Potpurrí veraniego 2017 (I)

Ya estamos en el mes de julio, por lo que creo que ya se puede inaugurar formalmente la época de potpurrís estivales en el blog. Así, es posible que durante las próximas semanas los artículos del blog sean algo más superficiales…..siempre y cuando la RFEG no haga alguna de las suyas y me “obligue” a hablar de ellos, claro :mrgreen:

Hoy tenemos varios protagonistas, empezando por la curiosa situación en la que se encontró un jugador llamado Ian Ward tras gopear su bola cerca de un obstáculo de agua. Al parecer, un bonito cisne blanco que se encontraba en el lugar la “adoptó”, dejando al amigo Ian en la tesitura de dejar a su Titleist sin “progenitor”. Esta fue la estampa 🙂

El siguiente en la lista es un jugador llamado Connor Vandenbos, que en su última visita al campo de golf se encontró con un golpe algo “complicado”. Como se puede comprobar en la foto, se había abierto un “sinkhole” en medio del bunker en el que casi cabía una persona. Ya se sabe, hay que seguir la máxima de “juegue la bola como repose” 🙂

Tengo que reconocer que la situación me recordó a lo vivido por Mark Mihal en 2013, que fue engullido por uno de estos sumideros en Illinois, siendo necesaria la intervención de sus amigos y una cuerda para rescatarlo. En esta entrada del blog hablé del caso y este es el vídeo del suceso:

Para acabar, un desastre natural que podría haber acabado en tragedia. Todos sabemos que hay veces en que el emplazamiento de un campo de golf aprovecha los acantilados para crear vistas de las que quitan el hipo. El problema es que la erosión es un proceso que no se detiene nunca, por lo que tarde o temprano esa pared va a acabar cediendo, sobre todo si su composición es la piedra arenisca dominante en el sur de Inglaterra. Esta vez el deslizamiento de tierras ha tenido lugar en Dorset, donde ha cedido gran parte de la pared costera a causa de las fuertes lluvias. Ello ha afectado a una parte del Widport&West Dorset Golf Club, que ha quedado como se ve en las fotos, vía Polesworth Geography en Twitter:

Quizás habrá quien se habrá fijado en unas pequeñas figuras al lado del desprendimiento. Sí, son los gilipollicas de la semana, asomándose a una zona de terreno muy inestable aún y a riesgo de acabar haciendo el hoyo 19 con San Pedro (ampliación del Daly Mail).

En fin, que en el golf también hay mucho tonto suelto :mrgreen: Por cierto, vale la pena ver los precios de los abonos de este club, con tarifas de 416 euros/año para los jóvenes de 25 a 30 años, o de 715 euros/año por jugar entre semana. Qué envidia 🙁 Hasta la próxima.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.