Premios y castigos (II)

Hablábamos en la entrada del blog de ayer de lo benevolente que es la RFEG cuando se trata de castigar a dirigentes de club que cometen graves infracciones, a diferencia de lo que usualmente hace con los federados del montón por incidentes de menor calado. A muchas personas, esta dinámica de ser fuerte con los débiles y débil con los fuertes les sonará a cobardía, palabra que desconozco si aparecerá en la escala de valores de nuestros amados dirigentes. Para comprobarlo, vamos a dejar el apartado de castigos y nos vamos a sumergir en el sistema de premios de la RFEG, a ver si invirtiendo los términos sacamos algo en claro.

El pasado 18 de julio se publicó la concesión de las Medallas y Placas al Mérito en el Golf 2014 de la RFEG. Sinceramente, no me voy a entretener en reflexionar sobre si este anuncio se ha publicado en pleno periodo vacacional a propósito para que pase medio desapercibido sino que voy a ir directamente a hablar de uno de los galardonados; Alberto Durán, Presidente de la Federación Catalana de Golf.

Enhorabuena, hombre!! (foto UFEC)

Durán

Al señor Durán le han premiado con la Medalla de Oro al Mérito en el Golf, un galardón que intuyo es de los de mayor abolengo de la RFEG. Para justificar la decisión de la Junta Directiva Extraordinaria, se ha incluido este amable texto en el artículo en cuestión:

“Es el caso de Alberto Durán, presidente de la Federación Catalana de Golf desde 2005, entidad en la que ejerció de vicepresidente entre 2003 y 2005. Con anterioridad fue presidente del Club de Golf Vallromanes entre 1995 y 2003, sumando casi 20 años de máxima responsabilidad dentro del mundo golf catalán y español, contribuyendo a su crecimiento mediante decenas de actividades de promoción, con mención especial para sus fructíferas gestiones para que el Open de España se celebre en PGA Catalunya Resort y RCG El Prat en 2014 y 2015”

Una vez leído lo que el pelota de turno responsable de comunicación ha escrito, uno se empieza a cuestionar si eso realmente es verdad. Una de las maravillas de Internet es el acceso a la información. Por ello, me voy al documento de la RFEG en el que se informa de la evolución de las licencias por territoriales y veo lo siguiente. En fecha 1 de enero de 2004, justo cuando el Sr. Durán acababa de empezar su andadura como vicepresidente de la Federación Catalana, dicha territorial tenía 45.211 licencias. El 1 de enero de 2006, cuando accedió a la presidencia de la misma, Cataluña tenía 46.717 licencias. El 1 de enero de 2014, Cataluña solo tenía………34.232 licencias 😯 No, no me estoy equivocando; la “contribución” del Sr. Durán al crecimiento del golf se traduce en una pérdida de 10.979 licencias desde que empezaron sus responsabilidades como vicepresidente, y 12.485 desde que es presidente 😯 Calculando a “grosso modo”, el Sr. Durán se ha cargado durante su mandato el 25% de las licencias de su territorial 😯 Ninguna otra federación ha perdido tanto en tan poco tiempo ya que la gran mayoría poseen hoy en día más licencias que hace una década, y las que han perdido lo han hecho en mucha menor proporción. Resumiendo; en cifras puras es el peor presidente de una territorial en España.

¿Como ha podido suceder esto? se preguntará algunos. Veamos si podemos responder en poco espacio de manera que se entienda que no ha sido ni una casualidad, ni fruto de la coyuntura económica:

– Creo que ya hablé en el blog hace algo más de un año de la compra por parte de la Federación Catalana de un Audi Q7 para el uso y disfrute de sus directivos. La cuestión es que existen rumores de que se pudo haber comprado un segundo coche como el citado, aunque ese extremo no lo puedo confirmar. En cualquier caso, se les nota que son personas austeras.

– Precisamente debido a su “sencillez”, a mí me gustaría averiguar si el piso en el que se encuentra radicada la Federación  Catalana (calle Tusset, 32 de Barcelona) lo compararon en plena burbuja inmobiliaria en vez de tener sus oficinas en la amplia casa-club del Golf Sant Joan, el campo público diseñado por Severiano Ballesteros. Sí es así, sería comprensible el enorme dispendio, toda vez que, como le sucede al eterno presidente de la Federación Andaluza, les iba mejor tenerlo cerca de su domicilio que tener que desplazarse a las afueras de la capital catalana.

– ¿He dicho Campo Público? Para conocimiento de todos, la Federación Catalana vendió estas instalaciones el año pasado y dejó a los federados catalanes sin un recorrido propio en el que se invirtió mucho dinero de sus cuotas (básicamente por la mala gestión de la Federación Catalana, todo sea dicho).

– Para acabar, decir que el Sr. Durán borró de un plumazo el Circuito Catalán de Profesionales y el programa “Eagle” (lo fusionó con el de la Blume, que tenía subvención) de ayuda a los mejores jugadores amateurs de la zona. Realmente ayudó mucho a que el golf creciera.

Como podemos ver, el Sr. Durán tiene un curriculum envidiable, merecedor de un premio de este calibre. Supongo que ahora, con estas dos entradas del blog sobre el tema, ya nos podemos hacer una idea completa de los “tics” de nuestra clase dirigente, no? 😉

PD: No me ha dado tiempo de hablar de otros de los premiados, como el Sr. Guerras (sí, el de la Ryder 2012) o de Esperanza Aguirre en el pasado (sí, la esposa del Vicepresidente 2º de la RFEG, la que aprobó un campo de golf ilegal). Otro día será 😉

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.