Un torneo “especial”

Esta entrada no va a ser “seria” en términos golfísticos (de vez en cuando, hay que tomarse alguna licencia para aclarar la mente) ya que voy a hablar de Justin Williams, un camarero del Tam O’Shanter Golf Club que ha destapado una historia digna de la portada de cualquier revista sensacionalista.

Los socios de este club, radicado en Nueva York, tenían por costumbre celebrar un torneo “solo para hombres” una vez al año y los detalles del mismo se han podido saber “gracias” a la disputa que Williams ha establecido con los propietarios del club por su reciente despido. El día de la celebración del torneo, los dueños del club daban fiesta al personal femenino e instruían al resto de trabajadores para que no comentaran con las esposas de los socios los detalles que rodeaban al evento, así como les ordenaban dejar sus teléfonos móviles apagados para evitar comprometedoras fotografías. ¿La razón? Parece ser que en cada tee de salida, además de las abundantes bebidas alcohólicas, se situaba estratégicamente a una “stripper” que hacía las delicias de los jugadores. No contentos con ello, las chicas también entraban en la casa club a la hora de la comida. Esto no sería noticia si no fuera porque las “strippers” acababan retirándose discretamente a una hora determinada para dar paso a una decena de meretrices que ofrecían sus “servicios” a los jugadores del torneo…….servicios que incluso llevaban a cabo en alguno de los greens del recorrido.

El caso ha saltado a las portadas de los periódicos locales y parece que alguno de sus socios va a tener que dar explicaciones en su casa de cual fue su “papel” en el torneo. Las autoridades del lugar (ya sabemos como son los estadounidenses con estos casos) ya han tomado cartas en el asunto y se espera que el caso sea prontamente resuelto. El único detalle que no he conseguido saber con respecto a este “especial” campeonato es………¿cuantos puntos stableford hizo el ganador?  🙂

                                                 ¿Solo para “miembros”?

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.