Las Kirkland y la nieve

Hoy la entrada del blog va a tratar de dos noticias radicalmente diferentes; una de material y otra puramente paisajística. La primera de ellas hace referencia a las bolas Kirkland, que tan de moda ha puesto la cadena de grandes almacenes Costco. Para los desmemoriados, recordar que escribí una entrada del blog sobre su excelente rendimiento y precio contenido, una circunstancia que revolucionó el mercado de este tipo de material en los EEUU. Pues bien, parece que los detalles van trascendiendo poco a poco, entre ellos la posibilidad de que nunca más las volvamos a ver a la venta 😯

Gracias a un artículo de MyGolfSpy y a otro del Wall Street Journal, finalmente las Kirkland parece que no son Kirkland sino Nassau Quattro. Esta bola, que solo se vende en el mercado europeo, tiene rendimiento “tour” y un precio de 40€ la docena. Como había que “colocar” el excedente, un intermediario se las ofreció a Costco…….y se lió una buena.

La susodicha

El problema es que ahora, tras la fiebre generada por estas bolas, toca fabricar más ya que se han agotado en pocas horas, algo a lo que Nassau no está muy dispuesta. Resulta que en la fábrica de Nassau también se confeccionan las bolas de…..TaylorMade 😯 Evidentemente, desde los EEUU, TaylorMade ya habrá mandado un discreto “mensaje” a Nassau en el sentido de que no les hace ninguna gracia que se fabriquen bolas que les van a hacer la competencia, por lo que Costco va a tener que buscar otra marca que les haga este trabajo. ¿Volveremos a ver las bolas Kirkland en las tiendas? Parece improbable que así sea en los mismos términos de calidad-precio. En fin, fue bonito mientras duró 🙁

El segundo tema toca muy de cerca la meteorología. Como saben los tour operadores, España es una especia de paraíso para los europeos que buscan un clima más benigno para poder practicar su afición favorita. El problema es que estos últimos días los caprichos del clima han querido que nuestros campos presenten un aspecto más propio de los suecos o noruegos 😯 Para muestra, un botón, vía GolfinSpain y Jacobo Cestino:

Las Colinas Golf (Alicante), vestido de blanco. Dentro vídeo.

Hacienda Riquelme y El Valle (Murcia) amanecían así

La Manga Club (Murcia) no podía ser menos

¿Hasta donde llegó la nieve? Hasta la misma Málaga. Este era el aspecto del campo de La Zagaleta (Málaga)

En fin, cosas del cambio climático 😉

Share

El driver de Walker

Una de las noticias más comentadas de la 1ª ronda del Tournament of Champions ha sido la longitud del driver del golfista estadounidense Jimmy Walker, primer líder del torneo. Resulta que el jugador tejano, a pesar de la amplitud de las calles de Kapalua Plantation, no estaba satisfecho con las estadísticas de precisión con el “perro gordo”. De hecho, el año pasado fue nefasto desde el tee para Walker ya que ocupó el antepenúltimo lugar entre los jugadores del PGA Tour es ese apartado, con un pobre 48% de bolas en el “fairway”. En la temporada 2016-2017 tampoco estaba brillando precisamente, ya que solo consiguió un 42% de aciertos 😳 Había que encontrar una solución rápida, como……acortar el driver 😳

En este blog he escrito varias veces (esta de 2012, o esta de 2013) sobre los beneficiosos efectos que una varilla más corta tiene sobre la precisión, pero lo de el amigo Jimmy sobrepasó lo que se considera “normal”. Si la media de longitud de la varilla de los drivers en el circuito americano es de 44 ½”, el ganador del PGA Championship tomó una decisión drástica y la cortó en su Titleist 917D2…..a 42 pulgadas 😯 Eso son dos pulgadas y media menos que la media, o sea, 06,35 cms., que se dice rápido. Veamos ahora las consecuencias:

