Un nuevo emboscado profesional

Hace 4 años, durante la celebración del Campeonato de España de 4ª categoría -18,5 a 26,4-, escribí dos entradas del blog (1ª parte, y 2ª parte) sobre un “emboscado” profesional que “estafó” al resto de participantes reventando el campo con vueltas de 49, 46 y 42 puntos stableford y adjudicándose por 22 golpes de ventaja un título que lo único que debería generarle es auténtica vergüenza. Pues bien, este año a vuelto a suceder algo parecido, pero mucho peor 😳

Efectivamente, en la edición de 2018, celebrada en el Golf Calatayud (campo en el que he jugado y que no es nada fácil), un individuo se ha plantado en el tee de salida…..con handicap 36. Sí, al ser un campeonato de 4ª, se admiten jugadores de 5ª categoría, teóricamente peor. Como la convocatoria ha sido un “éxitazo” de la RFEG (nótese la ironía, ya que de 120 plazas solo se han cubierto 51), el amigo Abraham se ha “colado” en el campeonato y ha abierto las hostilidades con una vuelta de 82 golpes 😯 Para no desentonar, la segunda ronda ha firmado 83 golpes, mientras para la última ha completado el recorrido en solo 78 golpes 😯 Total, diferencia de 22 golpes con el 2º y bajada de handicap de 36 a 8,7 en solo tres días 😯 Y uno se pregunta, ¿desde cuando juega este camuflado figura? Oficialmente, al golf “grande” desde el pasado mes de marzo 😯

Pero claro, aquí hay truco. Las letras CB delante de la licencia significan territorial catalana, y por estos lares la federación catalana (a pesar de que el reglamento del comité de P&P de la RFEG diga falsamente que engloba a TODOS los campos de esta especialidad en España) NO PINTA NADA EN EL P&P. Por no tener, la territorial no tiene ni comité de P&P. Aquí este asunto lo llevan la Federació Catalana de P&P (nada que ver con la de golf) y la Asociación Catalana de P&P, que tienen un sistema de handicap propio, no conectado del de golf 😯 ¿Y qué sucede cuando buscamos el nombre de este chaval en su base de datos? Que resulta que es handicap POSITIVO +5,2 😯

Es decir, que su par del campo en P&P está sobre los 50 golpes 😯 Incluso consta con una vuelta de 48 golpes a finales del año pasado 😯

Y la cosa no acaba aquí. Hace un tiempo, la territorial catalana -sí, sobre la que la RFEG debería establecer un cierto control-, en un intento de parar la enorme sangría creada entre otras cosas al cerrar un campo publico como Sant Joan,  empezó a REGALAR (es decir, SIN EXAMINARSE) el handicap a los jugadores de P&P con handicap por debajo de 16. Con perdón, pero para tener licencia de P&P en Cataluña no es obligatorio examinarse 😯 Juego con algunos de ellos y os puedo asegurar que de reglas, cero patatero. Veamos:

Recapitulemos. Un cualquiera puede llegar a ser muy buen jugador de P&P sin haber pasado nunca ni un examen de reglas en Cataluña, al contrario que en el resto de España. Para más INRI, podría ser que la federación de golf catalana te regalaran la licencia de golf “grande” sin pasar ningún examen, al contrario del resto de España. Y te puedes presentar a un Campeonato de España sin que tu excelente handicap de P&P (en este caso, +5,2) influya para que la RFEG te conceda amablemente un handicap 36 de golf y luego fulmines a los pobres ilusos que tenían su ilusión puesta en el torneo. Claro, si es que ni siquiera pasas por las manos de un pro que velore tu nivel de juego. En fin, que después de tantos años denunciando este tipo de abusos en este blog todavía me sorprendo de lo podrido que está todo 😯

PD nº 1: Podéis ver nombre, apellidos completo y foto del susodicho sinvergüenza (él sí sabía el nivel de juego que tenía) en la correspondiente noticia de la RFEG.

PD nº 2: Sí, el jetas que en el año 2014 también ganó por 22 golpes……….también pertenecía a la territorial catalana.

 

Share