Los 85 de Arnold Palmer

Hay días en que a uno le da por escribir lo que a todos. No suele ser el caso en este blog, pero en determinadas ocasiones, el evento es demasiado importante como para dejarlo pasar. Hoy, el acontecimiento es el cumpleaños nº 85 de Arnold Palmer, con casi total seguridad uno de los mayores artífices de que el golf ocupe en la actualidad un lugar tan prominente en el universo deportivo.

Arnold Palmer aprendió a jugar al golf con su padre, jefe de profesionales y greenkeeper del humilde Latrobe Country Club (Pensilvania). Se graduó en la Universidad de Lake Forest y solo su triunfo en el US Amateur de 1954 le convenció de que era posible que tuviera un futuro en el golf profesional. En su primera temporada ya ganó el Open de Canadá, y su victoria en el Masters de Augusta de 1958 le catapultó al estrellato. Fue el primero que se asoció a Mark McCormack en la recién creada agencia de representación IMG (posteriormente creadora del OWGR, el ranking mundial), y el que “empujó” a sus amigos Jack Nicklaus y Gary Player a hacer lo mismo. Juntos, conformaron el famoso “Big Three” (los tres grandes) que popularizó el golf a través de una rivalidad que se vendió con gran acierto al gran público a través de la televisión. Gracias a The King (Palmer), The Golden Bear (Nicklaus) y The Black Knight (Player) nació el golf moderno, aunque muchos piensen que fue Tiger Woods el que lo “inventó”.

Arnold Palmer, de niño (foto publicada por Jason Sobel en Twitter)

Palmer

Al final de su carrera había acumulado, 62 victorias del PGA Tour (5º de todos los tiempos) y 7 “grandes”. Se pasó 17 temporadas consecutivas ganando al menos un torneo en el circuito estadounidense (mejor registro de la historia). Entre 1960 y 1963, ganó la friolera de 29 eventos, entre ellos 5 de los 16 “majors”. Además, fue uno de los artífices de que sus compatriotas “cruzaran el charco” y acudieran a disputar el Open Championship. En definitiva, fue uno de los más grandes precursores de la práctica de nuestro deporte a escala global.

El “Big Three”

BigThree

Tras este pequeño resumen de su vida, es hora de las felicitaciones. Nadie vive para siempre, y a Arnold Palmer le implantaron un marcapasos hace pocas semanas. Quizás por ello hay que empezar a pensar en celebrar cada uno de sus cumpleaños con plena conciencia de que es posible (y espero equivocarme) que no podamos disfrutar de su presencia muchos años más. Desde aquí, felicidades, Mr. Palmer 🙂

Es tan popular que hasta existe una bebida refrescante, mitad limonada, mitad té helado, con su nombre 😯

Palmer2

PD: Tampoco hay que olvidar que Arnold Palmer fue uno de los artífices del nacimiento de The Golf Channel en 1995. Con esto creo que se acaba de rematar la faena 😉

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.