Costosos errores de reglas (III); Brian Davis 2010

Hoy vamos a recordar un costoso error de reglas que ocurrió en 2010. Su protagonista es Brian Davis, jugador inglés del PGA Tour que se encontraba disputando el playoff del Verizon Heritage contra Jim Furyk. No es que el torneo en que se produjo esta incidencia fuera especialmente importante sino que lo que quedó grabado en la memoria de los que lo presenciamos fue el noble gesto de Davis de ser él mismo el primero en llamar la atención sobre lo ocurrido.

La secuencia de los hechos se desarrolló así. En el segundo golpe del primer hoyo del desempate, Davis jugó un golpe muy arriesgado a una bandera ajustada al lado de un obstáculo de agua….y su bola acabó reposando en él. El jugador inglés golpeó su bola desde el obstáculo, acabando esta en el green, varios metros pasada la bandera. Inmediatamente, Davis llamó al árbitro y le comunicó que, durante el backswing, le había parecido ver como una caña que estaba dentro del obstáculo se había movido.

El árbitro pidió que se visionaran las imágenes del último golpe de Davis, lo que confirmó que, en la subida del palo, el jugador inglés había sido el causante de que la caña se moviera. En este vídeo, se puede ver como aconteció el incidente.

La regla 13-4 nos habla de las acciones prohibidas cuando nuestra bola está en un obstáculo. Su apartado c) dice que, antes de ejecutar un golpe a una bola que está en un obstáculo (ya sea un bunker o un obstáculo de agua) o que, habiendo sido levantada de un obstáculo, puede ser dropada o colocada en el obstáculo, el jugador no debe “tocar o mover un impedimento suelto que repose en o toque el obstáculo”. Cuando Davis y el árbitro se acercaron a la caña, pudieron comprobar que esta estaba suelta, con lo que la nota de la regla 13-4 no entraba en juego para eximirle de penalidad. Esta nota dice lo siguiente:

Nota: En cualquier momento, incluso en la preparación del golpe o en el movimiento hacia atrás del palo para ejecutar el golpe, el jugador puede tocar con un palo o de otra manera cualquier obstrucción, cualquier construcción declarada por el Comité como parte integrante del campo, o cualquier hierba, arbusto, árbol u otra cosa en crecimiento.

Si la caña hubiera estado “viva”, Davis no habría tenido penalidad por moverla de la manera en que lo hizo, pero la mala suerte quiso que no fuera así. La cuestión es que Brian Davis no era “novato” en cuanto a conflictos con este tipo de vegetales se refiere. En este instructivo vídeo de la RFEG, se le puede ver (algo más joven, eso sí), rompiendo en el backswing un junco seco. Como sucedió en el bonito campo de Harbour Town, se tuvo que sumar dos golpes de penalidad, aunque según el vídeo fuera por un concepto diferente al de la regla 13-4.

No se puede negar que el error de reglas de Brian Davis en 2010 le costó una importante suma de dinero. No obstante, su capacidad para auto-penalizarse, una de las singularidades del golf, hizo que, al mismo tiempo, se ganara el respeto de todos sus compañeros de profesión. Los numerosos elogios que recibió fueron merecidos, aunque haya personas que piensen que no hizo más que lo que se espera de cualquier jugador de golf; ser honesto.

Share

1 opinión en “Costosos errores de reglas (III); Brian Davis 2010”

  1. ¡Grandioso, Davis! Lo mejor es que ni siquiera pensó las consecuencias del gesto llamando inmediatamente al árbitro. Fué instintivo, lo cual lo hace todavía más grande

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.