Barra libre en el green

Así, por sorpresa, la USGA y el R&A se han sacado de la manga un cambio en las reglas de golf que a buen seguro va a alegrar la vida a más de uno. Se podría hasta decir que se trata de un regalo de navidades para los más patosos en el tema de reglas, entre los que podemos incluir a algunos (no todos, por supuesto, que los que entienden no dan lugar a titulares) jugadores profesionales que han demostrado en repetidas ocasiones que no están muy duchos en la materia.

Como muchos saben, las reglas de golf tienen un calendario preestablecido a la hora de introducir modificaciones. Así, las decisiones se suelen cambiar cada dos años mientras las reglas lo son cada cuatro. Como la última modificación sustancial se produjo el pasado 1 de enero de 2016, los “Governing Bodies” se han visto en la obligación de introducir la modificación de la regla 18-2 en forma de regla local, por lo que hay que entender que lo que hoy voy a escribir aquí solo vale si el comité de la prueba lo implementa antes del torneo a partir del 1 de enero de 2017. Con casi total seguridad, acabará cambiándose en la regla, pero para eso habrá que esperar un poco 😉

Durante el pasado US Open, dio mucho que hablar la penalidad impuesta a Dustin Johnson por haberse movido su bola en el green, algo de lo que hablé en esta entrada del blog. Como es un hecho que se ha repetido durante los últimos años, la USGA y el R&A ya llevaban un tiempo discutiendo sobre como solucionarlo. Seguramente, el “caso Dustin” ayudó a darle el último empujoncito, pero tengan por seguro que sin él también hubiera acabado viendo la luz. ¿En qué consiste? Muy fácil; a partir del 1 de enero, cualquier movimiento de la bola que tenga como origen la “accidentalidad” del origen. Me explico. Solo se “salvará” aquel (jugador, compañero, caddie o equipo) que mueva ACCIDENTALMENTE la bola o la marca EN EL GREEN. Pongamos algunos ejemplos:

• Jugador que marca la bola en green y, al levantarla, se le cae accidentalmente y esta mueve el marcador. Anteriormente era un golpe de penalidad (regla 20-1). A partir de enero no lo será si está implementada la regla local. Tampoco habrá penalidad si es al revés, cuando se cae el marcador y mueve la bola (caso Ian Poulter, o más recientemente Brandt Snedeker).

• Jugador que se coloca para patear y toca la bola accidentalmente, moviéndola. A partir de enero no tendrá penalidad si está implementada la regla local. Es el “caso Dufner”, del que precisamente hablé el mes pasado.

Tranquilo, Dustin, que casi seguro que no te volverá a pasar 😉

• Jugador que anda despistado por el green y le da una patada accidentalmente a su bola, moviéndola. A partir de enero no tendrá penalidad si está implementada la regla local.

En fin, cualquiera que sea la causa por la que accidentalmente el jugador mueva la bola en el green, no tendrá penalidad. Lo que sí que habrá que hacer es reponerla en su lugar original, a diferencia de cuando sea movida por el viento o la gravedad, que se tendrá que jugar desde donde acabe reposando. ¿Casos no incluidos en este cambio? Cuando el jugador mueve intencionadamente la bola en el green, cuando la levanta sin marcarla, o cuando mueve accidentalmente la bola FUERA del green (en calle, el rough o en un obstáculo como un bunker). En dichas situaciones, tendrá su correspondiente golpe de penalidad y tendrá que reponer.

A ver quién es el primero que se lía con este cambio en un torneo profesional. Apuesto a que no tardarán mucho 😈

Share

A vueltas con TaylorMade

Ayer, TaylorMade convocó a los periodistas especializados en golf a una presentación. Como muchos se pueden imaginar, el motivo no era otro que presentar su nueva línea de palos para 2017, una costumbre que suelen practicar un par de veces cada año (ya di cuenta en 2015 de ello en el blog). Vamos allá con los detalles:

