Cadera y restricción en el swing (I)

Hoy vuelvo a “hacer campana” del blog porque no voy a ser yo el que escriba la entrada del día. Para mí es un placer ceder el puesto a José Vicente Pérez, profesional afincado en Valencia y con una excelente formación que incluye titulaciones de TPI, Aimpoint, biomecánica, etc. (aquí tenemos su web, y también su perfil de Twitter y Facebook) De hecho, es el Director de Formación de la PGA de España, lo que ya habla bien a las claras de sus extensos conocimientos. El tema del que nos va a hablar se refiere a la restricción en las caderas durante el swing, un aspecto muy polémico sobre el que se discute bastante a menudo en este mundillo. Sin ir más lejos tenemos al analista de Golf Channel Brandel Chamblee, que propugna levantar el talón más cercano al objetivo en el backswing para evitar tensionar la espalda baja y acabar lesionándose. Veamos lo que nos explica José Vicente:

Desde hace ya mas de dos décadas se ha extendido entre el mundo de la instrucción un tipo de swing que esta basado principalmente en preferencias personales de aquellos que lo promulgan. En este caso vamos a hablar de la restricción del giro de caderas en la subida a través del mantenimiento de la flexión en los distintos segmentos que forman la parte inferior del cuerpo (Principalmente rodilla y cadera).

Este tipo de subida se empezó a popularizar a través del llamado Factor-X. Este termino se lo puso John Andrisani de Golf Magazine y lo hizo popular Jim McClean en su articulo de 1992 “Widen the Gap” (Ensancha o aumenta la separación). El termino se utilizo para describir el angulo de giro o diferencia de rotación entre los hombros (Parte superior del cuerpo) y las caderas (Pelvis) durante el swing. En un estudio realizado por Mike McTeigue et. al.(1994) concluyo que los jugadores profesionales que pegaban mas largo generaban mas giro con Factor-X en la subida que el resto de profesionales dentro del grupo que se estudio. Así que se concluyo que un Factor-X (mayor diferencia entre el giro de hombros y el de las caderas) grande en la subida era clave para mandar la bola lejos.

Después de numerosos artículos y distorsión de la realidad, no sin la también mala interpretación de “expertos”, el mundo de la instrucción se empezó a dirigir cada vez mas hacia una restricción del giro de caderas (Zona de la pelvis) a la vez que se intentaba maximizar el giro de hombros (Parte superior del cuerpo). Esto llevo a que se intentara minimizar la extensión de la pierna y cadera mas alejada del objetivo (la derecha en jugadores diestros). Todo ello para poder maximizar el Factor-X. Los que empezaron a aplicar estos métodos olvidaron un dato relevante del estudio, y es que la media de giro de caderas de los jugadores que formaron parte del estudio era de 42 grados (Cero grados seria cuando tenemos las caderas paralelas al objetivo en la colocación). Este dato nos indica que los jugadores giraban las caderas considerablemente, lo que pasa es que en general menos que los hombros.

Hoy en día ya se ha comprobado que es mucho mas importante el Factor-X en la bajada que en la subida, en pocas palabras, es mas importante qué secuencia utilizas para bajar el palo que el Factor-X en la bajada aunque también ha habido estudios como los del Dr. Kwon de la Texas Women University que han desvelado que no hay una relación real entre la potencia y el Factor-X.

Para que podéis ver esto con mas claridad vamos a utilizar ejemplos de como distintos jugadores suben y luego hablaremos de que consecuencias puede tener subir de una manera o de otra. Aquí tenemos tres “bombarderos”, Watson, Daly y Cabrera. Como podéis observar no hay mucha restricción de caderas en sus subidas y hay extensión de sobra en la piernas y caderas mas alejadas del objetivo.

Otros dos ejemplos de jugadores clásicos; Bernhard Langer y Sam Snead:

Todos ellos grandes jugadores, ganadores de torneos, y todos menos uno ganadores de grandes. Por eso no voy a hablar de si se juega mejor haciendo una cosa u otra, ya que nuestro cuerpo es capaz de hacer cosas extraordinarias, si no que voy a hablar de qué implica hacer el movimiento de una manera u otra.

Primero un poco de anatomía básica. La columna vertebral esta dividida en diferentes segmentos (Cervical, torácica, lumbar, sacro y coxis) y no todos los segmentos tienen la misma movilidad.

La parte cervical tiene bastante movilidad y permite movimiento de flexión-extensión, rotación e inclinación con relativa facilidad. La parte torácica permite movimiento principalmente de rotación y la zona lumbar puede moverse principalmente para flexionar, extender e inclinación lateral, siendo los movimientos de rotación poco recomendables por las características de las vertebras.

Os recomiendo este vídeo para que entendáis mejor como se comporta la columna vertebral. Del minuto 5:30 al 9:00 es donde esta la explicación que nos interesa.

En 2004 American Journal for Sports Medicine encontró que había una fuerte relación entre el dolor de espalda en la zona baja (Lumbar) de jugadores profesionales y la falta de rotación interna de las caderas.

Conociendo estos movimientos, tenemos que saber que la extensión de la cadera y la pierna mas alejada del objetivo permite quitar estrés de la parte inferior de la espalda. Si intentamos girar la parte superior del cuerpo manteniendo la rodilla flexionada y minimizando el giro de cadera, la parte lumbar empieza a pinzarse y a sufrir excesiva rotación, la cual soporta mal, ya que los discos vertebrales están “diseñados” para soportar carga vertical (axial), como cuando estamos de pie. La columna sufre menos cuando los segmentos del cuerpo están en extensión.

Aunque es difícil hacer una conclusión tajante de este tema, podemos argumentar que unos grados altos de torsión en la espina dorsal durante suficiente tiempo puede predisponer a un jugador a tener dolor de espalda. Day, Langer, Crane o Snedeker son algunos de los jugadores que han tenido problemas de espalda y han utilizado esta forma de hacer el swing, en cambio jugadores que han extendido los segmentos de la parte inferior del cuerpo se les ha calificado como “Flexibles”, lo cual es irónico dado que si eres capaz de estar de pie en postura “normal”, eres capaz de extender la pierna y la cadera.

Utilizar la parte inferior de distintas maneras también tiene unas consecuencias técnicas, especialmente para el jugador amateur. Lo importante realmente para el mundo de la instrucción es formar a través de las leyes de la física, como esta diseñado el palo, como funciona nuestro cuerpo, el entorno al que nos enfrentamos y los principios que los rigen. Demasiado a menudo se enseña desde las preferencias y la estética. Entender las variaciones es la clave de dar a cada persona lo que realmente necesita siempre desde la eficiencia y la salud, pero este tema es para otro articulo.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.