Adiós a Sant Joan

Este artículo podría perfectamente ser considerado como de ficción y empezar así: “Ando de vacaciones desde hace un par de días, en un hotel cerca de la playa. Iba todo bien hasta que han comenzado a suceder cosas raras.” Lamentablemente, la surrealista situación que voy a relatar la he sufrido en mis carnes, con lo que el único nexo con la historia de Manuel Bartual sería un inicio parecido al de sus tweets, tal que así:

Prólogo:

Volví de vacaciones el miércoles pasado y, al día siguiente, me fui a dar unas bolas al campo de prácticas del Golf Sant Joan. Aparqué el coche, saqué la bolsa de palos y me dirigí a la máquina expendedora de bolas. Iba todo bien hasta que han comenzado a suceder cosas extrañas.

Capítulo 1:

Al llegar a la máquina con la cesta en la mano, observo como tres personas ya maduras empiezan a poner monedas en la misma…sin que salga una sola bola de ella. Me fijo en los agujeros del lateral y compruebo que no hay ni una sola, cosa que les explico. Mi consejo es llamar a recepción para que alguien recoja bolas con el carro, las meta en la máquina y devuelva las monedas a sus propietarios. Delante mío, uno de ellos coge su teléfono y marca el número. Es inútil; salta un mensaje que dice que están fuera del horario de trabajo 😯 Son las 17:45 y el campo cierra a las 21:00 horas 😯

Capítulo 2:

Hay una máquina en el piso superior, pienso, pero solo acepta monedas de 2 euros. Subo, empiezo a calentar, y aparece otro señor con la cesta en la mano. Mete una moneda de 2 €….y no sale ni una bola. Me pregunta y le explico lo sucedido anteriormente con recepción. Llama igualmente y obtiene el mismo resultado 😯 Tengo una moneda de 2€ en el bolsillo pero no me atrevo a meterla en la máquina por miedo a que no me dé las bolas. A esas alturas, varias personas ya están dentro del campo de prácticas, recogiendo las bolas que están en el suelo 😯

Capítulo 3:

Al final, sabiendo que el almacén del personal de mantenimiento está próximo, me acerco a ver si localizo a alguien. Entro por la puerta, que está abierta de par en par…….y no hay nadie dentro. Llamo levantando la voz, pero allí solo hay vehículos y una oficina sin nadie dentro. Visto lo visto, no me queda más remedio que subir la pronunciada cuesta que lleva a recepción, donde encuentro a una chica a la que explico el problema. Me dice que envía a alguien, y yo, en mi inocencia, creo que el problema se ha solucionado.

Capítulo 4:

Bajo otra vez al campo de prácticas y, al cabo de un rato, veo que se acerca un buggy. Me dirijo a la persona que lo conduce para intentar explicarle cual es el problema y…..no habla español 😯 Me pide mediante gestos que le dé una moneda para sacar las bolas, y de la misma manera consigo que entienda que el problema es que la máquina no tiene. En ese momento aparece otro operario y esta persona le habla en un idioma que parece ruso. El segundo operario se dirige al carro y empieza a recoger bolas. A estas alturas son casi las 19:00 y ya no me da tiempo a pegar bolas. Pateo un poco y me voy a casa, no sin antes hablar con personas conocedoras del caso que me explican lo siguiente.

Capítulo 5:

En el golf Sant Joan ya casi no trabaja prácticamente nadie español porque hace un tiempo que se marcharon al no pagarles los sueldos durante meses. Hay un solo operario de mantenimiento para 18 hoyos, y otro para el campo de prácticas, y parece que son de la misma nacionalidad de los últimos gestores (ucranianos). Quedan dos secretarias españolas, que no tardarán mucho en irse por los mismos motivos. La causa de que no cojan el teléfono es que no funciona la línea, seguramente por falta de pago. Lo mismo sucede con otros servicios del campo, como el agua. Vean el estado de la calle del hoyo 18, un auténtico erial:

Epílogo:

Una vez dicho esto, no creo que la hipótesis sobre su futuro sea muy complicada de elaborar; este campo “morirá” en las próximas semanas. Supongo que habrá que “darle las gracias” a la Federación Catalana de Golf, por traspasar la gestión de unas instalaciones a las que dejaron hundirse por no querer aceptar abonados para no perjudicar a los campos privados de donde eran socios sus dirigentes. Eso sí, mientras ellos se gastaban decenas de miles de euros en coches caros y se compraban un piso en el centro de Barcelona cuando las instalaciones del campo eran perfectas para ser sede federativa. Buena gestión, lo llaman estos cretinos. Y el ocaso de este campo tampoco es algo que desconozcan, ya que me consta que algunos de sus directivos van a dar bolas allí. Por lo que tengo entendido, al ser un campo público solo se puede traspasar la gestión. Ahora está por ver si los lumbreras de la Federación Catalana son los que pusieron los avales para esta transacción, con lo que la patata caliente volverá a estar en sus manos. Eso sí, durante los años en que no hemos tenido campo público han seguido cargando al federado en la cuota los 18 € de sobrecoste con respecto a la mayoría de territoriales del resto de España. Y, encima, el actual presidente electo de la catalana era el vicepresidente del impresentable de Alberto Durán, que se cargó al 25% de los federados a su cargo con sus políticas. Patético es decirlo muy suave. Descansa en paz, Sant Joan.