En primer lugar, la bola. La novedad se llama TP5 y TP5x. Se trata de una bola de 5 piezas, de las cuales tres son núcleos y las otras dos, cubiertas. Ya sabemos como se presentan estas cosas, que si incrementa la distancia, que si además sigue teniendo mucho spin alrededor del green, etc. En fin, que por ese precio me quedo con las Costco 🙂 Foto vía Mike Stachura

tmbola

En segundo lugar, los wedges. A los amigos de Carlsbad se les ha ocurrido que podían trasladar el acabado fresado de la cara del palo a la suela del mismo. Así, en la rueda de prensa se mostró una imagen del aspecto que tendrán estos nuevos palos. Personalmente, no veo la ventaja ya que precisamente el fresado está pensado para ofrecer más fricción (o sea, resistencia) por su rugosidad.

tmwedges

En tercer lugar, los hierros. Como se puede ver, las raburas están por todas partes, destacando las verticales de la cara del palo y la del “hosel” (pieza que enlaza con la varilla). Foto vía Golfalot.

tmhierros

En cuarto lugar, los híbridos, que incorporan un peso movible para poder personalizar el tipo de vuelo de la bola que uno quiere hacia el draw o el fade. Imagen de David Dusek.

tmhibrido

Para acabar, el driver. El M1 tiene unos cuantos aparatejos en la suela con la intención no solo de promover un draw o un fade sino también para cambiar el centro de gravedad.

tmdriver

Lo curioso del caso es que se llevaron a los periodistas a un campo de prácticas, donde Dustin Johnson les demostró lo largo que iba el driver. Incluso los amigos de GolfWRX (versión juvenil de GolfDigest) publicaron una imagen de los número de TrackMan:

tmtrackman

Velocidad de la bola, casi 180 MPH (aproximadamente 120 MPH de velocidad de la cara del palo si dividimos entre un smash factor perfecto de 1.50), ángulo de lanzamiento de 12.9 grados, distancia de vuelo 318 yardas y distancia total, 342.9 yardas. La cosa se quedaría aquí, con un gran “Oooohhhh” si no fuera porque me he acordado de unos números de TrackMan que Claude Harmon publicó hace un mes. Son estos, vía Scott Beaven:

dustintrackman

Velocidad de la bola, 186.5 MPH, (123.9 MPH de velocidad de la cara del palo), ángulo de lanzamiento de 12.2 grados, distancia de vuelo de 333.7 yardas y distancia total de 355.4 yardas. O sea, que con solo 6 MPH más de velocidad de la bola consigue 22.5 yardas más. ¿Con el palo antiguo? Y yo que pensaba que con este nuevo palo iba a hacer por lo menos 10 o 15 yardas más que antes 😉

Share

Los años mozos de los pros (XX)

Semana extraña esta primera de diciembre, más que nada por las fiestas (en España) del 6 y el 8 de diciembre. Por lo tanto, solo habrá entrada del blog hoy, el miércoles y el viernes 🙁 Aprovecharé la ocasión este lunes para escribir una vez más sobre las fotos de infancia y juventud de los mejores pros. El primer protagonista ya no es profesional del golf en activo, pero sí de los medios de comunicación, concretamente en Golf Channel; Brandel Chamblee. La primera instantánea pertenece a su paso por la Universidad de Texas. Por supuesto, ya lucía “pelazo” 🙂

El de la derecha, por supuesto (vía Golf Central)

chamblee

La segunda imagen la publicó Beau Hossler, un excelente amateur (se ha clasificado varias veces para el US Open) que acudió al mismo centro universitario que Chamblee.

chamblee1

Ya que hablamos de universidades, hagamos una breve parada en Duke para ver la foto de una jugadora de la LPGA muy conocida; Paula Creamer. Como se puede comprobar, lo de ser rubia ahora es producto del contenido de alguna botella de tinte 😉 (vía Golf Central)

creamer2

Pasemos ahora a un trío de jugadores de renombre. La imagen la publicó Webb Simpson y en ella se puede ver al susodicho como campeón, a Danny Lee como subcampeón, y a Chris Kirk como 3er clasificado. En esos pantalones cortos caben dos chavales más :mrgreen:

webb

Para acabar, Daniel Berger. El joven profesional estadounidense se declaró fan acérrimo de Tiger Woods desde su niñez, razón por la que llevaba una gorra con el logo del californiano en esta estampa de su niñez:

bergertiger

En fin, cuando acumule algo más de material, volveré a escribir sobre este tema 😉

