Premios y Castigos (I)

No creo que nadie dude de que la semana golfística ha estado fuertemente mediatizada por el “caso” Dustin Johnson. No han faltado duras críticas (entre ellas, la mía) a la falta de transparencia y el doble rasero del PGA Tour en los casos de sanciones, una manera de hacer que creo que todos -menos Finchem, por supuesto- consideran anacrónica.

Una vez pasado el enfado inicial, toca reflexionar y mirarse el ombligo. Esta misma mañana, saltaba en Twitter la noticia de la sanción de un año sin handicap que la RFEG ha impuesto a dos “elementos” por presentar una tarjeta de un torneo inexistente con el fin de subir handicap y así poder participar en el Campeonato de España de 3ª categoría de este año. Lo que se suele llamar un “emboscamiento”, aunque este tiene el agravante de que uno de los dos implicados era ex-Presidente del Club de Golf Las Caldas y el otro era un miembro actual del Comité de Competición de ese mismo club 😯 Es decir, que dos (ex) dirigentes de club, de los que tienen que dar ejemplo, amañan el “camuflaje” de uno de ellos para intentar ganar adulterando una competición de nivel nacional. Lo primero que piensa uno es que les han castigado duramente…..pues no.

Como soy algo curioso, me he afanado en buscar el régimen disciplinario de la RFEG. En él, en la categoría de faltas muy graves, existen tres infracciones que dicen:

e) El incumplimiento por los Comités de competición de las funciones que les correspondan por las normas estatutarias y reglamentarias, cuando dicho incumplimiento supusiera; la modificación indebida del handicap de un jugador, la simulación de pruebas o competiciones y la inclusión en una prueba o competición de jugadores sin licencia federativa en vigor o con la asignación de un handicap distinto al que obre en la base de datos de la RFEG.

h) Los actos dirigidos a predeterminar no deportivamente el resultado de una prueba.

i) El falseamiento por parte de un jugador de los resultados obtenidos en las pruebas por cualquier medio, incluida la alteración o manipulación de la tarjeta de resultados, así como la ayuda deliberada de cualquier otro jugador para cometer tal falta.

No, estar “emboscado” no es exactamente estar ahí en medio 😉

Bosque

Cualquier persona que tenga dos dedos de frente se daría cuenta de que el comportamiento al principio descrito cuadra perfectamente con el texto reproducido del régimen disciplinario de la RFEG….pues otra vez no 😯 Las infracciones que he mencionado acarrean una serie de sanciones que se encuentran estipuladas en el artículo 93 y que son muy extensas. Entre ellas, se les puede inhabilitar a perpetuidad (no estaría mal ya que su falta es más grave que la de un simple aficionado por sus responsabilidades como (ex) dirigentes); se les puede quitar la licencia federativa de manera definitiva (idem) o se les puede retirar el handicap de dos a cinco años. A ver, un momento, que me ha parecido leer en la noticia que se les había retirado por un año 😯

Efectivamente, queridos lectores, parece que a estos dos auténticos sinvergüenzas se les ha castigado por una falta grave en vez de por una muy grave. Además en su grado medio. La siguiente tarea es encontrar en el régimen disciplinario una infracción que coincida con la susodicha conducta. No pierdan el tiempo porque no lo van a encontrar. Sencillamente, no existe. Como no me cuadra nada, decido ir a la web de la RFEG (sección disciplina deportiva) y ver si se puede consultar la resolución del expediente……….y resulta que allí no se publica nada de nada. Entonces, me pregunto ¿en qué nos diferenciamos del PGA Tour y Dustin Johnson? ¿quién sabe qué se sanciona y qué no? 🙁

En el tiempo que he estado en contacto con el golf, y ya van unos cuantos años, he visto varias sanciones de dos años de retirada del handicap a jugadores por hechos que entiendo que son de menor entidad que los descritos aquí hoy. Ver que a un ex-presidente de un club y a un miembro del Comité de Competición se les trata con tanta benevolencia me hace sospechar nuevamente que algo va mal en la RFEG. Si me pongo a pensar, me doy cuenta de que hace muy poco estalló el escándalo del emboscado que arrasó en el Campeonato de España de 4ª Categoría (parte I y parte II), hecho que incluso apareció en programas de TV de alcance nacional……y empiezo a atar cabos. ¿Casualidad? ¿gesto de cara a la galería de la RFEG para simular que hace algo en este tema? Nunca lo sabremos porque, como en el PGA Tour, no tenemos acceso a ningún dato. Ejemplar 😉

Share

4 opiniones en “Premios y Castigos (I)”

  1. Hola, a mi hijo de 11 años de edad ( cuando pasaron los hechos, ahora 13) y hándicap 3,4 lo han sancionado a 2 años sin hándicap por supuestamente ayudar a su compañero de partido ( torneo por parejas) a cometer una falta, la modificación de dos resultados en la tarjeta, curiosamente al supuesto infractor, una falta leve,
    Tengo la resolución de la RFEG y del TAD, por si quieres ver una joya jurídica y administrativa

    Saludos

    1. Ya he escuchado de algún caso en que la sanción era absolutamente desproporcionada, por decirlo suave. Si me la envías al correo del blog para que pueda leerla, te lo agradeceré.
      Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.