Sí, se ve más corto de lo normal

Jimmy Walker mide 1,88 mts. El año pasado promedió 301.3 yardas desde el tee el año pasado. El viernes pasado solo fueron 273.6 yardas……pero consiguió un 73.3% de calles, lo que significa un importante incremento de la precisión, concretamente de más de un 30%. No está mal. Ello le ayudó sobremanera para alcanzar un tremendo 94.4% de greens en regulación, lo que unido a su excelente día con el putt (SG Putting de +3.460) le concedió el primer lugar de la clasificación. Una lección de la que todos deberíamos aprender 😉

PD: Ya que las 42 pulgadas del driver son menores que lo que suele medir una madera 3, decir que la de Jimmy Walker fue cortada a 41.5 pulgadas, solo media pulgada más corta 😉

Share

Dos cambios

Pues bien, ya hemos entrado en un nuevo año 🙂 Ya se sabe que, por estas fechas, uno suele hacer una lista de buenos propósitos, ejercicio que yo también he practicado. Lamentablemente, uno de los objetivos que me he marcado para 2017 es escribir un poco menos en el blog, una actividad que llevo ejerciendo casi a diario desde el verano de 2012 (1.341 artículos desde entonces). Debido a ello, es posible que las entradas de este espacio no se publiquen los mismos días de la semana que hasta ahora, por lo que estarán un poco más espaciadas en el tiempo. Es la parte negativa de ser independiente, que son solo mis hombros los que soportan la carga (de trabajo y económica), algo que acaba desgastando enormemente.

Volviendo al ámbito del golf, como muchos sabrán, el primer día del año es cuando entran en vigor los contratos de material entre los mejores jugadores del mundo. Seguramente los lectores de este espacio habrán oído hablar de que Rory McIlroy ha abandonado definitivamente los palos Nike y se ha lanzado a los brazos de otra mujer, la señorita Callaway. El tiempo pasa volando. Parece que fue ayer cuando el norirlandés fichó por la marca del “swoosh”….y ya tiene en su mano nuevas “armas”. Son estas:

  • Driver: Callaway Epic Sub Zero
  • Hierros: Callaway Apex MB
  • Wedges: Titleist Vokey
  • Putter: Odyssey (con prototipo de inserto)
  • Bola: Titleist Pro V1x

Como se puede comprobar, McIlroy ha optado por los wedges y la bola de Titleist, mientras el driver, los hierros y el putter serán Callaway. Lo primero que le pasa a uno por la cabeza son los enormes problemas que Rory tuvo en 2013 a la hora de adaptarse a material de Nike, una experiencia que pensaba que no repetiría……..pero poderoso caballero es don dinero. Solo recordar que, en aquella ocasión, la sequía de victorias duró hasta el final de la primavera de 2014.

El otro jugador que ha decidido cambiar de aires es Jason Day. El australiano ha anunciado su firma por Nike para lucir zapatos, gorra y guantes. De esta manera, Day se convierte en el “macho alfa” de la firma estadounidense, visto que actualmente es el jugador más en forma.

Sinceramente, la foto es un poco “cutre” 😯

Y, en esta, la pose es un poco artificial. Como se puede ver, los palos todavía son TaylorMade.

En fin, este jueves ya empiezan otra vez los torneos del PGA Tour con el SBS Tournament of Champions en Kapalua Plantation. Allí podremos ver a un buen ramillete de estrellas en un campo tremendamente bonito. Eso sí que es una buena manera de empezar el año 😉

Share

Tokens&Icons Golf

Señores y señoras, la navidad ya casi está aquí. Se supone que, a estas alturas, los regalos ya deberían estar comprados, especialmente los destinados a los golfistas, que ya se sabe que a última hora cualquier imprevisto puede convertir estos bonitos días en una auténtica tortura. Para los procastinadores, voy a dejar caer algunas ideas que he encontrado en una bonita página web estadounidense llamada Tokens & Icons. Allí encontraremos algunos “gadgets” muy interesantes, especialmente para los fans del TPC Sawgrass y su torneo estrella; The Players.

El primer objeto es una cartera personalizada para los aficionados a nuestro deporte. En este caso, su interior está forrado……con una de las banderas usadas en el The Players de 2014 y 2015. Concretamente, son las de los hoyos 1 al 15. Su precio, 160$, lo que no parece muy caro para ser tan exclusivo.