 

Share

9 opiniones en “Adiós a Sant Joan”

  1. A mi lo que me resulta indigno es que te sometas a semejantes vejaciones. Si no recuerdo mal allá por el 2013 hablaste mal del campo para poder hablar mal (con tus debidos fundamentos, eso por supuesto) de la gestión de la Federación Catalana de Golf. No puedo entender cómo puedes dignar con tu presencia semejante bazofia. Sobre todo por que te encuentras en una contradicción de nuevo. Criticas en su génesis el campo pero luego te indigna (lo cuál es sorprendente que te ocurra…o crees en los unicornios tambien?) ver el estado en el que se encuentra y los derroteros por los que el campo fue hasta terminar así. No sé cómo una persona como tú (de férreos principios) puedes sucumbir a ayudar a una obra hecha por tu demonio (RFEG o Federación territorial-Cataluña). ¿Cuál va a ser tu próximo blog? A este paso el próximo lo escribes sobre tu experiencia jugando RCPH y como queja que no has visto a ningún marqués o realeza…

    1. En los últimos años he jugado el campo una sola vez, y para confeccionar una entrada del blog. Soy abonado en otro recorrido desde hace tiempo y solo voy ocasionalmente a tirar bolas porque me queda bastante más cerca de casa que mi campo. Desde luego, con mi dinero no van a salvar Sant Joan.

      1. Puede que muchas de esas cosas tengas razon pero divulgarlas a traves de las redes sociales no creo que sea lo mas sensato. Puedes dañar mucho a inocentes que viven de Sant Joan. Sdos y espero que lo pienses

        1. Lamentablemente, por lo que he visto, no queda nadie que pueda vivir de ese campo. Los que han sido unos vividores, y de ahí su estado actual, son los directivos de la federación catalana 😉

  2. Calamity, potser tu pots respondre perquè paguem més els federats catalans? Els que no tenim la sort de poder abonar-nos a cap camp, agraïríem que els diners que paguem de més servissin per poder jugar per menys de 35€. A aquest ritme, jugar al golf tornarà a estar restringit a les elits. Segurament és el que volen alguns privilegiats que amb la crisi encara s’han fet més rics.

    1. Hola Eduard, lo primero que te pido es que disculpes que no pueda contestarte en lengua Catalana. No he tenido mayores problemas en entender tu comentario. Lo que no entendí lo puse en un traductor de google. Me imagino que mi contestación en Castellano tampoco será ningún problema para ti.
      Desconozco la razón por la que un federado en Extremadura, País Vasco o Madrid paga 20€ menos que vosotros. No soy yo el que ha aceptado esas condiciones. Eso lo sabréis vosotros mejor que yo. Igual vosotros gozáis de más medios, más torneos, etc. Eso sí, sería ingenuo pensar que por pagar 20€ más a tu federación, esta va a poder construir campos de golf para empezar, y luego que sean campos donde puedas no cobrar cuota de socio o abonado y menos de 35€, puesto que las cuentas difícilmente saldrían. Al igual que sería ingenuo pensar que la federación catalana de golf pueda con esos 20€ influir en campos de socios y abonados para que cualquiera pudiese ir allí a jugar por un precio dictaminado por la federación. Eso es como si yo voy a comprar a tu negocio y te digo a qué precio me lo vas a vender. Espero que ese intervencionismo nunca ocurra…
      Eduard, tú eres tan culpable de no poder jugar más al golf como lo puede parecer tu federación para ti. Ellos por no ser capaz de trabajar en la idea de que se pueda jugar por menos de 35€ donde ellos quieran y tú por no querer o poder gastarte el dinero. Desgraciadamente para ti, la mayoría de campos de este país son clubes de socios (en la mayoría se puede jugar siendo de fuera) y campos privados (abiertos a todos y con plan para abonados). Son ellos, no la federación ni la administración regional los que han construido esos campos de golf. Según sus cuentas ese es el precio medio que se debe de pagar. Si lo quieres o puedes pagar bien y si no pues que se junten los que no puedan hagan una cooperativa y hagan todo lo que demandan a los demás hacer…que sean ellos los que tengan el poder de convocatoria, de recaudación, de inversión/acierto para hacer esos TopGolfs (7 millones de euros cuesta montar uno creo…), canchas de golf (sí…ilegales como las de GolfCanal…tan ilegales eso sí como las canchas de fútbol y padel que sí han querido conservar), campos de golf, etc.

      P.d. Gano mil euros al mes. No soy élite…pero tampoco soy ingenuo.

      1. También hay que tener en cuenta que no es lo mismo ganar 1000 € en Cataluña que en Extremadura, de ahí que con un sueldo así por estos lares no se pueda uno abonar en ningún sitio con ese sueldo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.