Al rico emboscado en Mijas (II)

Recordemos que, tras la primera parte que publiqué ayer, me quedaba la segunda 😉

5.- Emboscado III

Jornada final. Solo 32 aguerridos jugadores………y 88 golpes para el líder desde el primer día. Son 42 puntos stableford (+16 bruto y -6 de su handicap). Gana el torneo con 22 golpes de ventaja sobre el segundo, y 30 sobre el tercero. Ya no tengo ninguna duda de que se trata de un “emboscado”, pero ¿qué es eso?.

6.- Qué es un emboscado

En mi opinión, los hay dos tipos. El emboscado “profesional” y el emboscado “a secas”. El “profesional” es un jugador que se esmera personalmente en ostentar un handicap que no le corresponde. Tarjetas no entregadas cuando el resultado era bueno, putts fallados a propósito para subir unas décimas, etc. son su marca de la casa. Conocí a uno así hace unos años, que para más datos era responsable de una asociación de golf de policías y bomberos de Barcelona. Ganó varios viajes al Caribe, relojes de oro, y recientemente hasta un pentagonal. Vamos, un tramposo en toda regla que además se vanagloriaba de lo que hacía.

El emboscado “normal” no hace lo que el profesional. Sencillamente, sabe que su nivel de juego es mucho mejor que el que marca su handicap y no hace nada para remediarlo. Pero, ¿se puede hacer algo? se preguntarán muchos. Pues sí. Pongamos que te es complicado encontrar un torneo de mala muerte, llamémoslo el “Open de Villapurita”, para ser un poco honesto con el resto de competidores y contigo mismo y actualizar de paso tu handicap. No hay problema porque existe lo que se llama “Resultado Fuera de Competición”. Se trata de que tú puedes elegir día, hora y lugar para jugar tu ronda y que valga para bajar tu handicap 😯 En este artículo de la RFEG se explica muy bien (no todo lo hacen mal, claro). Incluso le queda la opción de no apuntarse a ese torneo tan importante para no amargar al resto de competidores que sí van a acudir siendo sinceros con el resto. Por lo tanto, queda claro que el que juega emboscado lo hace porque le da la gana.

Este es el objetivo de los emboscados; el prestigio y/o los premios “gordos” del torneo

4grandes

7.- Antecedentes

El susodicho empezó a jugar en marzo de 2012 y no participó en torneos hasta junio de 2013. Desde julio hasta diciembre de 2013, disputa 8 torneos (más de uno por mes). De esos ocho, baja handicap en 6, con resultados de 37, 45, 43, 39, 40 y 46 puntos stableford en un campo que conozco y que es un auténtico infierno. Se queda en handicap 19,4 a final de año tras tener handicap 36 en verano. En los seis meses siguientes solo juega tres torneos -uno cada tres meses-, con puntuaciones de 31, 28 y 34 puntos. Llega el Campeonato de España y se sale con 49, 46 y 42 puntos. Yo no tengo ninguna duda de que es un emboscado, aunque no sabría decir de qué categoría. Ese “impasse” de seis meses con tres torneos en los que casi no cumple me parece muy extraño pero no puedo poner la mano en el fuego de que haya sido a propósito….pero creo que los datos objetivos demuestran sin ningún género de dudas que su handicap real está más en segunda categoría que en cuarta 😉 Un ejemplo; en el Campeonato de España de 4ª categoría de 2013 (disputado en Calatayud, un recorrido más fácil que La Cala) se produjeron solo seis vueltas por debajo de 90 golpes. Nadie repitió, que es lo normal en este segmento de jugadores. En La Cala, también ha habido solo seis resultados por debajo de 90 impactos…y tres de ellos han sido del a la postre campeón.

8.- ¿Se puede hacer algo?

Yo considero que sí. Son muchos los que recuerdan que el golf es un deporte de caballeros y que es el propio jugador el que se auto-regula en base a ello. No obstante, lo que no se puede negar es que caraduras los hay en todos sitios. Yo entiendo que el hecho de ser caballeroso no incluye ser tan gilipollas bien educado como para poner la otra mejilla cuando te dan un bofetón. Tras la primera jornada del Campeonato de España, tendrían que haber sonado las alarmas. El segundo día y el tercero habrían servido para confirmar las sospechas. En las Reglas de Golf existe una que permite al Comité descalificar a un jugador en base a una grave infracción de las reglas de etiqueta; la 33-7. Esas reglas de etiqueta contienen el siguiente texto:

EL ESPÍRITU DEL JUEGO
El golf se juega, la mayor parte de las veces, sin la supervisión de un árbitro o de un juez. El golf se basa en la integridad del individuo para mostrar respeto a los demás jugadores y en respetar las Reglas. Todos los jugadores deberían comportarse disciplinadamente, demostrando cortesía y deportividad en todo momento, independientemente de lo competitivos que puedan ser. Este es el espíritu del juego del golf.

