Otro putt no concedido

Hace un par de años, se produjo una polémica sobre reglas durante la celebración de la Solheim Cup. Como muchos recordarán, Alison Lee falló un putt para ganar el hoyo y, ante el movimiento inicial de las jugadoras europeas, interpretó equivocadamente que se le había concedido el golpe y levantó su bola sin marcarla previamente. En esta entrada del blog hablé sobre ello. La penalidad en la que incurrió la estadounidense fue muy bien aprovechada por su capitana para motivar a su equipo, que se acabó imponiendo en el enfrentamiento.

Pues bien, curiosamente, hace unos días sucedió un incidente muy parecido durante la semifinal del US Girls’ Junior que implicó a las jugadoras Elizabeth Moon y Erica Sheperd. Resulta que ambas necesitaron ir al playoff tras los 18 hoyos reglamentarios, produciéndose en el primer hoyo del desempate la siguiente situación (para el que no quiera esperar, que vaya al minuto 01:43).

Efectivamente, la amiga Moon falla su putt para ganar la semifinal y, sin esperar ni un segundo a que su contraria le conceda el siguiente golpe, arrastra su bola con el putter para repetirlo 😯 Una vez Sheperd exclama ante las cámaras que ella no la ha autorizado, la suerte está echada porque el árbitro no puede hacer otra cosa que penalizarla y explicarle que ha perdido el match. Hay que decir que, nuevamente, la jugadora que reclamó su derecho fue duramente criticada por la prensa, algo que sigo sin entender. Es cierto que en Match Play una jugadora puede obviar una infración de las reglas si así lo desea, pero eso no quiere decir que por hacerlas cumplir sea una descortés. Pondré un ejemplo. Si mi contrario sale desde el lugar de salida antes que yo, que tengo el honor, puedo obligarle a que repita el golpe……si me interesa. Si ese golpe de salida no conforme a las reglas de mi contrario se va fuera de límites, yo puedo obviar su infracción por motivos tácticos ya que de otra manera le daría una segunda oportunidad para tener su bola jugable. Esa es la función de la regla. Por lo tanto, en mi opinión Sheperd no hizo nada malo, solo ejercer su derecho.

Quizás habrá quien piense que el putt era muy corto, etc., pero hay que recordar lo que le pasó a la ganadora hoy del Open Británico femenino – IK Kim- hace 5 años, cuando toda la presión estaba de su lado para ganar su primer “grande”, el Kraft Nabisco. Lo falló y perdió el torneo en el playoff.

La decisión de conceder o no un putt es del contrario/a, y aquí no hay mucho más que rascar. Hay que promover el conocimiento de las reglas, y no buscar excusas para “perdonar” a quien no las cumple. Se aprende más de una derrota que de una victoria 😉

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.