Mediterranean Ladies Open (II)

Para la 2ª parte sobre mi experiencia como caddie en este torneo del Ladies European Tour, voy a publicar un curioso material que recopilé en el campo de prácticas del Golf de Terramar. La protagonista del torneo en este aspecto fue la jugadora francesa Sophie Giquel-Bettan, una profesional que tiene en su haber una victoria en este circuito y que tiene una rutina de calentamiento de lo más curiosa. Con el objetivo de buscar las sensaciones más adecuadas para cada parte de su cuerpo, la amiga Sophie pega bolas con cada uno de sus brazos por separado mientras se sostiene con las dos piernas. En este vídeo se la puede ver con el izquierdo, aunque también lo hizo con el derecho:

El comentario sobre las piernas no es baladí ya que a continuación Giquel-Bettan se ponía a practicar de la misma manera….pero apoyada en solo una de sus extremidades inferiores, alternándolas 😯 Aquí la tenemos en uno de esos momentos:

Con posterioridad, volvía a coger el palo con las dos manos y seguía alternando las piernas para buscar la sensación del mejor golpeo:

Yo, ni con los dos pies en el suelo y las dos manos en el palo la pego tan bien como ellas 😳 Posteriormente, en el putting green, también tuve la oportunidad de ver cual es el “gadget” más popular entre las jugadoras del Ladies European Tour; el EyeLine Putting Mirror. En esta foto se puede ver a Karine Icher utilizándolo:

Carlota Ciganda tampoco era ajena a esta importante herramienta de trabajo.

Para acabar, un par de anécdotas “curiosas” que se produjeron durante el torneo:

  • La primera la protagonizó un iluminado individuo de la organización al que no se le ocurrió más que acercarse al grupo de caddies y entrenadores que se encontraban junto a Azahara Muñoz y Karine Icher para que abandonaran el campo de prácticas y se pusieran detrás de las cuerdas. La razón, que si estaban al lado de la bolsa de las jugadoras, limpiándoles los palos y aconsejándolas en su swing….no dejaban ver bien a los espectadores 😯 Hay que decir que, tras el primer momento de estupor, la española sacó el carácter y se encaró con este señor diciéndole que de allí no se iba nadie. Al ver que la cosa se ponía fea, desistió de sus intenciones y se retiró raudo del lugar.
  • La segunda anécdota tuvo como protagonista a Nuria Iturioz (o Iturrios, como la llaman otros). Resulta que había un chalado que la perseguía por todo el campo gritándole que quería un beso suyo, razón por la que el viernes fue expulsado del campo. El sábado, como corresponde a los que no están muy bien de la cabeza, volvió otra vez al ataque, teniendo que ser apartado del lugar nuevamente por un miembro de la organización. Si es que no hay nada como ser jóven y tener éxito en el golf 🙂
Share

Mediterranean Ladies Open (I)

Como muchos de los seguidores de la cuenta de Twitter sabrán, el martes, jueves y viernes pasados estuve haciendo de caddie en el evento del Ladies European Tour que se ha celebrado en el Club de Golf Terramar, el Mediterranean Ladies Open. La experiencia ha sido espectacular y he aprendido muchas cosas sobre el circuito femenino que no había constatado en los torneos masculinos en los que había ejercido la misma función (Challenge Tour, Peugeot Tour, etc.). Lo más evidente es lo tremendamente satisfactorio que es hacer de caddie a las chicas. Su amabilidad, dulzura y cercanía en el trato es muy superior a la de sus homólogos masculinos, lo que convierte el hecho de jugar una simple ronda de prácticas con ellas en algo muy agradable.