Share

Gadgets en Bahamas

Sigue desarrollándose en Bahamas el Hero World Challenge, el torneo con “field” limitado en el que Tiger Woods ha hecho su reaparición tras 15 meses de ausencia. El comentario viene a cuento a raíz del resultado de ayer del californiano, que con unos buenos 65 golpes sin fallo dejó el último lugar de la clasificación (Justin Rose se retiró) para ocupar provisionalmente el 9º lugar, a 6 golpes del liderato. Hay que tener en cuenta que la presión mental, la que puede desmontar totalmente un swing, es la de los torneos “de verdad”, especialmente los “grandes”, que son en realidad en los que Tiger Woods está realmente interesado. Por ello, para valorar en su justa medida el nuevo y hasta bonito swing del jugador, habrá que esperar hasta el año que viene 😉

Dicho esto, hay espectadores que ya han lanzado las campanas al vuelo y se dedican a besar todo lugar que Woods pise como si fuera suelo sagrado. Vean si no a este aficionado, que tras jugar el ex-nº 1 desde una zona arenosa, se dedicó a llevarse parte de la arena como recuerdo de ese momento 😯

Tiger juega su golpe (vía Golf Channel)

woodsarena

Y el aficionado entra en acción (vía Jay Busbee) 😯

aficionadoarena

A partir de ahora habrá que llevarse una botellita, o varias, para ir guardando la arena que pisan nuestros jugadores favoritos. O varias. El problema es que en cuatro días los campos van a ser desiertos de roca 🙁 Para evitarlo, lo mejor es llevar al campo una gorra como la que utilizó el caddie de Vijay Singh en la Presidents Cup del año 2000 :mrgreen:

singhgorra

Para acabar, y ya que hablamos de gorras, destacar el sombrero que Jordan Spieth está luciendo en la isla caribeña. Es comprensible que a los estadounidenses les haya hecho mucha ilusión ganar la Ryder Cup, razón por la que todas las fundas de las maderas son recordatorios de esa victoria. Además, para que haga juego, el tejano usa este modelito. Objetivo conseguido. Todo conjuntado 😉 (vía Michael Collins).

spiethryder

Share

El enésimo regreso de Tiger

Hoy, Tiger Woods ha jugado su primera ronda competitiva desde hace 15 meses. Debido a la expectación que ha generado, casi no queda más remedio que hablar un poco sobre lo que se ha podido ver en el campo de golf 🙂

Tiger Woods ha sido el jugador más dominante -que no el más grande- de la historia de nuestro deporte. La razón de su largo reinado fue la unión de un increíble talento junto su conocida capacidad para trabajar más duro que nadie. Esa virtud, seguramente heredada del pasado militar de su padre, le llevaba a entrenar una gran cantidad de horas al día y permitía que el jugador estuviera “fino” durante toda la temporada. Sus problemas de espalda, así como el hecho de que ahora tenga obligaciones familiares no hace más que reflejarse en la tarjeta de resultados del californiano.

-4 en los primeros 9 hoyos y +5 en los segundos 9 🙁

woodsalbani

No sé si los periodistas tienen mala memoria o si se hacen un poco los olvidadizos a la hora de recordar el juego de Tiger Woods en los últimos tiempos. La de hoy no es la primera vez que vemos como la inconsistencia desbarata un inicio prometedor en un torneo, y tampoco debería extrañarnos que siga siendo así el resto de su carrera; trabajar todos los aspectos del juego significa una carga de trabajo que parece que Woods no puede asumir. No obstante, hay un aspecto del juego que me ha llamado la atención; su “tempo”.

Por primera vez he podido disfrutar del swing de Tiger Woods. Ha desaparecido aquella bajada tan violenta hacia la bola y, en su lugar, ha aparecido un swing más rítmico y fluido, como se puede ver en esta recopilación del PGA Tour.

