Hielo

El invierno suele ser una época algo desagradable a la hora de jugar al golf por las bajas temperaturas que se tienen que soportar en determinados países del mundo. Una de las consecuencias del frío intenso es que el agua se congela, lo que puede llegar a ser un serio inconveniente….o incluso una ventaja 🙂

El ejemplo lo tenemos en este vídeo de los siempre interesantes amigos de GolfRulesQuestions, en el que se ve a un jugador en un bunker en un día realmente gélido. Debió llover el día anterior porque el suelo de la trampa de arena está cubierto por el agua…..congelada por la fría mañana 😯 En un bunker -no así en un obstáculo de agua-, el líquido elemento acumulado en el mismo se considera “agua accidental”. Veamos su definición, incluida cuando está congelada:

Por lo tanto, tal y como dice la decisión 13-4/7, el jugador puede tocar el agua accidental con el palo aunque esté en un obstáculo como el bunker ya que ello no supone tocar su suelo:

Volviendo al inicio del artículo, veamos las ventajas e inconvenientes de este situación. La primera ventaja está en que la bola no se hunde en el agua al estar esta congelada. Por ello, tenemos un lie muy similar al de una carretera asfaltada, aunque algo más “blando” a la hora de ejecutar el golpe. La segunda, que el jugador puede apoyar el palo en el hielo antes de jugar su golpe. El inconveniente es que el hielo resbala mucho, con lo que el swing debe ser realizado con mucha suavidad. Así, con cuidado y un poco de suerte, podemos poner la bola en el lugar que deseamos, igual que hace el protagonista de este vídeo 😯 ¡¡Felices fiestas a todos!! 😉

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.