No solo estaban las bolsas, también las jugadoras 🙂

Por supuesto, eso no significa que algunas no le “zurren” a la bola como auténticas bestias. Por poner un ejemplo, estuve en el grupo de Jessica Karlsson, una jugadora sueca  que acabó como 12ª clasificada final y que en el hoyo 2 del campo (330 metros) le dió una “galleta” a la bola que se dejó un approach…….de solo 50 metros 😯 La francesa Jade Schaeffer alcanzaba casi las mismas distancias, pero sin ser un “armario” como la sueca. Ella lo conseguía a base de un backswing muy lento, al estilo Hideki Matsuyama, y un desgiro fulgurante. Un auténtico espectáculo que sacudía mi autoestima hasta extremos peligrosos para mi salud mental 😳 Un ejemplo de lo bien que juegan lo tenemos en el patrón de golpeo de los palos de Karine Icher, a cuya madera de calle le pude hacer una foto en el campo de prácticas. Como se puede comprobar, la parte “desgastada” está toda en la misma zona 😉

La sensación tras el torneo es, más que nunca, que nos encontramos ante un juego de detalles. Aquí todas “tocan” la bola de maravilla, y las diferencias en la clasificación se establecen principalmente por distancias muy pequeñas, como el par de metros más cerca de la bandera del approach, el centímetro que hace que la bola toque el agujero y no caiga dentro de él, y, sobre todo, lo que encontramos en la distancia que hay entre oreja y oreja. Son profesionales y fallan poco, pero acaban arriba las que son capaces de mantener la calma tras un mal swing, minimizan el daño con un amplio repertorio de golpes, y tienen la suficiente fortaleza mental como para no hundirse psicológicamente y recuperarse en los siguientes hoyos. En estos niveles, la “cabecita” juega un papel preponderante 😉

Lo echaré de menos 🙁

Share

Santander Tour y licencias

Hoy tenía previsto escribir sobre mi experiencia esta semana como caddie en el Ladies European Tour pero una noticia de última hora me ha obligado a cambiar el tema a tratar por otro mucho menos agradable. A pesar de ello, lo trataré en la próxima entrada, además de recomendar ahora mismo que cualquiera que pueda se pase por el Golf Terramar (Sitges, Barcelona) a ver jugar a estas excelentes golfistas. Vale la pena 🙂

El caso es que hace unos días uno de mis seguidores de Twitter (Manugolfing) comentaba que venir al nordeste de España le quedaba un poco lejos y que prefería disfrutar del juego de las profesionales del Santander Tour en Madrid. El único “problemilla” que se ha generado es que la prueba madrileña se disputa en las instalaciones del Golf Santander. Me explico. Para aquél que no lo sepa, el Golf Santander es un campo privado que se construyó en su momento al lado de las oficinas centrales del Banco de Santander en Boadilla del Monte. El amigo Botín no reparó en gastos a la hora de crearlo, como el hecho de que el diseñador fuera Rees Jones y que se instalara allí una escuela de golf del célebre entrenador Jim McLean. El caso es que la exclusividad que allí se respira está muy alejada de lo que yo creo que debería ser el golf; un deporte que cualquiera puede practicar. Hace un año, la entidad bancaria se comprometió a apoyar el golf femenino pero lo ha hecho de una manera muy singular; prohibiendo la entrada al público a “su campo” en primera instancia, rectificando parcialmente con posterioridad y exigiendo haber pedido permiso por correo electrónico para ver el torneo 😯 Todo empezaba esta mañana con estos tweets:

Ante el revuelo montado en las redes sociales, parece que se lo han pensado mejor:

Una vez sucedido esto, hay que preguntarse varias cosas, como ¿qué entiende el Banco de Santander por promocionar el golf femenino?¿hacerlo solo entre las aristocráticas amistades/directivos de su presidenta, Ana Patricia Botín-Sanz de Sautuola O’Shea, o acercarlo al público en general?¿tiene miedo el Banco de Santander de que le roben los pocos árboles del campo?¿de que le roben el agua?¿la hierba? 😯 ¿Qué problema supone abrir el campo a los aficionados sin que tengan que “pedir permiso” con un correo electrónico en el que les obligarán a poner como mínimo el nombre, apellidos y DNI?¿para comprobar que no están en algún registro de “indeseables”? Como he comentado, esta misma semana se celebra en nuestro país un torneo del Ladies European Tour……al que el acceso es libre a pesar de que el Golf de Terramar no es precisamente de clase media 😯

Las comparaciones son odiosas

Este tema es mucho más grave cuando se comprueban las cifras de federados del mes de abril, que son las reales ya que es cuando se da de baja a las personas a las que no se ha podido cobrar. Así, el saldo no es el de 1 de enero, que era de 273.527 federados. La realidad es que somos solo 260.930 los amateurs al corriente de pago, 2.685 menos que el año pasado por estas fechas. Si además le añadimos que las licencias femeninas han vuelto a descender, dejando a las féminas en menos del 30% de jugadores, está todo dicho. Un vergüenza 🙁

