Oscilando

El martes pasado, mientras jugaba una ronda con dos amigos llamados Luís y Carlos, estuvimos hablando sobre la reciente introducción de la Regla Local que elimina la penalidad cuando se mueve la bola accidentalmente en el green. En un momento dado, la conversación derivó hacia la diferencia existente entre que una bola se mueva y que oscile, algo que podrá parecer lo mismo para algunos jugadores pero que conviene saber distinguir para evitar apuntarnos golpes de penalidad que no nos corresponden.

Cuando una bola oscila, es evidente que se mueve, pero lo realmente importante en esta situación es donde acaba reposando. Si el movimiento es tal que la bola vuelve al lugar exacto donde estaba antes de moverse, las reglas de golf consideran que, en una especia de extraña ficción que provoca que la penalidad por la regla 18-2 desaparezca del horizonte, lo sucedido hasta ese instante no existe. Veamos un ejemplo en la persona de Dustin Johnson. En este vídeo se puede ver como, tras marcar la bola, el jugador estadounidense intenta meterse la moneda en el bolsillo, fracasando en el intento. Debido a ello, la moneda cae al lado de la bola, la mueve……pero esta vuelve mágicamente a su lugar original 😯

De esta manera, el amigo Dustin se libra de la penalidad ya que para que así fuera la bola debería haber acabado reposando en un lugar diferente. Evidentemente, desde el día 1 de enero (en aquellos lugares donde la regla local esté en vigor), esto no tiene mucha importancia en el green……..pero recordemos que la regla 18-2 seguirá en vigor en el resto del campo. Así que cuidado con caer en la trampa 😉 Para acabar, un recordatorio en forma de decisión:

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.