Seguramente el cambio tiene como finalidad proteger su espalda baja, pero también es cierto que puede que tenga como efecto secundario una mayor precisión en sus golpes. ¿Le permitirá ello ganar otra vez, como ha dicho Hank Haney? Personalmente, lo dudo……pero de una leyenda de talla mundial como Tiger Woods no se puede descartar nada 😉
Share

Un hoyo en uno que no fue

Hoy voy a explicar una historia muy curiosa que leí en un artículo de Golf Channel hace casi dos meses. La protagoniza un chaval de 15 años llamado Josh Hogarth, que ganó un torneo junior en el campo inglés de South Moor Golf Club.

Este es el susodicho (Foto de Tom Wilkinson)

hogarth

¿Alguien le ve como un poso de amargura? La razón podría ser lo que le sucedió en el hoyo 14, un par 3 de 168 metros en el que jugó un hierro 6. La realidad es que pegó un golpazo, de tal manera que la bola acabó rodando mansamente hasta el agujero, quedando apoyada en la bandera pero sin llegar a reposar por debajo del nivel del suelo. Cosas de la juventud, al amigo Josh no se le ocurrió mover un poco el asta para que la bola cayera al fondo del agujero antes de sacarla. Por ello, al proceder a tirar de la bandera, la bola se salió del agujero, dejándole con dos palmos de narices. Veamos lo que dice la regla 17-4:

17-4. BOLA REPOSANDO CONTRA LA BANDERA Cuando la bola de un jugador reposa contra la bandera que está en el agujero y la bola no está embocada, el jugador u otra persona autorizada por él puede mover o quitar la bandera y si la bola cae dentro del agujero se considera que el jugador ha embocado con su último golpe; de otra manera, si la bola ha sido movida debe ser colocada en el borde del agujero, sin penalidad.

Como se puede ver, en este caso la bola se tiene que colocar al borde del agujero sin penalidad, permitiendo así que el jugador la emboque con su segundo golpe. En sus declaraciones posteriores, Hogarth manifestó que no conocía la regla y que ello le impidió conseguir dos hitos; el mencionado hoyo en uno…y también el récord del campo de 64 golpes que hubiera firmado si hubiera procedido correctamente. En fin, no te acostarás sin saber algo más. Lo que está claro es que, a partir de ahora, a Josh Hogarth nunca se le olvidará como se actúa cuando la bola queda apoyada en la bandera 🙁

Share

El handicap de P&P

Hace ya un tiempo que voy leyendo noticias sobre ese portento del Pitch&Putt (P&P) que se llama Thomas Artigas. Raro es el mes que este chaval de solo 15 años (todavía está en edad cadete) no gana algún torneo internacional de esta modalidad, demostrando que en las distancias cortas hay muy pocos rivales que le puedan hacer sombra. Como soy así de curioso, me he dedicado un buen rato a repasar su ficha de actividad en la RFEG, llevándome dos sorpresas. La primera de ellas es que el chico es handicao 0,2. La segunda, que no hace más que jugar torneos de P&P todo el año.

El Open de Portugal de P&P, su última conquista (foto RFEG)

artigasportugal

Vaya por delante que lo que hace Artigas tiene mucho mérito, pero tengo que reconocer que ya en su momento me pareció un grave error permitir bajar el handicap de golf en recorridos de P&P. Este tipo de recorridos solo ponen a prueba una parte de tu juego, el corto, y dejan de lado una faceta del juego tan importante como es el juego largo. Pondré un ejemplo, a ver si se me entiende mejor. ¿Qué pensaríais si se organizaran competiciones de drive más largo y la clasificación en las mismas nos permitiera bajar nuestro handicap de golf? Absurdo ¿no?. Pues lo mismo me parece cuando extrapolo la situación a campos en cuyos hoyos más largos no pegas más de un hierro 9. Y si las medidas son de la IPPA, el máximo es un SW. Lo siento, pero no me vale que digan que los cuentan con su propio “slope” porque esas valoraciones son (en mi opinión) demasiado “generosas”.