La siguiente cartera se parece a la anterior pero presenta una variación. Como se puede ver, en el centro lleva adosada un trozo de la cubierta de una bola Titleist……..sacada directamente del lago del hoyo 17 del TPC Sawgrass 😯 Efectivamente, todos los objetos aquí presentados reúnen esta característica, lo que los hace perfectos para nosotros 🙂 Su precio, 70$:

Este es el vídeo con el que esta empresa demuestra que las bolas proceden de donde dicen:

El siguiente en la lista es un par de gemelos. En este caso, también llevan la cubierta de la bola que presenta la cartera que acabamos de ver. Yo no lo sabía pero son los mismos de los que hablé a principios de este año en esta noticia. Su precio, 160$.
Por supuesto, también tenemos versión femenina, con este colgante del mismo estilo. Su precio, 80$:
Para acabar, un reloj muy especial. En su interior podemos encontrar dos de los elementos anteriormente mencionados; la cubierta de la bola Titleist…..encima de un trozo de bandera. Su precio, 325$.
El reverso, con la certificación:
En fin, yo ya he cumplido con mi parte. Ahora toca sacar la tarjeta de crédito y hacer feliz a algún aficionado al golf 😉
Share

El fiasco de Wilson

El pasado 24 de noviembre glosaba yo las virtudes de la idea que Wilson había tenido para lanzar su nuevo driver. Como alguno recordará, el fabricante de material creó un concurso televisivo en Golf Channel en el que diversos equipos luchaban para diseñar el “perro gordo” que mejor cumpliera las expectativas de los futuros compradores.

Ocurre que en empresas tan grandes como Wilson, el trabajo se tiene que repartir entre los diversos equipos, y también resulta que uno o varios de ellos no hicieron lo que se esperaba porque hoy se ha sabido que el Triton, que así se llama el palo, no es conforme a las reglas y sus compradores de momento no los podrán usar en competiciones oficiales. Veamos el relato de los hechos:

Aquí, “er bisho”

Evidentemente, los programas de televisión estaban grabados antes de su emisión (dicen que en julio), porque el lanzamiento del nuevo driver se produjo solo un día después del capítulo final del concurso. Por ello, el procedimiento “normal” hubiera sido que alguien se hubiera preocupado de enviar una muestra a la USGA con bastante antelación para que el día que se anunciaba el inicio de su venta los compradores tuvieran la certeza de que lo podían usar en cualquier evento. Posiblemente, en Wilson sabían que hay periodistas que leen minuciosamente la lista de drivers conformes que el “governing body” publica regularmente, y para evitar que se “descubriera el pastel” ajustaron demasiado los plazos. La consecuencia es que el veredicto de la USGA ha llegado cuando se habían vendido unos cuantos de ellos a 450$, con el agravante de que ha sido contraria a sus intereses.

Por suerte, los amigos de MyGolfSpy han escrito un artículo explicando cual era el problema, que se circunscribe solo a los modelos de 10.5º y 12º grados. En primer lugar, la parte final de la suela intercambiable. Parece ser que el hecho que sobresalga algunos milímetros no acaba de encajar con las reglas. Wilson ya ha preparado una nueva suela, en la que han enmendado el error y la han bautizado con las siglas DVD para diferenciarla.

Esta es la sutil diferencia entre la “buena” (D) y la “mala” (I)

Parece que el otro problema se refería a cuando se configuraban los pesos intercambiables con el de 12 gramos en la punta y los otros dos de 6 gramos en el talón y en la parte de atrás de la suela. Así distribuidos, el tiempo que pasaba la bola en contacto con la cara del palo no era el adecuado. En cualquier caso, parece que la solución estará lista antes de navidades.