Share

The Hammer

Para los que llevamos un tiempo en el golf, es palo del que voy a hablar a continuación no es un desconocido. Incluso es posible que, en alguna solitaria madrugada, más de uno hayan podido visionar el anuncio del mismo en algún canal dedicado a la teletienda. Para hacer memoria, vamos a revivir los alaridos con los que su creador nos dejaba insomnes 🙂

Efectivamente, se trata del amigo Jack Hamm, que publicita su gran obra, el Hammer-X (martillo-X), a grito pelado. Como se puede ver en su web, Jack predica que con este curioso driver de solo 99.95$ se pueden alcanzar distancias astronómicas. En ella también se puede encontrar su currículo como  golfista, con “perlas” como estas:

  • 6 veces campeón del mundo de long drive (no aparece en la lista de campeones) 😯
  • Poseedor de 6 récords mundiales (no dice cuales) 😯
  • El único ser humano en promediar 400 yardas desde el tee 😯
  • En una ronda, alcanzó el green de ocho pares 4 de drive. Firmó solo 29 golpes con este palo y los hierros……pero hizo 43 putts. ¡¡Ay, si supiera patear!! (literal) 😯
  • ¡¡Tiene la entrada prohibida en todos los campos de prácticas de los EEUU porque les pierde todas las bolas!! (también literal) 😯

Por suerte para nosotros, los culos inquietos de MyGolfSpy han decidido testar el Hammer-X en un simulador para salir de dudas sobre la calaña de este individuo. El palo con el que lo han comparado es el TaylorMade M1 2016 de 10º. Las bolas, Bridgestone B-330RX. Siete personas, con handicaps entre 0 y 15 dieron 12-14 golpes con cada palo, intercambiándolos. ¿Los resultados? Estos:

  • TaylorMade M1: 225,2 mts. de media, 17,9 mts. de dispersión, 2768 RPMs, 16,4 º de ángulo de lanzamiento y 141,48 MPH de velocidad de la bola.
  • Hammer-X: 202,1 mts. de media, 21,7 mts. de dispersión, 2217 RPMs, 16,9º de ángulo de lanzamiento y 130,13 MPH de velocidad de la bola.

Como se puede ver, ni se acerca a los números de un driver como el de TaylorMade, con lo que el timo está claro.

Lo compres del color que lo compres, no vas a ganar distancia 😉

En fin, antes de comprar material de golf, lo mejor es informarse un poco. Sin duda, más de uno habrá “picado”, pero esperemos que tras este artículo cada vez sean menos los que tiren el dinero con este palo 😉

Share

Sergio y la pinaza

Como suele ser habitual en los últimos “grandes” tanto masculinos como femeninos, en el Masters de Augusta también hubo tiempo para un incidente de reglas que podría haber cambiado el nombre del ganador. El protagonista es Sergio García, que en el hoyo 13 conectó un mal drive que envió su bola al bosque de la izquierda del mismo. Aunque en primera instancia tuvo la suerte de que esta no acabó en el obstáculo de agua adyacente, el azar quiso que no acabara reposando en la pinaza si no en una zona de arbustos desde la que el jugador español solo pudo salir considerando su bola como injugable.

Esta es, más o menos, la zona en la que acabó

Tras medir los correspondientes dos palos de distancia, García dropó su bola en una zona cubierta de agujas de pino. En una acción que se podría calificar de no muy inteligente acertada, el castellonense empezó a mover algunas de ellas alrededor de su bola en un intento de poder impactarla limpiamente. Y sucedió esto:

Algunos usuarios de Twitter, como el profesional Bob Estes, notaron algo raro y lo comentaron, lo que propició opiniones encontradas. En cualquier caso, el comité del Masters (el mismo que permitió este dropaje sin penalidad de Ernie Els en el mismo hoyo, y no descalificó a Tiger Woods en 2013) revisó la grabación y determinó que la bola no había cambiado de posición. ¿Se movió?¿No se movió? A mí me parece que sí, aunque de manera imperceptible para quien estuviera allí presente. Al final, cada uno tendrá su opinión, pero de lo que no me cabe ninguna duda es de que la situación se podría haber evitado teniendo un poco más de cuidado. Dados los antecedentes de los últimos meses, es lo menos que se podía hacer 😉