Tras consultar su ficha de actividad, he ido al ranking nacional, donde en su categoría Artigas ostenta el puesto nº 18 de nuestro país. Para comparar, he elegido a uno de los chicos con su mismo handicap y he estudiado su ficha de actividad. Este jugador participó el pasado mes de octubre en un torneo en “campo grande” en el que firmó una tarjeta de 68 golpes brutos. Estamos en lo de siempre, que sobre el papel ambos handicaps son iguales…….pero, para mí, uno tiene mucho más valor que el otro porque pone a prueba todos los aspectos de su juego 😉

 P.D.: Por si alguien no lo sabe, yo empecé jugando al P&P y acabé en el “campo grande”. Por lo tanto, creo que soy consciente de la dificultad de ambas especialidades.

Share

Somos gilipollas

Antes de todo, quiero disculparme por el título de la entrada del blog. Estuve valorando que fuera algo como “no tenemos remedio” o “4 años más de sufrimiento”, pero tras meditarlo me di cuenta que la frase que mejor definía el contenido de este artículo era la actual. Me explico:

Este pasado sábado, la RFEG publicó un artículo que me puso la piel de gallina. En él, se informaba que la candidatura del actual (y a este paso eterno) presidente de la RFEG había sido la única que se había inscrito en tiempo y forma para acceder al cargo anteriormente descrito. Por lo tanto, el próximo 19 de diciembre tendremos nuevo presidente…..bueno, nuevo no, que es el mismo que tenemos desde 2008 🙁 La cuestión es que el 87,25% de los miembros de la Asamblea General le han dado su apoyo, lo que demuestra que el grado de gilipollez en este deporte es inusualmente elevado en nuestro deporte. Recordemos algunos de los “logros” del amigo Gonzaga Escauriaza.

  •  Dos años después de ser investido presidente por 1ª vez, en España había 336.986 licencias amateurs. Este 1 de noviembre pasado, después de sus dos periodos de presidencia, solo tenemos solo 271.680 licencias. Esto significa más de 65.000 licencias perdidas durante su presidencia, lo que no es moco de pavo. Nadie ha destrozado el golf español como él.
  • El “equipo” de Escauriaza ha aparecido varias veces en los periódicos, y no precisamente por noticias positivas. No hay que olvidar los escándalos del Vicepresidente 2º, Fernando Ramírez de Haro (sí, el marido de Espe), que ha dado sobradas muestras de estar a la altura de su mujer en lo que a asuntos turbios se refiere.  Para más datos, su presidente del Comité de Disciplina Deportiva, el recientemente fallecido Fernando Satrústegui Aznar, también vicepresidente de la RFEG, fue condenado en 2010 por estafa procesal en uno de los casos derivados del “Caso KIO” 😯 Para premiar sus “servicios”, le concedieron la medalla de bronce a título póstumo. Esto es España. Como no podía ser de otra manera, su política de premios ha ido en la misma línea, premiando a presidentes de territoriales que han hundido a nuestro deporte en sus respectivas zonas. Un ejemplo es Alberto Durán, presidente de la catalana.
  • Veamos ahora los logros económicos. Ya he escrito varias veces sobre el enorme quebranto económico que el presidente de la RFEG ha provocado a las arcas federativas. Haciendo un cálculo aproximado, me salen MÁS DE TRES MILLONES de euros en pérdidas por enajenación de instrumentos financieros en los últimos años. ¿Preferentes?. Vayan ustedes a saber. El caso es que a finales de 2015 declaró que el Open de España no se iba a celebrar por falta de dinero cuando la realidad es que dinero si hubo pero lo perdieron jugando al “Monopoly”. Si no llega a ser por Sergio García y el European Tour, que corrieron con los gastos, nos quedamos sin Open de España. Bravo.

En fin, no me alargo más, que me va a salir una entrada del blog kilométrica. Leyendo el texto de este artículo, me pregunto si a Escauriaza lo eligen porque responde a la famosa figura del “tonto útil” por su incapacidad para cambiar unas estructuras de poder y formas de hacer ya superadas en cualquier país serio. Mientras esté él, está claro que hay un buen puñado de vividores que no van a tener problemas a la hora de seguir chupando del bote mientras el golf agoniza lentamente. Si es que somos gilipollas 🙁

Hala, otra presidencia a 90.000€/año para sus viajes. Hay que joderse.

escauriaza

Share

Jugar bola en movimiento

Hoy toca hablar de reglas otra vez, además con un caso bastante curioso. El incidente implica a este profesional, que ante la frustración de haber fallado el corto putt que le quedaba, deja que el cabreo le venza y hace esto 😯 El vídeo es de @GolfRules_Questions en Instagram.

