PGA Championship 2017, día 2

Escribo la entrada del blog de hoy sin que todavía haya finalizado la jornada ya que el mal tiempo ha obligado a una larga suspensión que ha hecho imposible que todos los jugadores acabaran su ronda. El liderato sigue estando en poder de Kevin Kisner (-8), aunque sin la compañía de Olesen, que iba +6 a su paso por el hoyo 15. En cambio, Kisner tiene acompañantes mucho más peligrosos de cara al triunfo final, como Hideki Matsuyama (-8), que ha dado una nueva lección de golf con un excelente 64 que lo sitúa ya como principal favorito a la victoria. Solo dos golpes detrás de este dúo encontramos a Jason Day, que ya en 2015 se proclamó campeón de este torneo en Whistling Straits. Si durante el “moving day” Louis Oosthuizen (-5), Rickie Fowler (-3) y  Justin Thomas (-3) se pueden acercar un poco más a los punteros, tendremos un domingo emocionante a más no poder.

El último triunfo del japonés fue…..¿la semana pasada? :mrgreen:

En la parte baja de la clasificación hay varios jugadores que no van a estar el fin de semana. Uno de ellos es Sergio García, al que este evento no parece irle demasiado bien. No en vano acumula 5 cortes fallados en sus últimas nueve participaciones, su peor rendimiento en los “grandes” de largo. Otro es un Phil Mickelson que parece que se ha quedado sin gasolina en los “majors”. Tras perder el año pasado contra Stenson en el Open Championship, en Royal Birkdale falló el corte incluso firmando su primera ronda sin birdies en cinco años. En Quail Hollow volvió a repetir la “gesta” el jueves, abandonando antes de tiempo un torneo en el que no fallaba el fin de semana….desde 1995 😯 No sé si será la edad o el cambio de caddie. Espero que lo segundo porque es jugador que siempre da espectáculo 🙁

En el apartado de curiosidades, dos incidentes a resaltar. En primer lugar, una demostración más de que Jordan Spieth es un jugador que se conoce las reglas al dedillo. Hoy, en el hoyo, 10, su drive se ha ido al bosque, lugar donde ha empezado su consabida conversación con el árbitro para conseguir el mejor lie para su bola en la pinaza. Vean como va preguntando al referee sobre lo que puede o no hacer, hasta dropar la bola en un buen lugar. Al final, de tanto escarbar, lo acabarán considerando “animal de madriguera” 🙂

Para acabar, algo que no se ve con mucha frecuencia. Las imágenes muestran a Rod Pampling pegando su drive en el hoyo 9, el último del día para él (empezó por el 10). Las prisas se explican porque se estaba yendo el sol y no quería tener que volver al campo al día siguiente sabiendo que iba a fallar el corte sí o sí -iba +13-. Por lo tanto, la solución fue jugar tan rápido que iba golpeando la bola al estilo “Happy Gilmore”….con no muy buenos resultados. Al final consiguió finalizar su vuelta antes de que sonase la bocina 🙂

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.