Solheim Cup 2015, días 2 y 3

Lamentablemente, ayer nos quedamos sin entrada del blog por una razón muy simple; el patético ritmo de juego mostrado en la Solheim Cup. A pesar de que los circuitos femeninos son de los que mayor esfuerzo dedican a erradicar esta plaga, el espectáculo que hemos tenido que aguantar los tele-espectadores ha sido ridículo. Por la mañana, tardaron más de una hora en jugar los 3 hoyos de la jornada anterior. El resto del día, el espectáculo fue similar y otra vez hubo que acabar varios hoyos el domingo por la mañana. Como sería la cosa que aproveché el tiempo que tardaban las jugadoras en golpear la bola para trabajar un poco con el Photoshop y crear un nuevo logo de la competición. Es este:

SolheimCup1

Una vez dicho esto, no voy a ser nada original y voy a hablar del incidente de reglas acontecido en el hoyo 17 de la sesión matinal de “four ball”. Es este:

Como se puede ver, la estadounidense Alison Lee patea, falla, y la inglesa Charley Hull se mueve con dos caddies para ir al encuentro de su compañera Suzann Pettersen, que la esperaba en la salida del green. La amiga Lee, novata que es ella, interpreta que se le ha concedido el putt y levanta su bola. Inmediatamente, Pettersen reclama al árbitro y este pregunta a las partes. Las europeas manifiestan al “referee” que ellas no han concedido el putt y este determina que el bando americano pierde el hoyo por la penalidad en que han incurrido.
He leído diversas interpretaciones sobre este incidente y, sinceramente, no me creo que hubiera ninguna malicia en la actitud de las europeas. Mi opinión es que quien comete un fallo garrafal es Alison Lee. Hay que asegurarse que, efectivamente, te han concedido el putt. En este caso no existió ni siquiera un comentario en ese sentido, razón por la que el árbitro (de la LPGA, para más señas) ni tan solo se plantea aplicar la decisión 2-4/3, que dice:
D 2-4/3: Jugador que levanta la bola creyendo erróneamente que le han concedido el siguiente golpe
P En un match entre A y B, B hizo un comentario que A interpretó como la concesión de su siguiente golpe, por lo que levantó su bola. Entonces B le dijo que no le habla concedido el siguiente golpe. ¿Cuál es la decisión?
R Si el comentario de B pudo razonablemente haber llevado a que A pensase que le habla concedido el siguiente golpe, en equidad (Regla 1 4), A debería reponer su bola tan cerca como fuera posible de donde reposaba, sin penalización. En otro caso, A incurriría en un golpe de penalización por levantar su bola sin marcar su posición (Regla 20-1) y debe reponerla tan cerca como fuera posible de donde reposaba.

Es verdad que Charley Hull pecó de novata por moverse antes de tiempo y confundió a la estadounidense, pero creo que la manera de “compensar” ese error no tiene por qué ser forzosamente entregar el punto ya que entiendo que no fue una táctica premeditada. Cada uno tiene que ser responsable de lo que hace. Si los rumores de que el día anterior se había advertido a Lee de que no levantara la bola tan deprisa son ciertos, con más razón.

En este blog también he hablado alguna vez de esa tendencia de algunos a rasgarse las vestiduras con este tipo de situaciones. Muchos de los que hoy hablaban de deportividad adoran a Severiano Ballesteros, un jugador que utilizaba artes mucho peores para ganar. Qué decir de José María Olazábal, que en la Ryder Cup de 2012 se negó a que Molinari concediera su partido contra Tiger Woods para que los EEUU no perdieran en casa y Europa ganara igualmente la copa. Olazábal prefirió “humillar” a la anfitriona, siguiendo el camino contrario al que Jack Nicklaus nos mostró con su concesión a Tony Jacklin. Por el lado americano, más de lo mismo. Está fresco en la memoria de muchos el incidente con Annika Sorenstam en la Solheim Cup del 2000, cuando la sueca embocó un chip que empataba su partido……para ver como, inmediatamente, la capitana de los EEUU reclamaba que había jugado fuera de turno y le hacía repetir el golpe. ¿Hablamos también de la invasión del green en la Ryder Cup de Brookline?. No acabaríamos.

Con todo esto no pretendo justificar a nadie, solo situar los hechos en su justo lugar. Si estoy en la cola del supermecado y tengo prisa, y el señor de delante no me deja pasar, no está haciendo nada malo. Sencillamente está siendo poco amable, que tampoco es un crimen. Estas situaciones, en eventos donde existe tanta intensidad, han sucedido, suceden y sucederán siempre. Son casi inevitables……y son lo que, hasta cierto punto, le dan ese sabor tan especial 😉

La discusión en la Solheim del año 2000…….

Sorenstam1

…Y Sorenstam, llorando

Sorenstam2

La discusión en la Solheim 2015, con Lee llorando (foto Getty)

"</p

Y Charley Hull, llorando

Hull

PD 1: Esta niña estará muy contenta 🙂 En este curioso vídeo de antes del torneo,  juega a que Morgan Pressel gana la Solheim Cup. No ha sido esta jugadora pero a buen seguro que a la niña le habrá gustado verlas ganar (vía Steve Elling).

PD 2: Solo he visto a dos periodistas estadounidenses compartir mi punto de vista. Uno es Luke Kerr-Dineen, y el otro es Bill Fields en este artículo (en inglés). Mi respeto para ellos.

PD 3: Vale la pena leer esta noticia de la RFEG sobre un incidente que tuvo Andrea Vilarasau en semifinales del British Girls.

Hasta dentro de dos años en los EEUU, Solheim Cup!!! 😉

Solheim1
Share

2 opiniones en “Solheim Cup 2015, días 2 y 3”

  1. Lo siento pero no estoy de acuerdo, si la jugadora Europea no quería conceder ese putt, ¡¡Qué se esté quietita sin moverse hasta que su contraria acabe el hoyo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.