Un campo reversible

Hace un año y medio escribí una entrada del blog sobre Sheep Ranch, un campo de golf de 13 hoyos del complejo de Bandon Dunes que se podía jugar como a uno le diera la gana 😯 Su autor era -nada más y nada menos que- Tom Doak, uno de los mejores arquitectos de campos de golf de la actualidad junto a Gil Hanse y Coore&Crenshaw. Doak está dotado de una increíble imaginación que le ha llevado a dar una nueva vuelta de tuerca al diseño de este tipo de recorridos con…….un campo reversible 😯

Efectivamente, el amigo Tom recibió el encargo de parte del millonario propietario del campo de Forest Dunes (Roscommon, Michigan) Lew Thompson y se puso manos a la obra. No era una tarea inasequible ya que el mismísimo Old Course de St. Andrews se puede jugar desde el hoyo 1 al 18 o al revés. “Solo” hacían falta 18 greens…..y 36 tees de salida. Así, un lunes se puede salir desde el tee del hoyo 1 hacia el green del mismo número, y el martes salir de un tee al lado del green del hoyo 18 hacia el green del hoyo 17 😯

Mapa del nuevo campo de Forest Dunes

DoakForest

Esta manera de organizar el juego tiene ventajas e inconvenientes. Por un lado, es positivo para el mantenimiento del campo ya que las chuletas cambian de lugar cada día y no estropean la misma parte del recorrido. Por otra parte, es un auténtico dolor de cabeza para el diseñador, que tiene que pensar como construir los greens para que reciban la bola desde diferentes ángulos.

En rojo, uno de los sentidos de juego. En azul, el contrario.

DoakForest1

Para acabar, un detalle curioso. Como he comentado, Tom Doak es todo un personaje. Ávido golfista con handicap 5, para avanzar en su proceso creativo le gusta ir jugando el campo mientras está en construcción, lo que nos proporciona una estampa curiosa. En este vídeo de Matt Ginella podemos ver como lo hace 😉

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.