Share

Masters 2017, día 4

Esta vez sí, Sergio García ha conseguido aquello que tanto anhelaba; ganar un “grande”. Y lo ha hecho actuando de manera totalmente diferente a las anteriores ocasiones en que había tenido a tiro un “major”. El día empezaba con gran expectación entre los aficionados a nuestro deporte, que se sentaban ante el televisor a la espera de un gran espectáculo que finalmente se ha hecho realidad.

Para variar, Gary Player estaba entrenando mientras veía el torneo :mrgreen:

Gareth Bale iba hasta conjuntado con el torneo

En los primeros 9 hoyos, Sergio García estuvo más acertado que sus principales rivales, muchos de los cuales (Spieth y Fowler, principamente) empezaban a hundirse en la clasificación. Solo Justin Rose seguía a duras penas su estela, e incluso tomaba la delantera en los primeros hoyos de la segunda vuelta. De haber sido el Sergio García “clásico”, con toda seguridad hubiera empezado a gesticular, a buscar excusas en el palo o en el green……pero a quien hemos visto esta semana es una persona diferente, alguien que no iba a bajar los brazos, que no se iba a rendir. A partir del hoyo 13 el toma y daca fue constante; el milagroso par salvado por el español en el hoyo 13 dio paso a un birdie en el hoyo 14 y, sobre todo, al espectacular eagle en el 15 que sirvió para empatar en el liderato. A partir de ahí, birdie de Rose en el 16, bogey del inglés en el 17 para devolver la igualdad al marcador, y par en el 18 para ambos. El primer hoyo del playoff propició una mala salida del campeón olímpico, que ya no pudo evitar el triunfo del castellonense.

El 2º golpe en el hoyo 15 fue determinante

Cada persona tiene su ritmo a la hora de madurar como persona. Hoy, como se le había reclamado tantas veces, García no se ha comportado como un niño asustado sino como un hombre que no pierde la fe en sus posibilidades. Así, gracias a su lucha, ha dejado de ser el “mejor jugador sin un grande”. Ha tardado un poco pero, con 37 años, igual le da tiempo para ganar alguno más si sigue comportándose así en el campo. Y todo en el día en que Severiano Ballesteros hubiera cumplido 60 años. Enhorabuena 🙂

Share

Masters 2017, día 3

Quién me lea desde hace un tiempo sabe que he sido muy crítico con Sergio García, básicamente porque me parecía un jugador que desperdiciaba su enorme talento por culpa de una mentalidad que casaba muchas veces con su apodo. Hoy, tras ver la 3ª jornada del Masters de Augusta, puedo decir que me siento orgulloso de como se ha comportado el español en el campo. La historia estaba hoy contra el castellonense ya que sus terceras vueltas en este torneo habían sido tradicionalmente muy malas. Además, sus rivales han presionado desde el inicio con resultados bajo par mientras García no acertaba a consolidar sus birdies sin hacer bogeys poco después. Incluso me he temido lo peor cuando parecía que se había ido al agua en el hoyo 13……pero ha sido precisamente es ese momento cuando se ha sacado un gran golpe de la chistera desde el obstáculo de agua y ha conseguido embocar un nuevo birdie. Otro acierto en el hoyo 15 le ha permitido acabar su ronda con un excelente 70 que iguala su mejor tarjeta en un tercer día en el Augusta National. Pero lo mejor ha sido su actitud; ni un solo mal gesto, ni un momento de sobreactuación, solo confianza, concentración y mentalidad ganadora. Si juega igual mañana, tiene muchas posibilidades de estrenar por fin un casillero de “grandes” que está incomprensiblemente vacío.

