Golfista engullido por el campo

Hoy, en la entrada del blog, vamos a tratar un tema sorprendente; la posibilidad de que, en medio de una ronda, acabemos engullidos por un agujero que se abra en medio de la calle de un hoyo 😯 Evidentemente, si hablamos de posibilidades matemáticas, los números nos van a decir que es una situación realmente inverosímil…..lo que no significa que no se pueda producir. La probabilidad de que te caiga un rayo encima es de 3.000.000 a 1, pero sigue habiendo gente en los campos de golf a los que les pasa (que se lo pregunten a Lee Trevino, al que le cayeron dos 😉 )

El suceso ha tenido lugar en el Annbriar Golf Course de Waterloo (Illinois, EEUU), donde Mark Mihal (43 años) se encontraba jugando una ronda con sus amigos. Mientras sus compañeros buscaban una bola en las cercanías de un bunker, Mihal esperaba en el centro de la calle del hoyo 14, a donde había enviado su drive. Cuando estos se giraron, se dieron cuenta de que Mihal había desaparecido y de que solo se escuchaban sus gritos de socorro. Tardaron un poco hasta localizar un agujero que se había formado en el medio de la calle, y que había “devorado” al golfista hasta una profundidad de más de 5 metros.

 El susodicho Mark Mihal

Mihal

En la caída, Mihal se había dislocado el hombro, por lo que se requirió que uno de sus amigos descendiera hasta donde se encontraba para inmovilizarle la zona y atarle una cuerda a la cintura con la que poder sacarle del lugar. Teniendo en cuenta que el bueno de Mike es claustrofóbico, seguro que los 20 minutos que duró el rescate le parecieron una eternidad. Afortunadamente para él, todo salió bien y pudo volver a su casa sano y salvo……..algo que no pudo conseguir la jugadora japonesa Takae Gassho, a la que le sucedió algo similar en el Le Petaw Golf Club de Tokio en 2009 pero que falleció ahogada en una corriente de agua subterránea.

Parece que este tipo de situaciones son algo frecuentes en el área de San Luís ya que su suelo es predominantemente calizo y ello facilita la erosión del agua de lluvia. No obstante, no se puede negar que Mark Mihal estaba, contrariamente a lo que él creía, en el lugar equivocado, en el momento equivocado. Os dejo con un vídeo del suceso.

y la foto del agujero

Agujero

PD: Como curiosidad, os dejo el link de un artículo sobre rayos y campos de golf que escribí posteriormente 🙂

Share

2 opiniones en “Golfista engullido por el campo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.