Campo de golf abandonado

A nadie se le escapa que esta larga crisis está acabando con muchos campos de golf alrededor del mundo. La realidad es que la inmensa mayoría de nosotros estamos acostumbrados a ver los recorridos en condiciones más o menos presentables, y los que tienen mucha suerte lo hacen disfrutando del máximo esplendor de los campos en los que juegan. Hoy le vamos a dar la vuelta a la tortilla y vamos a ver como acaba un campo en estado de abandono. No hay que olvidar que en 2011, el 1% de los clubs de golf de los EEUU (157 aproximadamente) cerraron sus puertas. Para ello, nos ayudaremos de una entrada en el blog de David Owen y de diverso material gráfico que he ido recopilando por Internet. Por ello, hoy no se puede esperar mucho texto ya que el contenido va a ser predominantemente visual.

Para empezar, vamos a visualizar el estado en que se encuentra el campo de golf de Blue Heron Pines East (New Jersey, EEUU). Este recorrido fue diseñado en el año 2000 por un arquitecto con un cierto reconocimiento como Steve Smyers y llegó a acoger el USGA Public Links Championship del año 2003. A pesar de ello, en 2007 la propiedad fue comprada por un promotor que planeaba construir una gran urbanización en el lugar. La llegada de la crisis acabó con el proyecto urbanístico y el campo nunca más volvió a abrir sus puertas. Estas son algunas de sus imágenes (clicar para agrandar).

La antigua puerta de entrada al club

Owen1

El parking y, al fondo, el (ya inexistente) campo de prácticas

Owen2

La rampa por donde salían los buggies

Owen3

Este era el lugar de salida del hoyo 1. Al fondo, lo que fue la calle de ese hoyo

Owen4

Una vista de la terraza de la casa club

Owen5

Otro ejemplo sería este vídeo de una cancha de prácticas con un pequeño mini-golf al que estos muchachos accedieron

Esta foto es otro ejemplo de campo de golf abandonado. Se encuentra en la localidad de Middletown (New Jersey)

NJ

El último caso lo vamos a ubicar en nuestro propio país. El Club de Golf de Santa Marina (Cantabria) ha pasado en los últimos tiempos por momentos difíciles. Por ello, este recorrido diseñado por Severiano Ballesteros tuvo que cerrar al público durante unos meses. A la hora de acometer las tareas de mantenimiento necesarias para abrir otra vez sus puertas, los operarios se encontraron con que los hierbajos habían crecido a alturas superiores a los 60 centímetros. Les costó lo suyo arreglar el desaguisado.

Al fondo, el “green” del hoyo 18

SantMarina

En fin, esperemos que en España no sean muchos los que tengan que cerrar…aunque bien pensado, alguno se lo ha ganado a pulso por descuidar durante tanto tiempo a sus clientes 😉

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.