“Fist pump” (vía “El salido”)

Dicho esto, no va a ser fácil. Enfrente va a tener un ramillete de enormes jugadores, varios de ellos con uno o varios “majors” en la vitrina, que van a intentar evitarlo. El primero de ellos, Justin Rose, que con -6 está empatado con el español. El jugador inglés se ha destapado con una excelente ronda de -5 (la mejor del día) que le ha encaramado al primer puesto de la clasificación. Compañeros en la Ryder Cup, este domingo compartirán partido estelar. Justo delante suyo tendrán al bando estadounidense, con Fowler (-5) y Jordan Spieth (-4) como representantes. El californiano ha tenido un día algo irregular, que ha salvado en los dos pares 5 de la segunda vuelta del campo. En cambio, Spieth ha sido nuevamente un ejemplo de resiliencia al firmar 68 golpes y situarse con opciones de victoria tras el nefasto cuádruple bogey del hoyo 15 de un primer día en el que finalizó a 10 golpes del liderato 😯 Como curiosidad, decir que nadie ha conseguido ganar el Masters con un resultado tan abultado como ese en un hoyo, lo que dice mucho del juego del tejano.

Para acabar con los que yo creo que son los aspirantes, Ryan Moore (-4), Charley Hoffman (-4) y Adam Scott (-3). Moore comparte con García la estadística de ser los que menos bogeys han cometido en el torneo, lo que le convierte en candidato al triunfo. A pesar de que pocos confiaban en él, no se puede excluir a Hoffman porque, de no haber sido por un inoportuno doble bogey en el hoyo 16, también estaría co-liderando el evento. Scott ya ha ganado este torneo, por lo que ha demostrado estar capacitado para dar la sorpresa.

“Podéis meter ahí detrás todo lo que habéis escrito de mí” 🙂 (vía Steve Elling)

Un último apunte. Este domingo hubiera sido el 60º cumpleaños de Severiano Ballesteros. ¿Existe una fecha mejor para que García gane su 1er “grande”? Lo dudo. Y como es un dato que seguro que conoce, espero que le dé fuerzas para conseguirlo 😉

Share

Masters 2017, día 2

Una vez finalizada la segunda jornada del Masters de Augusta, ya puedo empezar a relatar someramente lo acontecido hoy. El día amanecía muy temprano para algunos, como Will McGirt, que apenas veían un pimiento en el campo de prácticas. A pesar de ello, ha conseguido más o menos aguantar el tipo y se ha situado 5º clasificado con -2.

Las temperaturas tampoco acompañaban, lo que unido al viento reinante ha propiciado escenas más propias del invierno que de la primavera georgiana. Este es Bernd Wiesberger.

Con respecto al juego, esta semana se cumplen 8 años de que Sergio García (-4) se descolgara con unas duras declaraciones en contra del Augusta National en las que tildaba al recorrido como “injusto” y aseveraba que no le gustaba. A pesar de ello, hoy hemos visto el nombre del castellonense en lo más alto de la clasificación durante casi todo el día, señal inequívoca de que el jugador español ha madurado desde entonces. Como él mismo ha declarado, ahora es una persona más calmada y que intenta aceptar mejor la frustración, lo que le está permitiendo liderar el torneo en un campo que nunca le ha gustado. Esta tranquilidad interior le va a hacer falta de cara a la tercera ronda ya que los sábados tiene la peor media de golpes de todos los participantes en las últimas tres décadas; 74,9 golpes. Además, no está solo ahí arriba. Golfistas jóvenes de gran talento como Thomas Pieters (-4) o Rickie Fowler (-4) están al acecho, y otros más veteranos como Ryan Moore (-1) o el campeón olímpico Justin Rose (-1) tampoco van a levantar el pie del acelerador. De Charley Hoffman no se puede aventurar gran cosa a pesar de haber flojeado un poco este viernes (+3 para el día, -4 total). Por su parte, Jon Rahm (-1) sigue dando la sensación de que podría estar mucho más arriba por su juego. Si sigue mejorando con el putter en las manos, optar al triunfo no es descabellado.

Un gesto que ha repetido bastante hoy

Del resto, destacar a dos jugadores. Por un lado, el gran Fred Couples, que con 57 años hoy ha firmado unos excelentes 70 golpes que le sitúan a solo tres del liderato. No estaría nada mal que, para celebrar el 25º aniversario de su triunfo en el Masters de 1992, se llevara también este 🙂 Por el otro lado, hay que destacar a Stewart Hagestad, el Campeón Mid-Amateur de los EEUU, que ha sido el primer golfista de esta categoría en haber pasado el corte en los últimos 28 años. Curiosamente, a pesar de sus excelentes dotes para nuestro deporte, cuando Hagestad acabó la universidad se dedicó a ser analista financiero para una empresa inmobiliaria en vez de abrazar el golf de pago. Ahora, a los 25 años, parece que está valorando dedicarle más tiempo a competir, una decisión que a la vista de los resultados no parece una insensatez.

