La bola de Chella Choi

Tengo que decir que la entrada del blog de hoy me produce mucha tristeza. Y la tristeza no viene solo dada por el comportamiento de una jugadora de la LPGA, si no por la tibia reacción del circuito estadounidense en ese caso.

Todo empezó en el Canadian Open, cuando la jugadora Chella Choi se encontraba jugando el hoyo 10 de la segunda ronda, un par 3. Su putt para birdie no entró en el agujero por culpa de una inoportuna “corbata”….y sucedió lo siguiente:

Como se puede comprobar en la filmación, Choi pone la marca en la parte izquierda de la bola y seguidamente coloca esta otra vez en el green con su parte derecha tocando la marca, seguramente con la intención de evitar una imperfección (pique reparado o similar) que afectara a la rodada de su bola. Un caso flagrante de bola no repuesta correctamente, haciendo caso omiso de la máxima que dice “reponer = misma bola en mismo lugar”. Por ello, y dado que no existía grave infracción (no obtuvo una ventaja considerable por su comportamiento), fue penalizada con dos golpes por jugar desde lugar equivocado (Regla 20-7) Esta decisión nos viene al dedillo, con la salvedad de que nuestra protagonista no lo hizo “inadvertidamente” :

D 20-7c/1 Bola repuesta en lugar equivocado en el Green y embocada
P En el juego por golpes (Stroke Play), un competidor, al reponer su bola en green coloca su bola inadvertidamente en lugar equivocado cerca de donde estaba, y la emboca. Entonces se descubre el error y el competidor coloca su bola en el lugar correcto y la emboca. ¿Cuál es la decisión?
R Siempre que el competidor no haya cometido una grave infracción, el resultado con la bola jugada desde lugar equivocado cuenta y el competidor debe añadir dos golpes de penalización a ese resultado (Reglas 16-1 b o 20-3a y 20-7c).
El competidor no incurre en penalización por haber pateado desde el lugar correcto después de embocar desde el lugar equivocado (Revisada)

Lo que vino a continuación no tiene nombre. La jugadora, a pesar de la irrefutable prueba del vídeo, se negó a incluir la penalidad en su tarjeta al final de su ronda y, acto seguido, se retiró del torneo sin dar ninguna razón 😯 Su acción tuvo más consecuencias. A causa de la retirada de la amiga Chella, 18 jugadoras más acabaron pasando el corte y los horarios tuvieron que reconfigurarse para emparejarlas en grupos de tres.

Y aquí viene la parte más triste. Tras conocer los hechos, uno pensaría que a la jugadora coreana le cayó una sanción ejemplar. Pues no. Esta semana, sin que Choi haya pedido disculpas por su proceder, se le ha permitido tomar parte en el torneo semanal de la LPGA 😯 Personalmente, no entiendo nada. Se puede entender que una jugadora tenga un mal día, incluso que tarde un poco en darse cuenta de que se ha equivocado. Pero no puedo entender como se la deja participar en un torneo sin antes haber pedido perdón públicamente por sus actos. Si alguien se comporta de esta manera, entiendo que se le debería sancionar con dureza porque sino, lo que se está haciendo es devaluar las reglas de golf. No creo que haya que recordar el caso de Elliot Saltman en el European Tour, al que se sancionó con tres meses de suspensión por hacer lo mismo que Choi. Una vez más, en el otro lado del Atlántico las cosas se hacen de manera diferente 🙁

 

 

Share

2 opiniones en “La bola de Chella Choi”

  1. Viva el “fair play” !!! Es una pena que cuando hay una competición deportiva, la gente empieza a sacar trucos “sucios”. Encima que en el video se ven los hechos de forma clara, luego no pedir disculpas y simplemente abandonar un torneo sin explicación es aún peor comportamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.