Los resultados más altos en un hoyo

Pasado mañana tengo torneo, con lo que ya en el día de hoy necesito empezar a prepararme mentalmente. Para conseguirlo, nada mejor que repasar las puntuaciones más altas conseguidas por los mejores profesionales en un solo hoyo 🙂 Como existen una serie de divergencias a la hora de contabilizarlos por existir diferentes circuitos, lo haremos en base a los golpes sobre el par del hoyo. Pasemos pues a enumerarlos:

Chris Gane y Kevin Na…..+12

Jesús María Arruti fue uno de los privilegiados testigos de los 17 golpes que Gane necesitó para completar el hoyo 18, par 5, del campo de Gleneagles. Fue durante el Diageo Championship de 2003.

En cuanto a Na, creo que todos recordamos el espectáculo que dio durante el Valero Texas Open de 2011 cuando, en el hoyo 9, necesitó 16 golpes para embocar. No estuvo mal el “paseo” que se dio por el bosque, quedando ese momento grabado para la posteridad. Recordémoslo.

John Daly y Ed “Porky” Oliver…..+13

Sobre el bueno de Daly ya hemos escrito un par de veces en este blog (I y II) por lo que tampoco debería extrañarnos que apareciera en esta clasificación. Su “gesta” se fraguó en el hoyo 6 de Bay Hill, un par 5 con agua, en la que Daly se dejó seis bolas. El año, 1998. En la primera entrada sobre él de este párrafo, también podemos encontrar otra de sus “hazañas” en Australia, aunque como no acabó el hoyo y se retiró del torneo, no le contaron los golpes.

Ed Oliver fue el “maestro” del abajo mencionado Douglass porque su gesta de hacer 16 golpes en un par 3 también fue en el Bing Crosby National Pro-Am. No obstante, fue en el hoyo 16 de Cypress Point. Por lo menos, le ocurrió en uno de los hoyos más bonitos del mundo 🙂

Ray Ainsley y Dale Douglass…..+15

Lo de Ainsley fue un momento de ofuscación de casi media hora. Estaba jugando el US Open de 1938 y su bola cayó en el obstáculo de agua del hoyo 16 de Cherry Hills, un par 4. El jugador se olvidó que podía dropar la bola y, debido a este “despiste”, Ainsley acabó intentando sacar la bola del agua a base de golpes hasta sumar 19 en ese hoyo (hay fuentes que dicen que fue un 23).

Dale Douglas tuvo la mala suerte de que Pebble Beach estuviera mal diseñado. A alguien se le ocurrió poner un acantilado a la derecha del hoyo 10, que es donde algunas de las bolas de este jugador acabaron reposando. A lo tonto, Douglas firmó un espectacular 19 en este par 4, algo que aconteció durante la celebración del Bing Crosby National Pro-Am de 1963.

Mitsuhiro Tateyama…..+16

Durante el torneo Acom International del circuito japonés, este es el “score” que necesitó el jugador local para completar otro par 3. Debe ser que en el Ishioka Golf Club este tipo de hoyos miden kilómetros.

Philippe Porquier…..+17

A este jugador no se le ocurrió otra cosa que necesitar 20 golpes para completar un “sencillo” par 3 en el Open de Francia de 1978. No se puede negar que debe ser doloroso ser recordado por algo así en vez de por una gesta deportiva 🙁

Tommy Armour…..+18

Este golfista escocés, abuelo del actual jugador del PGA Tour Tommy Armour III, no era un mal jugador. De hecho, ostenta 27 victorias profesionales, tres de ellas en “grandes” (US Open de 1927, PGA Championship de 1930 y Open Championship de 1931). Curiosamente, una semana después de ganar el US Open, Armour firmó la escalofriante cifra de 23 golpes en un solo hoyo. Sucedió durante el Shawnee Open, concretamente en el par 5, hoyo 17.

Este es el campeón

Como curiosidad, decir que la palabra adecuada para cuando uno firma 15 o más golpes sobre el par es “hacer un Archaeopteryx” O_O Si, de esa especie de aves del periodo jurásico O_O

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.