El sábado es el tradicional “moving day”. El tiempo va a ser perfecto durante el resto del fin de semana, con lo que no va a haber excusas a la hora de entregar malas tarjetas. Mañana estaré por aquí para contarlo 😉

Share

Masters 2017, día 1

Ya ha acabado la 1ª ronda del Masters de Augusta y el protagonista principal del día no ha sido ningún jugador si no el viento. Este incómodo invitado se ha colado en el primer “grande” del año y ha amargado el día a muchos de los mejores jugadores del mundo.

La jornada empezaba con dos momentos muy importantes, el primero de ellos la ceremonia en la que los “Honorary Starters” Jack Nicklaus y Gary Player rendían homenaje al fallecido Arnold Palmer. El gesto más emotivo lo tuvo el “Oso Dorado” cuando apuntó al cielo con su gorra y se acordó de “The King”. Este fue el momento:

Luego, a todos se nos cayó una lagrimita, como a ellos

Gary Player, 81 años y con esta postura en el impacto. Tremendo.

El segundo punto de inflexión fue la retirada del nº 1 del mundo y gran favorito para el triunfo Dustin Johnson. Una inoportuna caída el día anterior le dejó la espalda baja maltrecha, por lo que ni siquiera pudo jugar el primer hoyo del recorrido. Dice que se cayó por las escalera, aunque vayan ustedes a saber si no estaba pracicando con Paulina alguna de esas posturas del Kamasutra que dicen proporcionan tanta relajación para el día siguiente :mrgreen: El caso es que esta no fue la única “caída” del día ya que varios de los señalados como “caballos ganadores” tuvieron un día aciago por causa del Dios Eolo. Por ejemplo Jordan Spieth (+3), que cambió su cuádruple bogey del último día de juego del año pasado en el hoyo 12 por otro igualito en el hoyo 15 de esta edición y tendrá que tirar de épica si quiere figurar en los puestos de honor de la clasificación el domingo. No fue el único. Martin Kaymer (+6), Henrik Stenson (+5) o Hideki Matsuyama (+4) también lo pasaron mal en un día en el que el Amen Corner acumuló un buen número de bolas en el agua.

En la parte alta de la tabla seguimos viendo nombres conocidos. Los Phil Mickelson, Sergio García, Justin Rose, Lee Wetwood y compañía utilizaron todos sus recursos para mantenerse a flote, a la espera de lo que nos depare mañana………un día exactamente igual que el de hoy. Efectivamente, la previsión del tiempo anuncia vientos de casi 40 kms/h, con lo que los jugadores tendrán que apretarse los machos para poder seguir en el torneo el fin de semana. Quién no está muy preocupado es Charley Hoffman, que arrasó a todos sus rivales con unos estratosféricos 65 golpes en condiciones muy difíciles. El viernes sabremos si esto es flor de un día o si es un candidato serio al triunfo final. Hasta entonces, a esperar 🙂

Hoffman no pareció afectado por el vendaval que se llevaba hasta la arena de los bunkers.

Bonus Track

Bonita la foto que ha publicado Javier Ballesteros en su cuenta de Twitter. Se trata de los “strokesavers” que utilizó Seve Ballesteros en este torneo, y que deben estar a buen recaudo porque son auténticas piezas de la historia del golf.

Share

Lexi Thompson, la “víctima”

Como muchos sabrán, Lexi Thompson fue objeto de controversia durante la última jornada del ANA Inspirational, primer “grande” femenino de la temporada. La polémica se generó porque un atento espectador se dirigió el domingo a los árbitros de la LPGA y les indicó que la jugadora estadounidense Lexi Thompson no había repuesto correctamente la bola en el green del hoyo 17 en la jornada sabatina. Vayamos por partes.