En fin, que a Wilson le va a salir cara la broma. Evidentemente, cuando se produce un problema de este calibre, supongo que alguien deberá asumir la responsabilidad de lo sucedido. ¿Será el jefe del proyecto?¿será un simple trabajador que servirá de cabeza de turco? Vaya usted a saber 😉

Share

A vueltas con TaylorMade

Ayer, TaylorMade convocó a los periodistas especializados en golf a una presentación. Como muchos se pueden imaginar, el motivo no era otro que presentar su nueva línea de palos para 2017, una costumbre que suelen practicar un par de veces cada año (ya di cuenta en 2015 de ello en el blog). Vamos allá con los detalles:

En primer lugar, la bola. La novedad se llama TP5 y TP5x. Se trata de una bola de 5 piezas, de las cuales tres son núcleos y las otras dos, cubiertas. Ya sabemos como se presentan estas cosas, que si incrementa la distancia, que si además sigue teniendo mucho spin alrededor del green, etc. En fin, que por ese precio me quedo con las Costco 🙂 Foto vía Mike Stachura

tmbola

En segundo lugar, los wedges. A los amigos de Carlsbad se les ha ocurrido que podían trasladar el acabado fresado de la cara del palo a la suela del mismo. Así, en la rueda de prensa se mostró una imagen del aspecto que tendrán estos nuevos palos. Personalmente, no veo la ventaja ya que precisamente el fresado está pensado para ofrecer más fricción (o sea, resistencia) por su rugosidad.

tmwedges

En tercer lugar, los hierros. Como se puede ver, las raburas están por todas partes, destacando las verticales de la cara del palo y la del “hosel” (pieza que enlaza con la varilla). Foto vía Golfalot.

tmhierros

En cuarto lugar, los híbridos, que incorporan un peso movible para poder personalizar el tipo de vuelo de la bola que uno quiere hacia el draw o el fade. Imagen de David Dusek.

tmhibrido

Para acabar, el driver. El M1 tiene unos cuantos aparatejos en la suela con la intención no solo de promover un draw o un fade sino también para cambiar el centro de gravedad.

tmdriver

Lo curioso del caso es que se llevaron a los periodistas a un campo de prácticas, donde Dustin Johnson les demostró lo largo que iba el driver. Incluso los amigos de GolfWRX (versión juvenil de GolfDigest) publicaron una imagen de los número de TrackMan:

tmtrackman

Velocidad de la bola, casi 180 MPH (aproximadamente 120 MPH de velocidad de la cara del palo si dividimos entre un smash factor perfecto de 1.50), ángulo de lanzamiento de 12.9 grados, distancia de vuelo 318 yardas y distancia total, 342.9 yardas. La cosa se quedaría aquí, con un gran “Oooohhhh” si no fuera porque me he acordado de unos números de TrackMan que Claude Harmon publicó hace un mes. Son estos, vía Scott Beaven:

dustintrackman

Velocidad de la bola, 186.5 MPH, (123.9 MPH de velocidad de la cara del palo), ángulo de lanzamiento de 12.2 grados, distancia de vuelo de 333.7 yardas y distancia total de 355.4 yardas. O sea, que con solo 6 MPH más de velocidad de la bola consigue 22.5 yardas más. ¿Con el palo antiguo? Y yo que pensaba que con este nuevo palo iba a hacer por lo menos 10 o 15 yardas más que antes 😉

Share

Driver vs. Driver

Antes de todo, disculpas por la falta de entrada del blog de ayer. La verdad es que estaba muy cansado y preferí dejarlo para el miércoles, el día que teóricamente no publico, con el objetivo de no perpetrar un esperpento 🙁

Una vez dicho esto, vamos al grano. Hoy voy a hablar de una iniciativa que me ha gustado mucho y que tiene por protagonista al fabricante de material Wilson. Los responsables de la marca estadounidense decidieron que ya era hora de sacar a la venta un nuevo driver, aunque esta vez el proceso de creación iba a ser diferente. Para ello, decidieron convocar un concurso de ideas en el que cada equipo aportara su visión de como tenía que ser el palo, y que además sería retransmitido por Golf Channel en un programa llamado “Driver vs. Driver”. Tras varios meses de trabajo -concretamente 16- junto a los ingenieros de Wilson, el driver ganador fue el llamado “Triton”, de Eric Sillies.  Este señor es un diseñador que tenía como experiencia previa haber trabajado como becario para Nickent Golf (propiedad de Dick’s Sporting Goods) en 2012.