Para mí está muy claro que este jugador no respetó el espíritu del juego del golf. Ante ello, creo que debería haber sido descalificado del torneo y, si se demostrara que se había emboscado profesionalmente, haberle retirado la licencia durante un par de años. Para los puristas que se echen las manos a la cabeza por lo que acabo de decir, hay que recordar que ya se ha descalificado con anterioridad a jugadores que han hecho trampa, como es el caso de Elliot Saltman en el European Tour. Alguien dirá que “es que son profesionales”…….y yo sacaré a colación el caso de Chris Evans, un aficionado al que se desposeyó de su título del Pro-Am del Alfred Dunhill Links y se le expulsó a perpetuidad por “emboscarse” convenientemente. Porque ¿acaso eso no es hacer trampas?. Si hay voluntad, se puede luchar contra esta lacra.

Señores, el caso es que estamos en España, un país donde la picaresca está a la orden del día y nadie hace nada. La RFEG no es el European Tour y no le interesa luchar contra este tipo de energúmenos que están provocando que muchos no juguemos torneos importantes. El ejemplo más cercano es su decisión de que sean los Comités los que determinen si un jugador con handicap inactivo puede o no optar a premio. Tengo claro que nuestros amados federativos van a defender con mucho más ahínco al “presunto” inocente que a las decenas de personas que sacrificaron tiempo y dinero para quedarse anonadados por el juego del emboscado y la no-reacción del comité de la RFEG. Espero que algún día se decidan a cambiar esto porque, vista la participación, el torneo agoniza por causas como esta. Si van a seguir sin hacer nada, quizás sería mejor anularlo y evitarse una nueva verguenza el año que viene, no? 🙁

Seguro que a más de un participante le entraron ganas de hacer esto con el “campeón”

Vudu

Share

11 opiniones en “Al rico emboscado en Mijas (II)”

  1. Aunque seas mas vehemente en tus palabras que golf76.com, no dices nada que los participantes en el Campeonato de La Cala hemos pensado.
    No es mi intención un linchamiento de esta persona, sino el que la Federación Española de Golf tome cartas en el asunto y no vuelva a pasar, aunque creo que para que no vuelva a pasar, tendrán que suspender la organización de campeonatos de 4ª categoría, pues como tu dices, la picaresca española es algo innato.
    Agradezco mucho que lo denuncieis, porque ha sido muy fuerte como nos han reventado la competición, íbamos todos con muchas ganas de pasar un fin de semana divertido y por supuesto competitivo, pero esto último se esfumo rápido.

    1. Si lo denuncio es por dos razones: 1.- Por “limpiar” un poco el mundo del golf de vividores 2.- Porque yo también me he encontrado en vuestra situación alguna vez. Una lástima lo que ha sucedido 🙁

  2. Buen Artículo. A saber los motivos por los que eligieron ese campo para ese torneo. En cuanto a los RFC, creo que los jugadores de cuarta categoría no los pueden hacer.

    1. Gracias 🙂 Si te fijas en el artículo que he “linkado” en la entrada del blog, los RFC son para jugadores entre 3ª y 5ª categoría 😉 Un saludo

  3. Después de que expliques sobre la calificación que dista al “Open Villapurita”, debieras recordar a tus lectores que en dicho evento no se juega para ganar premio “sustancioso” (los mejores pimientos y tomates de su huerta), sino que se juega sobre todo para no quedar en último lugar y así evitar el tener que fregar.

    Una vez dicho esto me tomo la libertad de incluir aquí el post que escribí para SRG:

    Realmente es poco edificante que un “señor” participe en una categoría que no es la que debiera. Podríamos tacharle de “ventajista” pues nadie mejor que él conoce su juego y es consciente de que no le corresponde el handicap del que disfruta.