Que la penalización estaba bien impuesta es algo que salta a la vista. Llevo más de 20 años jugando al golf, he hecho de caddie en eventos del Challenge Tour, Peugeot Tour o en el Campeonato de España de Profesionales, y tengo muy claro por qué un/a jugador/a marca, levanta y “repone” una bola en el green. Veamos las imágenes.

Lexi está a punto de embocar un putt corto, pero detiene su movimiento cuando se da cuenta de que hay algo que no le gusta delante de su bola. Por ello, la marca, la levanta solo un poco….y ni la limpia, ni alinea la marca con el agujero. Entonces, ¿para qué lo hace? Queda bastante claro en la repetición con zoom que es para desplazar la bola unos centímetros para evitar la marca de clavo o similar.

La regla lo deja claro:

A partir de aquí, para mí está claro que la infracción es intencionada porque no se entiende que algo tan básico como esto no lo sepa una profesional. Una infracción inconsciente es lo que le sucedió a Brian Davis en 2010 cuando movió un impedimento suelto en un obstáculo de agua durante un playoff en el RBC Heritage. ¿Dijo que no se había dado cuenta en el momento en el que le “pillaron”? No, vio algo extraño en su golpe e inmediatamente llamó al árbitro. La penalidad le costó el torneo pero fue honesto y dio un ejemplo extraordinariamente positivo sobre nuestro deporte. Lo lamentable en el caso de Lexi es que ella, ni fue honesta, ni llamó a un árbitro; se quedó callada y luego jugó el papel de víctima. No tuvo la valentía de dar la cara y reconocer que el error fue únicamente suyo y que las reglas lo único que pretenden es que todos los jugadores tengan las mismas oportunidades de ganar.

La reacción de algunos profesionales y periodistas ante este caso es sonrojante. Demuestran que la integridad del juego se las trae al pairo y que lo importante para ellos es matar al mensajero. Habló a favor de Thompson Tiger Woods, que ha demostrado muchas veces su nulo respeto por las reglas (Abu Dhabi, Augusta National, BMW, The Players, etc.). Habló también Phil Mickelson, que es un gran ejemplo para todos utilizando información privilegiada para enriquecerse personalmente y así poder pagar sus importantes deudas de juego. Incluso he tenido que leer que Lexi Thompson “engrandece” al golf, cuando su actitud y la de todos los que piden un cambio para que esto no vuelva a suceder solo nos acerca al patético comportamiento de la inmensa mayoría de jugadores de fútbol, tirándose a propósito sin que tan siquiera les toquen para engañar al árbitro y que pite penalty, sin temer repercusiones posteriores cuando el vídeo demuestre que todo fue una gran mentira.

Estas lágrimas no son motivo suficiente para cambiar las reglas de golf

El golf es un deporte que juegan decenas de jugadores en decenas de hectáreas. Es imposible que los pocos árbitros que se encuentran en el campo puedan detectar las trampas de los participantes si ellos mismos o el público no las denuncian. ¿Es una faena imponer 4 golpes de penalidad en la ronda final de un “grande? Sí, pero la integridad del juego es mucho más importante que las lágrimas de alguien que lo que debería haber hecho es –como muy bien señala Lee Westwood– algo tan sencillo como seguir las reglas de golf que conoce y reponer en el mismo lugar donde estaba la bola. Impedir su sanción antes de que se cierre la competición es un despropósito, y el camino que tantos piden que se siga nos acerca al final del golf como un ejemplo de deporte de caballeros. Recordemos que Elliot Saltman, Simon Dyson o Chella Choi fueron penalizados e incluso sancionados varios meses sin jugar por lo mismo que hizo Lexi. ¿Que igual debería haber un árbitro pegado todo el tiempo a la pantalla de TV para evitar situaciones como las vividas? Igual sí, pero eso no tiene nada que ver con las reglas sino con los recursos que se quieran dedicar a este menester.

Estoy seguro que el debate seguirá hasta 2019, cuando las reglas permitan al comité justificar la cada vez más patente “ignorancia” de las reglas que muchos de los profesionales de este deporte demuestran. A partir de esa fecha, el golf pasará a ser un deporte más en el que la igualdad de oportunidades no importa.

PD: Desde aquí, mi agradecimiento a pros como Antonio Hortal o Ivó Giner, que han tenido la valentía de decir sin ambages que lo de Lexi es hacer trampas.

Share