Efectivamente, el golfista no espera a que la bola quede en reposo y la golpea para embocarla definitivamente…..lo que solo le puede traer más problemas 🙁 Contrariamente a lo que se pueda pensar, el jugador no ha incurrido en penalidad bajo la regla 19-2 (bola desviada o detenida por el jugador) ya que este regla solo trata los casos accidentales, sino que la regla infringida es la 14-5 (jugar bola en movimiento). Por lo tanto, lo que diferencia el tratamiento que vamos a dar al comportamiento es la intencionalidad. Leamos su texto:

14-5. JUGAR BOLA EN MOVIMIENTO Un jugador no debe ejecutar un golpe a su bola mientras la misma está en movimiento. Excepciones:
 Bola cayendo de un soporte (tee) – Regla 11-3
 Golpear la bola más de una vez – Regla 14-4
 Bola moviéndose en el agua – Regla 14-6
Cuando la bola comienza a moverse sólo después de que el jugador ha comenzado el golpe o el movimiento hacia atrás de su palo para el golpe, no incurre en penalidad bajo esta Regla por jugar una bola en movimiento, pero no está exento de cualquier penalidad bajo la Regla 18-2 (Bola en reposo movida por el jugador). (Bola intencionadamente desviada o detenida por el jugador, su compañero o caddie – ver Regla 1-2.)

Lo que me gustaría resaltar es el último párrafo. Como se puede leer, más allá de las excepciones, no existe penalidad si golpeamos intencionadamente la bola de esta manera si se inició el swing antes de que la bola empezara a moverse. Por lo tanto, si una ráfaga de viento hace que esta se mueva justo cuando estamos bajando el palo, no nos tendremos que apuntar ninguna penalidad por golpearla así. En cambio, si no sabemos lo que ha provocado que la bola se mueva, tal y como dice el texto, existen muchas posibilidades de que acabemos sin penalidad por golpear la bola…..pero con un golpe más por infracción de la regla 18-2 (bola en reposo movida por el jugador) 🙁

14-5

Share

Golf Vintage (XI)

Hoy, la entrada del blog va a estar dedicada nuevamente a la maquinaria que hace muchos años se utilizaba para el mantenimiento de los campos de golf. En primer lugar, vamos a ver uno de los anuncios que hace ya muchas décadas, allá por 1927, publicitaban este tipo de maquinaria. Entre ellos se puede encontrar alguno de marcas que hoy en día tienen gran prestigio, como “Toro”. Veamos algunos ejemplos, vía Simon Hayes:

El tractor junior Toro y la segadora manual para tees

toro1

La fabricante de segadoras Philadelphia. Hay que hacer notar que se fundó en 1869.

philadelphia

La maquinaria de riego “Double Rotary”. En este caso se trataba de una boca de riego portatil. Curioso el eslógan; “lo mejor despuñes de la lluvia” 🙂

rotary

Maquinaria Roseman, que segaba y al mismo tiempo “pasaba el rulo”

roseman

Otra foto interesante es esta que publicó en su momento Pinehurt Resort, en la que se puede ver al personal de mantenimiento segando un green a mano, uno al lado del otro. Desde luego, segar todo el campo a mano debía ser una tarea titánica. Por la vestimenta, debe ser bastante antigua.

pinehurstmowing

Para acabar, una foto muy curiosa en la que se puede ver a Arnold Palmer conduciendo un tractor, mientras detrás está Jack Nicklaus (con un gorro blanco muy curioso plantado en la cabeza) junto al que posteriormente sería presidente de la Golf Course Superintendents Association of America (GCSAA) Ted Woehrle. No es el tractor original con el que el padre de Palmer construyó su campo con sus propias manos pero ese Ford tampoco es muy moderno que digamos.

arnoldtractor

Hasta la próxima 😉

Share