Dos pares 3

Tras unas semanas sin publicar ni una entrada sobre tiempos pretéritos, voy a enmendar el error hablando sobre la evolución a lo largo del tiempo de un par de hoyos de par 3 que pertenecen a la categoría de “hidden gems” (se podría traducir como “tesoros ocultos”). No es que no sean conocidos, sino que no lo son tanto como el hoyo 12 del Augusta National, el 7 de Pebble Beach o el 17 del TPC Sawgrass, por poner algún ejemplo.

El primero de ellos está situado en el Columbia Country Club de Chevy Chase (Maryland). Se trata del hoyo 16, seguramente el más icónico del campo. Esta club fue fundado en 1898 y albergó el U.S. Open de 1921, con lo que su pasado no es desdeñable. En sus orígenes, concretamente en 1911, el hoyo 16 se veía así (vía @tullfescue):

Hoyo16Columbia

Ya en 1921, poco antes de organizar su único “grande”, el diseño era este (vía @tullfescue). Como se puede comprobar, hasta cierto punto había perdido la “cordillera” que delimitaba el green:

Hoyo16Columbia1

Al año siguiente, el del “major”, se remodela el recorrido y parece que se recuperan dichos promontorios (vía @AnthonyPioppi):

Hoyo16Columbia2

En la actualidad, el diseño no se parece en casi nada al original. Tampoco sé qué pensaría un jugador moderno si tuviera que usar un wedge para poder superar sus “colinas” para acercar la bola al agujero 😉

Hoyo16hoy

Seguro que más de un lector del blog admitirá que su configuración actual recuerda mucho al “Golden Bell”. La realidad es que este hoyo sirvió de inspiración a Bobby Jones a la hora de diseñar el hoyo 12 del recorrido en el que se juega el Masters, un dato que además me va a ayudar a presentar a nuestro segundo ejemplo de hoy. Este nos llega desde ese gran campo llamado Pasatiempo, obra del excelente arquitecto  Alister MacKenzie….el diseñador del Augusta National 😉 Su hoyo más conocido es el 18, un par 3 que sirve para acabar el juego, algo que también ocurre en otros campos como el Old White TPC de C.B. Macdonald (Greenbrier Resort). Veamos como se veía de bien en 1929 (vía @hainesy76):

Pasatiempo

Posteriormente, se eliminaron los bunkers frontales y se modificaron los del fondo de green, lo que dejó el diseño así (vía @hainesy76):

Pasatiempo1

Finalmente, se encargó a Tom Doak la remodelación de este hoyo, dejándolo casi como en sus orígenes. Esta es la foto (vía web del club):

Pasatiempo2

Al igual que pasó ya con Pinehurst nº 2, la tendencia actual es a recuperar la estética del pasado…..y si puede ser a base de “naturalizar” el recorrido, mejor. Pasatiempo es uno de los campos que va a tener que aprender a hacerlo ya que la larga sequía que están padeciendo en California ha provocado restricciones de agua que está obligando a ello. Es una vuelta a las raíces del golf en toda regla 😉

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.