Hablemos del palo. Se trata de un driver que tiene una ayuda visual muy curiosa en la parte superior, y cuya suela es intercambiable entre dos modelos fabricados con diferente material. Una de ellas es de fibra de carbono (9 gramos) y la otra es de titanio (22 gramos), lo que también permite modificar las características del palo. Veamos algunas fotos:

La suelas y los pesos intercambiables

triton1

La ayuda visual

triton2

La cara del palo, curiosamente sin ninguna estría

triton3

La victoria en el concurso ha sido muy dulce ya que el vencedor se ha llevado a casa la bonita cantidad de 500.000$ 😯 Con  muy buen criterio para los plazos, Wilson pondrá a la venta el palo este mismo “black friday” al precio de 449$

Bonita suma 😉

triton4

Desde aquí mi enhorabuena a Wilson por la original idea 😉 Para acabar, un vídeo sobre el particular:

Actualización de 12/12/2016: La USGA ha determinado hoy que varios de los modelos del Triton no son conformes a las reglas. Menudo “fail” de Wilson 😳
Share

La gran mentira de los drivers

Para el que no lo recuerde, hace unos días escribí una entrada del blog dedicada a la gran mentira de las bolas de golf, en la que demostraba que no siempre hay que fiarse de lo que la publicidad nos quiere vender porque existen bolas que por mucho menos precio rinden igual o mejor que las más renombradas.

Hoy, gracias a un artículo de MyGolfSpy, voy a tratar un caso muy parecido aunque no igual; el de cuanto cuesta construir un driver por el que nos cobran cerca de 500 euros. Como ya comenté con respecto a las bolas, el precio de construcción de un driver de postín es mucho menor de lo que nos imaginamos. Veamos cuanto cuestan cada una de sus partes.

driver-infographic

Como se puede comprobar, construir un driver no cuesta ni 100 dólares. Vaya por delante que confío en las informaciones de MyGolfSpy, pero en este caso creo que la cabeza del palo sería todavía más barata. Una de las cosas que más me sorprenden es el precio de la varilla, que en este tipo de palos no son precisamente de las peores sino que están fabricadas por marcas de reconocido prestigio como Fujikura y compañía. Si en este caso el coste es de 12$, no creo que las varillas aftermarket o “pata negra” cuesten más del doble. Teniendo en cuenta que nos las venden al público por 300 euros, el beneficio es brutal.

Este caso me recuerda mucho al problema de la piratería en la industria musical. Si las discográficas se dedican a pagar miles de millones a los artistas para luego trasladar al precio del CD esos honorarios, no es de extrañar que los consumidores se nieguen a ser los tontos del bote y acaben escuchando gratis la música en internet. Con respecto a los palos de golf, una vez leído este artículo, tampoco es de extrañar que los golfistas aficionados se nieguen cada vez más a pagar precios exorbitantes por un driver para que luego -por ejemplo- Nike abone a Rory McIlroy millones de dólares anuales. Personalmente, siempre he esperado unos meses para agenciarme un buen palo a un buen precio en las tiendas de Gran Bretaña, con más razón si sé que la construcción del palo les cuesta una cuarta parte con respecto a lo que se pide en una tienda. Que cada uno haga sus cuentas 😉

Share

Gadgets (XXIV)

Vuelvo una vez más, y ya van 24, a incidir en el tema de los gadgets que usan los profesionales. Esta vez son cuatro los artefactos o técnicas usadas, empezando por la que este verano pasado puso en práctica Anthony Wall tras jugar 40 hoyos en un día. La crioterapia, de la que ya he hablado alguna vez por aquí, supone someterse a temperaturas de -135º. La foto es del European Tour:

crioterapia

El segundo protagonista es Ian Poulter, que hoy mismo publicaba este vídeo en el que utiliza el Light Cure, un láser medicinal de clase IV que según el jugador inglés le baja la inflamación muy rápidamente.

