Shipnuck, Tiger y el Masters

En la entrada del blog que dediqué hace un par de días a los cambios operados en el Augusta National, mencioné de pasada en el apartado dedicado al hoyo 15 la famosa infracción de Tiger Woods en la edición del año pasado. Una de las frases que escribí sobre ese episodio fue, literalmente, esta; “No la voy a comentar más porque me sale la mala baba y este artículo no la merece”. Pues bien, la mala baba ha aparecido. Y no lo ha hecho espontáneamente, sino concienzudamente inducida por el periodista de Golf.com Alan Shipnuck en un espectacular artículo que acaba de publicar. Vale que son cinco páginas y está en inglés, pero vale la pena pedirle el favor a un amigo o traducirlo en el Google porque no tiene desperdicio. Es este.

Alan Shipnuck

Alan-Shipnuck_0

En primer lugar, el bueno de Alan nos revela que los jugadores y caddies ya habían estado hablando con anterioridad que las banderas eran el doble de gruesas que en los años anteriores y que esa circunstancia podía acabar perjudicando gravemente a alguno de los participantes. Pues hete aquí que el protagonista acabó siendo Woods. Todos sabemos lo que ocurrió, por lo que lo obviaremos.

La primera sorpresa es saber que David Eger, el prestigioso experto en reglas que denunció el caso, ya conocía a Fred Ridley (presidente del Comité que exoneró a Tiger) con anterioridad y que su relación no era precisamente cordial. Eger fue ex-profesional del PGA Tour (actualmente juega el Champiosn Tour, donde ha ganado cuatro torneos), Director de Torneos y Vicepresidente de Competiciones del mismo circuito, y Director de Reglas y Competiciones de la USGA. Un crack de las reglas, que las vive como una religión.

David Eger

david-eger-golf

Resulta que Eger, como he comentado, había tenido un par de encontronazos con Ridley. Eger participó en la Walker Cup de 1989, y al conceder a un contrario un putt de un metro, su capitán le abroncó. Sí, era el amigo Fred. Eger no se lo tomó demasiado bien porque creía que aquella concesión había sido correcta y caballerosa. El segundo incidente tuvo lugar en el US Open de nueve años después. Mientras Eger practicaba en un green durante un receso, Ridley (a la sazón tesorero de la USGA y árbitro en aquél evento) se acercó a él para sugerirle que igual estaba cometiendo una infracción. Eger, conocedor de que las reglas le permitían hacerlo, le dijo que se enterara mejor de lo que no se podía hacer en el torneo y siguió practicando. Efectivamente, Riley no se sabía bien las reglas y se había equivocado. El sentir general, incluso reconocido por Mike Davis (Director Ejecutivo de la USGA), es que Ridley no es un auténtico experto en reglas sino alguien con un perfil más “político”. En 2007, Ridley entró en el Comité del Masters.

Ridley

Fred+Ridley+Masters+Preview+Day+3+tdHFvXhAp1wl

Juntemos todas las piezas. Eger llama a un árbitro del Masters, este le comunica a Ridley que Eger le ha llamado y que puede haber una infracción de la gran atracción del torneo….y el bueno de Fred se va solo a una habitación a ver la grabación. Sale de la misma y dice que todo está bien. Ni siquiera llama a otros árbitros o al jugador para visionar el vídeo……¿para dejar en mal lugar a Eger? Le salió el tiro por la culata porque el mismo Tiger Woods se auto-inculpó en sus declaraciones a la prensa. Y aquí viene otra de las revelaciones.

Brandel Chamblee (sí, el analista de Golf Channel que posteriormente llamó a Tiger tramposo “poco caballero” por lo sucedido) estaba trabajando en el torneo. Cuando en las redes sociales empezó a cuestionarse el dropaje de Woods la misma noche del incidente, Chamblee reclamó que se hablara de ello en la retransmisión en directo……algo que le fue denegado por los productores del programa. ¿La ley del silencio en el Masters? Finalmente, tuvo que ser Jim Nantz (CBS) el que hiciera “saltar la liebre”, aunque a Ridley le costó asumirlo. Relata Shipnuck que, al llamar Nantz a Ridley para preguntarle sobre la posible infracción, este último siguió sin darle importancia hasta que el locutor le informó que el propio Tiger la había admitido. Obligado por las circunstancias, a Ridley no le quedó más remedio que volver a visionar el vídeo…..esta vez con dos árbitros más.

Una vez “descubierto el pastel”, Brandel Chamblee abroncó al día siguiente a sus productores por no dejarle hablar.

Brandel

El resto es historia. El Comité, en base a su propio error, “absolvió” a Woods de la descalificación y Fred Ridley no ha asumido su grave proceder durante este incidente ni cuando el R&A y la USGA le “tiraron de las orejas” en un comunicado conjunto. Lo cierto es que, cuantos más detalles conozco, más claro me parece que si el jugador hubiera sido “pepito de los palotes”, nunca hubiera jugado el fin de semana. O de que, si hubiera sido otro jugador y no Woods, a pesar de no ser descalificado, él mismo habría renunciado a seguir disputando el torneo 😉

PD: De lo Tiger en el del The Players y el BMW Championship no pienso hablar más, que entonces sí que se me abre la úlcera 🙂

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.