The Dan Plan (II)

Hace un año y medio, escribí una entrada del blog sobre un jugador de golf llamado Dan McLaughlin. Como algunos recordarán, McLaughlin estaba convencido de que invirtiendo 10.000 horas de entrenamiento, sería capaz de convertirse desde cero en todo un profesional del PGA Tour. Como suena. Curiosamente, esta misma semana los chicos de GolfWRX me sorprendieron con un artículo sobre esta misma persona, lo que me va a ayudadar a actualizar la historia. Vamos allá:

En 2015 dejé al amigo Dan con 6000 horas de trabajo, recuperándose lentamente de la lesión de espalda que impidió que siguiera su programa….y la cosa no ha cambiado desde entonces. Efectivamente, Dan McLaughlin abandonó definitivamente su ambición, no solamente frustrado por sus limitaciones físicas sino también por las mentales. En una conversación mantenida con la web estadounidense, McLaughlin reconocía que, a pesar de que llegó a ser casi un jugador scratch, nunca sintió que todos los aspectos de su juego funcionaban correctamente. Tener un juego “redondo” es lo que te permite realizar resultados bajos, pero si tu drive (uno de los aspectos que él menciona como problemático) no responde, difícilmente vas a llegar a ser profesional, una ambición que personalmente creo tiene mucho que ver con una habilidad natural. Y para ser un buen profesional, añádele mucho trabajo duro 🙂

Bye, bye, sueño

¿Qué ha sido de Dan desde entonces? Pues se dedica a asuntos que nada tienen que ver con nuestro deporte. Hace unos años fundó junto a su vecino una empresa dedicada a producir cerveza y otros brebajes, que en principio no tuvo demasiado éxito. Afortunadamente para él, cuando abandonó el “Dan Plan”, el negoció empezó a remontar y hoy en día está teniendo bastante éxito en la zona de Portland, donde reside. Esta es su página web, en la que se puede leer su historia.

Así se ven en la foto promocional

Quizás dentro de unos años, cuando el “gusano” del golf le vuelva a “picar”, volverá a coger un palo de golf y jugará unos hoyos…..pero con la única ambición de pasar un rato agradable en vez de querer verse en la TV junto a Rory McIlroy 😉

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.