Know your roll

A pesar de lo que puedan decir las nuevas teorías del juego, tengo claro que el putt es quizás la parte más fundamental del golf. Un jugador que tiene un buen día con el putter es extraño que haga un mal resultado, a no ser que las tribulaciones con su swing sean de proporciones catastróficas. Si nos fijamos en un jugador como Luke Donald, nos podemos dar cuenta que, a pesar de no ser “largo” desde el tee ni ser el que más cerca las deja de la bandera, su habilidad con el putter le proporciona muy buenos dividendos…o, por lo menos, se los proporcionaba 🙁 . De hecho, su excelente juego corto le permitió ganar la lista de ganancias del PGA Tour y el European Tour en 2011, y hasta conseguir ser el nº 1 del mundo ese año. Personalmente, yo sería mucho más feliz teniendo su pericia cerca de los greens que pegando el driver tan largo como Bubba Watson. Cuestión de gustos.

Una vez finalizada esta introducción, vamos a hablar de uno de los conceptos más importantes a la hora de patear bien; “rodar la bola”. La frase se refiere a la capacidad de un jugador para hacer que la bola ruede consistentemente hacia el objetivo tras el contacto con la cara del palo. Muchas veces, nuestros fallos en el green no se deben tanto a una técnica defectuosa como a una mala elección del palo con el que realizamos casi la mitad de los golpes en nuestras rondas. Si elegimos un palo con demasiado pocos grados de loft, lo normal es que la bola salga en dirección al suelo y golpee demasiado pronto el mismo, saltando en su camino al objetivo. Con demasiados grados de loft, la bola vuela demasiado alta en sus inicios y también se dirige hacia el agujero a base de saltos. Veamos un instructivo vídeo de Phil Mickelson y Callaway sobre este particular.

Como se puede ver, tras golpear la bola con el putter esta sale despedida de la cara del palo con “backspin”. Es por el contacto con el suelo por lo que posteriormente rueda hacia adelante

Todo esto viene a colación de un gadget que Guerin Putters (fundadores de los Putters RIFE) tiene previsto sacar a la venta un día de estos. Se trata del un aparatejo en el que el recorrido de la bola queda “grabado” en su superficie. Los amigos de Guerin incluso han publicado una “guía visual” con la que se puede identificar el “defecto” del que adolecemos. Es esta (clicar para agrandar):

Roll

No cabe duda de que el sistema es muy intuitivo y puede ser de mucha utilidad a los profesionales de la enseñanza porque no todo el mundo se puede permitir comprar un SamPutt Lab 😉 A ver si finalmente ve la luz y sabemos el precio al que se pondrá a la venta.

Así se ve desde atrás

Roll1

Share

3 opiniones en “Know your roll”

  1. Se puede fabricar un artesanal “know your roll” con una tabla finita de madera de un metro o metro y medio, y forrar la parte donde haremos rodar la bola de terciopelo. Se quedan marcados los saltos y la rodada de la bola perfectamente.

    1. Fíjate qué facil es. Seguramente, por este gadget, habrá más de uno que acabará pagando un dineral jajaja ;- De todas maneras, creo que la dirección del “pelo” del terciopelo influye en que se marque o no el bote de la bola, no?

      1. Exacto. Si pones el pelo en la dirección correcta se marca mejor. Pero aun y todo, se marcaría lo pongas como lo pongas. Lo malo pueden ser las consecuencias de que te vean en casa preparar algo así, jee jee,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.