Volvemos a 2005 y el oso bogey

No sé si ha sido el revuelo del Masters de Augusta, o cualquier otra noticia, pero se da la circunstancia de que en la cuenta de Twitter de la RFEG no he visto que se publicase estos días ni una sola referencia a la evolución de las licencias en este año 2014. Es cierto que había escuchado algunos rumores por la red, pero no fue hasta que leí este valiente artículo de Álvaro Beamonte en Golf Confidencial cuando busqué los documentos en la web de la RFEG y me dí de bruces con la realidad; volvemos a 2005.

Efectivamente, el recuento del mes de abril que han “olvidado” publicitar nuestros amados federativos arroja la escalofriante cifra de 19.550 licencias amateurs menos con respecto al 31 de diciembre de 2013. Es decir, casi un 7% menos de jugadores totales 😯 Recordemos que el descenso de los últimos años en términos porcentuales fue del -1,6% (-5.453 jugadores), -1,9% (-6.130 jugadores), -3,5% (-11.518 jugadores), y -6% (-18.898 jugadores). Con el casi 7% de este primer trimestre, hace un total de casi un 20% menos de licencias o, lo que es lo mismo, 61.549 jugadores menos que el uno de enero de 2010 😯 ¿A qué nivel nos sitúa estos números? Camino del año 2005. Es decir, en cinco ejercicios nos hemos situado por debajo del nivel de hace ocho años.

Lanzamiento

¿Qué hace la federación para detener esta sangría, más allá de seguir escondiendo sus cuentas detalladas? Por lo que he podido leer, nada. Lo que yo creo es que nuestros bien pagados dirigentes (que nadie me venga con la mentira cantinela de que lo hacen gratis porque en la RFEG hay sueldos de escándalo y los “gastos pagados” son salario en especie según el IRPF) no tienen ni pajolera idea de lo que hacer. Como en la estatal no hay ni un ejemplo, vamos a probar en la Federación Madrileña.

Mi primer y único contacto con esta federación fue a principios de año. Casualmente, encontré una foto en un artículo de Mike Belindo para Crónica Golf en la Ryder Cup 2012 en la que aparecía su presidente Ignacio Guerras y varios directivos de la misma (Alfonso Fernández de Córdoba, Carlos Martín y Vicente Salgado pone en la noticia) en Medinah.

Parece que los directivos se lo pasaron “pipa”. La pregunta sería ¿a cargo de quien? (Foto de Mike Belindo para Crónica Golf)

Guerras

Uno, que es curioso, decidió preguntar vía Twitter quien había pagado las facturas de dicho desplazamiento a los EEUU, porque me parece un dispendio importante y estaría bien saber si va a cargo de los sufridos federados de la capital del reino. Este es el momento.

Debió ser que no lo vieron…..o quizás es que optaron por la callada por respuesta. El caso es que no he salido de dudas. Yo pensaba que las redes sociales eran un buen instrumento para interactuar con los federados, aunque igual solo es para que les echen flores 😉 La siguiente noticia en la que los mencionaron fue para hablar de la aparición del “Oso Bogey”, un muñeco con cuenta en Twitter que parece que sirve para “conectar” con los más jóvenes. La idea dicen que ha sido de un tal Javier Gervás, de la empresa JGolf18.0…..un momento, que ese nombre me suena. Vale, ya me acuerdo; es la misma persona de la que ya escribí en relación al golf y la red Gürtel y cuya anterior empresa (Matchgolf) fue registrada por la policía con relación a ese caso. Parece ser que la cerró y creó una nueva, con distinto nombre.

Retomando el tema, ver que el único recurso de la Federación Madrileña es un oso de trapo en la red del pajarito, cuando han perdido casi 5.300 federados desde el 31 de diciembre pasado, nos muestra lo que puede ser la tendencia general en los próximos años; ¿la parálisis institucional? Más vale que sean valientes e intenten ser algo más imaginativos, como bajar precios (siempre recomiendo este artículo de Golf76 sobre lo que es gestionar bien, como los franceses) e instar a que los campos también sigan esa senda. En una crisis que se antoja muuuuy larga, la barrera más alta que los aficionados tienen que saltar es la económica. Hay que ser realista; los tiempos de vacas gordas, de la burbuja inmobiliaria, nunca van a volver porque vivimos una situación totalmente artificial. Y, si no se hace algo, esto tiene visos de tragedia porque el problema igual no son tanto los que juegan hoy sino que en poco tiempo no va a existir relevo generacional para los golfistas del “baby boom”.

Datos de la RFEG sobre licencias:

Histórico

A 31 de diciembre de 2013

A 1 de abril de 2014

Share

4 opiniones en “Volvemos a 2005 y el oso bogey”

  1. La situación es grave, pero no sólo para nuestro país. Gran Bretaña acaba de anunciar una pérdida de 150.000 jugadores el año pasado, en E.E.U.U están en la misma situación.
    El mundo ha cambiado, la crisis lo ha cambiado todo y lamentablemente no soy muy optimista sobre ella tal y como nos quieren vender.
    Necesitamos una reestructuración general del golf en España pasando por todos, R.F.E.G, federaciones territoriales, asociaciones de campos, campos de golf, asociaciones de gerentes, asociaciones de greekeepers, PGA, medios de comunicación, TODOS.
    Lo que sí es cierto que así, pensando como lo hacíamos y por la misma gente que hace 20 años, de esta no salimos.
    Hacen falta nuevas personas, hacen falta nuevas ideas, hace falta creatividad, hace falta ilusión, trabajo y dedicación pero lamentablemente estamos anclados en la gloria del pasado y no nos damos cuenta que se nos ha “pasado el arroz”

  2. En todos lados se cuecen habas. En la Asociación Argentina de Golf los directivos también se dan gustosos viajes, mientras que la mátricula anual cuesta un 25% de un sueldo mínimo.

    1. Efectivamente, es lamentable que esta gente se dedique a pegarse la gran vida a costa de los federados, especialmente con el coste que tiene la cuota. Y que conste que, aunque no estuviera tan mal la economía, pensaría exactamente igual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.