El Chiringuito de Escauriaza

Antes de nada, hay que decir que la entrada del blog de hoy no la he escrito yo. No es muy común, pero hoy tenemos un “artista invitado” que nos va a hablar de como está articulado el sistema electoral que ha permitido a Gonzaga Escauriaza ser reelegido presidente de la RFEG por 3ª vez a pesar de los nefastos resultados de su gestión. El autor del artículo se llama Ignacio Lassa Bellet, es creador del programa “Golf en los Colegios” en Navarra, miembro de la Federación Navarra de Golf durante más de 10 años y colaborador de la sección de golf en Onda Deportiva Navarra, de la cadena OndaCero. Para los interesados, este es su perfil de Twitter…………y este el texto que ha escrito 😉

Gonzaga Escauriaza ha sido reelegido presidente de la RFEG con el apoyo de 94 de 100 miembros de la asamblea presentes en la votación. ¿Cómo 100 miembros presentes? ¿Es que no fueron todos? Pues no. La asamblea la componen 152 representantes. Y a Gonzaga no le hace falta que vayan todos. El chiringuito está muy bien montado. El presidente reelegido contaba con el aval de 130 miembros de la asamblea.
¿Y quiénes son esos miembros de la asamblea de la RFEG? ¿Quiénes son los que administran el 50% del dinero de nuestras licencias federativas?
Veamos: los estamentos más importantes representados en la asamblea son: el de los clubes (61 asientos, 46%) y el de los jugadores (39 asientos, 30%). La normativa electoral la establece el CSD y luego las federaciones nacionales las adaptan respetando las bases de la institución superior. Hasta aquí todo bien.
Entonces, ¿por qué sólo han votado el 0,1% del censo de jugadores? y, ¿por qué sólo 6 clubes se han presentado como candidatos cuando en España hay más de 400? Pues porque el proceso electoral tiene truco. De los 270.000 federados no pueden votar todos. Sólo pueden votar aquellos que hayan participado en una competición oficial nacional. ¿Cómo? El artículo 16.1 apartado a) del reglamento electoral dice: “… haber participado igualmente durante la temporada anterior en competiciones o actividades deportivas de carácter oficial y de ámbito estatal.”. ¡Pues vaya! Y esos, ¿cuántos son? Pues, contradiciendo lo que dice la RFEG que los calcula en una cuarta parte de los 270.000 federados, yo creo que son muchos menos. En cualquier caso la RFEG reconoce que no pueden votar todos: “…no es en absoluto cierto que el Censo Electoral sea de 270.000 federados, ya que los requisitos exigidos para la inclusión en el referido censo de los deportistas exige la participación en competiciones oficiales…”. Pues eso está muy bien RFEG. Tienes 270.000 federados que pagan “religiosamente” su licencia pero no les dejas votar a todos.
El chanchullo no acaba aquí. Veamos el tema de los clubes. Hay más de 400 instalaciones de golf en nuestro país. Hemos mencionado que en la asamblea hay 61 representantes de los clubes. ¿Eso quiere decir que hay 61 sillas para 400 clubes? Pues no. La RFEG sólo incluye en el estamento de clubes a los clubes deportivos. Es decir, los clubes de socios de toda la vida. Y en España, ¿cuántas de las 400 instalaciones son clubes de socios? 62. Es decir que, prácticamente, todos los clubes de socios tienen plaza en la asamblea sin necesidad de votación. ¿Y para los 340 restantes? 5 plazas, dentro del estamento de asociaciones deportivas. Hay tres comunidades autónomas que no tienen ningún club de socios: Baleares, Murcia y La Rioja. Y por tanto no pueden tener representación de sus clubes. Analicen este dato: Baleares tiene 26 campos de golf y no tiene ninguna opción “legal” de tener representación alguna en Madrid…
Y no sigo más. Señor Escauriaza, no le puedo dar la enhorabuena por ser “reelegido” presidente, pero sí le deseo toda la suerte en su renovado mandato.
No estaría mal que el único canal temático español de golf dedicara un debate (“Casa Club”) a este tema. Creo que los aficionados al golf en nuestro país merecen conocer el funcionamiento de nuestras instituciones.

Ignacio Lassa Bellet

Share

1 opinión en “El Chiringuito de Escauriaza”

  1. Vaya. Las normas de elección de las Federación hacen que sea un chiringuito de los presidentes? Cuando cambian los presidentes también es por que no tenían chiringuito, por ejemplo en automovilismo.
    ¿Son tan diferentes las normas en las federaciones territoriales donde Nacho ha estado muchos años?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.