    Responsables somos todos y me incluyo porque en este país se ha instaurado la cultura del “yo no quiero líos; he venido a divertirme”. Digo todos porque su caso no es el único; sabemos que casos como el suyo abundan entre los jugadores de cualquier lugar de la piel de toro. Son gente que se agazapan tras un handicap no acorde a su juego para ver si “pillan un grande”.

    No creo que haya que descalificarle bajo ninguna regla. Simplemente encarecer a los comités de los clubes a emprender una tarea ingrata, porque no genera amigos ni buenos comentarios, como la de velar por la exactitud del los handicapes de sus asociados; tanto por arriba como por abajo.

    ¿Que culpa tiene la RFEG? Pues tiene la culpa de que es la responsable última de lo que pasa en el golf. Tal vez debiera hacer algo más “sonante” para que los clubes y sus asociados tengan presente el Sistema de Handicap EGA que es la herramienta para “desfacer estos entuertos”.

    Yo he jugado este fin de semana un torneo, el Master de mi club, y ha habido un caso más sangrante, pues hubo un señor al que le hubieron de bajar el primer día 18,3 puntos de handicap; se hizo una tarjeta de 54 puntos stableford con un pretendido handicap de 31,3. El segundo día con handicap 13 se hizo +1 netos.

    En referencia al caso de Málaga, desconozco todo a cerca de este jugador y sin calificarle ni sentenciarle os recordaré que coloquialmente se denomina a los autores de este tipo de azañas, “atracaviejas” o “asaltacunas”, pero en fin, a todos nos gusta tener un momento de gloria. Desde luego así no la quisiera yo conseguir.

    Yo he vivido una situación parecida en un Campeonato de España de 4ª celebrado en Vigo y en el que pasaba algo parecido con los que quedaron los tres primeros, sacaron un montón de golpes a los que les seguíamos; eran de otra galaxia golfística.
    Hubo un jugador que salió riñendo con alguno de los de su grupo el primer día, con otro del grupo del segundo día y con otro del grupo del tercero. Era una joya del fair play y no se le descalificó porque no había regla con la que hacerlo, pero a la hora de la entrega de premios, cuando sonó su nombre (creo que fue 2º) se hizo un silencio sepulcral en la sala en vez de los consabidos aplausos. Fue tal el efecto, de algo que fue totalmente espontáneo entre los estábamos presentes, que no recogió el premio. Yo creo que esa fue la peor “descalificación” que pudo tener.

    1. Jajaja No era mi intención denigrar al Open de Villapurita, ya lo sabes. Era una manera de hablar de un torneo en el que no haya más premio que la participación. Si te he ofendido, te presento mis disculpas 🙁

      1. El Open Villapurita es de las mejores pruebas que he jugado nunca. Lástima que el “campo” no pueda albergar más participantes.

  4. Coincido 100% contigo , estoy harto de competir en desventaja con los listos de siempre … Un ejemplo : en mi club hay un torneo Match Play anual y la persona que me eliminó ( que jugaba con hcp 21 , yo con 7 ) en el hoyo 13 iba -13 de hcp … como se compite contra eso ? Una pena que se consienta … Además , las reglas penalizan tonterias sin sentido y permiten semejantes robos. Saludos !

  5. Todos los que hemos pasado por esa situación sabemos la cara de tonto se que te queda cuando te das cuenta de que no todos los jugadores son igual de honestos. A mi me tocó la China en un Cto. De España de 3ª Cat. hace más de 10 años. Avión, hotel, inscripción, etc. para ver tras el primer día que todos menos uno, que a la postre ganó el torneo, nos costaba cumplir hcp. y él se “cascaba” una vuelta de -12 de su hcp.

    Por otro lado decir que sí creo que la RFEG puede hacer algo al respecto. Lo que pasa es que, como bien decía Trastolillo, nadie quiere meterse en problemas, si bien ellos no es que no debieran hacer la vista gorda, es que están OBLIGADOS a perseguir canalladas como esta.

    Al igual que tú, yo tampoco juego torneos comerciales en los que sé que me voy a encontrar a estos “Pros”. Y afortunadamente, en los ctos. de España de 2º categoría es más difícil que los haya. Aunque me viene a la memoria el de Calatayud, en el que un jugador de 1ª empezó a subir hcp. para jugar el de 2ª y lo ganó. En fin.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.