está casi garantizado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.