El siguiente en la lista es Bryson DeChambeau, un jugador al que nunca veremos hacer algo “normal”. Esta vez se ha dedicado a pegar bolas utilizando un curioso artilugio que supongo le servía para no mover la cabeza durante el swing. Y si algún día tiene que ir a montar a caballo, ya tiene riendas para ponerle al equino 🙂 (foto de David Dusek):

brysonriendas

En último lugar, un artilugio muy sencillo que fue inmortalizado por los chicos de GolfWRX el pasado mñes de julio en el Canadian Open. Como se puede ver, el jugador patea con lo que dicen en esta web que es un cordel atado al putter pero que estoy caso seguro que es una goma. De esta manera, el golfista entrena la sensación de “pasar” el palo sin caer en la tentación de parar el golpe justo tras el impacto, lo que dificultaría lo que se viene a llamar “rodar la bola” correctamente.

goma

Bonus Track

Como “regalo”, un Vine de Billy Hurley III llevando a cabo un “tip” muy curioso durante la celebración del Quicken Loans National del pasado mes de junio.

De esta manera, el amigo Billy tiene la acertada sensación que cambia totalmente el peso de pie. Y digo acertada porque ese mismo día consiguió la victoria en dicho evento 😉 Hasta la próxima.

Share

La gran mentira de las bolas

No nos engañemos; hay muchos jugadores a los que les gusta imitar a los mejores profesionales. Por supuesto, ello incluye jugar las mismas bolas que ellos, cuando la realidad es que la inmensa mayoría de los amateurs no tienen ni de lejos el swing requerido para comprimir una Titleist ProV1. A todos ellos les iría mucho mejor una bola de baja compresión como la Srixon Soft Feel, o la Wilson DX3, modelos que tienen un precio mucho más contenido y que les va a proporcionar mejores sensaciones. A pesar de ello, son muchos los que se acaban gastando casi 60 euros por 12 bolas de este tipo, quizás en la creencia que les va a ayudar en algo a su juego. Personalmente, juego hace varios años con un handicap por debajo de 10 y jamás he utilizado una ProV1, y tampoco la he echado de menos. Lo más cercano fueron las Titleist NXT Tour que un amigo me sacaba a precio de coste, bolas con las que ya tenía suficiente dado mi lamentable swing 🙁

La palabra es sobrevaloradas

prov

Dejando de lado la parte técnica, lo que pocos saben es que fabricar una ProV cuesta una ridiculez. Ya hace años que leí un artículo en el que se demostraba que el precio del material por unidad no llegaba si a los 50 cts. de $, por lo que incluso sumando los costes laborales, etc. el precio total dejaba un margen enorme. No en vano, en el mundillo se dice que donde Titleist realmente gana dinero es con las bolas. Visto lo visto, no es de extrañar que últimamente le hayan salido competidores. La ventaja de nuestros tiempos es que ya tenemos radares doppler para comprobar algunos de los bulos más antiguos. Ya pasó con el test que MyGolfSpy realizó con las bolas Snell, que rindieron mejor que las Titleist a un precio inferior (solo 30$ la docena), y ha vuelto a pasar con las bolas que ha comercializado la cadena de distribución Costco en EEUU….a 15$ la docena 😯

Efectivamente, las Kirkland Signature rinden prácticamente igual que las ProV con wedges y hierros, pero le pegan una soberano repaso con el driver al alcanzar una distancia 10 yardas más larga……costando 4 veces menos :shock. En este artículo se pueden ver los números.

Estas sí valen la pena. Bola de 4 capas, a un precio asequible.

kirkland-signature

Todo esto me recuerda la lamentable manera en que hace un año Decathlon, Beamonte y compañía publicitaban el material de esta multinacional. Tal y como le comenté a la agencia de publicidad para que se lo transmitieran a su cliente, lo mejor que pueden hacer es una prueba en un radar doppler para DEMOSTRAR científicamente que sus bolas son tan buenas como cualquier otra. Lo demás es pura palabrería. De todas maneras, con las Kirkland lo tienen complicado. Bendita tecnología 😉

Share