De obras

Hoy me ha llamado la atención las obras que se están llevando a término en dos campos de renombre situados en tierras escocesas; St. Andrews y Gullane. Las realizadas en el primero de ellos se circunscriben de momento al recorrido “New Course” pero tienen una gran importancia ya que es posible que la “fiebre” acabe por trasladarse también al “Old Course”. Se trata del llamado proceso de “naturalización” que tuvo como punta de lanza al campo estadounidense de Pinehurst nº 2 y que tanta admiración levantó en el mundo del golf por su belleza estética y ahorro de agua.

Lo que se está llevando a cabo en el New Course es un proceso por el que se está arrancando el famoso “gorse” (ese arbusto tan típico del lugar) y se están reconvirtiendo dichos lugares en las zonas arenosas que se encontraban en el lugar originalmente. No hay que olvidar que los campos links estaban tradicionalmente situados en zonas de dunas. La “pista” la daban numerosos grabados con muchos años de antigüedad que mostraban a la Reina María Estuardo practicando nuestro deporte. Un ejemplo, que ya incluí en la entrada del blog que dediqué a este personaje histórico:

mary

Así, la excavadora se ha puesto manos a la obra y ha empezado por la zona que se encuentra entre el hoyo 11 y el 12 de dicho recorrido.

La propuesta del arquitecto Martin Ebert, autor de la reciente remodelación de Turnberry a propuesta de Donald Trump.

dibujoebert

La máquina, trabajando a destajo

maquinanewcourse

El resultado final

newcoursearena

Personalmente, soy de la opinión que este proceso de naturalización acabará por llegar al campo más icónico del mundo. Otra cosa es cuando, porque si ya supuso un “sacrilegio” su reciente remodelación, posiblemente serán muchas las voces que se volverán a alzar contra esta nueva filosofía.

Vía Anthony Pioppi

Share

6 opiniones en “De obras”

  1. No lo había leido. Muy interesante. Ahora mismo te diría que un buen artículo sería ver la nueva imagen del CNG, parecido al PH nº2.
    Es un tema de debate inmenso. El otro día escuchaba a uno de los candidatos de la RFEG hablar de las miserias de este campo. Sinceramente no sé en que mundo vivimos cuando además este señor tenía como premisa masificar el golf.

  2. Te lo agradecería. Es importante recalcar que el campo CNG tiene un uso y disfrute para los madrileños de forma directa por cercanía. Sobre todo para aquellos jugadores amantes del golf que no tienen la suerte de tener una acción de un club privado o un club privado con terreno publico. Ese es el futuro del golf. Lo vean como lo vean, lo pinten como lo pinten. Deberíamos tener varios CNG en varias zonas de España. De forma sostenible tanto a nivel medio ambiental como a nivel económico. Dar la oportunidad de verdad de jugar al golf.

    1. En Barcelona teníamos un campo público pero la RFEG y la territorial catalana lo vendieron. Fíjate lo interesados que están en promocionar el golf 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.