Barnbougle

No creo que me equivoque si digo que Bill Coore y Ben Crenshaw están en el podio de los mejores arquitectos de campos de golf del planeta. Su éxito más reciente se produjo el pasado verano cuando se puso a prueba en dos US Open (masculino y femenino) la renovación de Pinehurst nº 2. Para más señas, también soy un enamorado de su estilo “naturalizado”, que permite grandes ahorros en agua y mantenimiento, lo que debería redundar en green fees más baratos.

Hoy, en la entrada del blog, no nos vamos a fijar en este último recorrido sino que vamos a viajar al otro extremo del mundo, concretamente a las costas de Tasmania. Allí, el amigo Coore diseñó hace poco más de cuatro años “The Lost Farm at Barnbougle Dunes”. Se trata de un precioso campo links que combina a la perfección las salidas amplias y francas con las cortas y estratégicas. Como curiosidad, decir que su tarjeta consta de 20 hoyos, que se pueden jugar en la misma vuelta. Veamos algunos de ellos:

LostFarmGolf006

barnbouglelostfarm3

Barnbougle

Otra de sus singularidades son sus reglas locales. Hay dos de ellas que merecen destacarse y que rezan así;

– Para cualquier bola perdida en el recorrido, por favor use la “regla de dropaje irlandesa”, que es; drope una bola en el punto de entrada y apúntese un golpe 😯 Por lo tanto, si nuestra bola se va fuera de límites, nos piden que juguemos bajo golpe de penalización pero sin perder distancia, como obliga la regla 27-1 😯

– Si su bola acaba en una huella de pisada en un bunker, usted está habilitado para colocarla en el punto más cercano de alivio, sin acercarse a la bandera, y sin penalidad 😯 Sin comentarios 😳

En fin, que si algún día hacéis un viaje a esta preciosa isla, además de intentar avistar a los famosos “diablos”, no olvidéis hacerle una visita a este espectacular campo 😉 En este link tenéis los vídeos de todos los hoyos, más que nada para ir haciendo boca.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.