Movistar Golf

Existen muchas maneras de decir que algo se ha acabado. Hay personas a las que les gusta hablar de “fin de ciclo” mientras otras prefieren una expresión tan castiza como “a todo cerdo le llega su San Martín”. En cualquier caso, como sucede con las dos expresiones, siempre suele haber una cierta diferencia sobre como se enfoca el tema por parte de los diferentes implicados.

Todo esto viene a colación de los recientes acontecimientos sucedidos en el canal de pago Movistar Golf. Seguramente, muchos televidentes se sorprendieron de la “ausencia” en las últimas semanas de su director Hugo Costa (en el blog ya hablé de sus evidentes “dotes” para combatir la corrupción en nuestro deporte) y del comentarista Manuel Elvira. Para añadir más suspense a la cosa, alguna de sus cuentas de Twitter amanecieron con el famoso candado que impide visualizar los mensajes. A pesar de que me bloqueó tras el incidente del que ha hablado antes, me las apañé para conseguir una captura de pantalla.

La de Elvira no registraba un tweet desde el 10 de abril

Pues bien, al final ambos individuos han acabando publicando sendos mensajes anunciando su desvinculación de Movistar Golf por culpa de “una parte de la nueva directiva”. Son estos:

Y yo me pregunto ¿qué ha podido pasar para que la consecuencia sea tan radical? Las informaciones que me han llegado por diferentes canales coincidían y apuntaban a la apertura de un expediente disciplinario a ambos comentaristas de la cadena. Por supuesto, no estoy manteniendo que ellos cometieran ninguna infracción (muchas veces se culpa a los trabajadores de conductas inadecuadas para forzar su salida), pero parece que Movistar creía que habían incumplido la obligación de ceder determinadas negociaciones comerciales a la empresa contratada por la compañía telefónica para tal efecto. Seguramente nunca sabremos la verdad del caso, por lo que tampoco tiene mucho sentido seguir dándole vueltas. Lo único que queda es esperar a ver si este canal temático empieza a informar verazmente de lo que sucede en nuestro deporte, porque con Costa como director se estaba amparando prácticamente sin un ápice de crítica la mala gestión de la RFEG y otras territoriales.

Bonus track:

Hablando de la RFEG, me dicen que hace pocas fechas se vio a varios directivos en un vuelo no demasiado largo………en clase Business. Parece que la vidorra que se pegan a costa de nuestras cuotas no tiene límites, que con 90.000€ al año + dietas se pueden visitar muchos países. Si sirvieran para algo, tendría sentido, pero es que también me llegan informaciones de que ellos solo aparecen para hacerse la foto en los grandes eventos/éxitos pero a la hora de gastarse el dinero prefieren que sea para acomodar bien sus posaderas. Como siempre, patéticos.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.