Un nuevo potpurrí

El jueves empieza en el precioso campo de Wentworth el evento “insignia” del European Tour; el BMW PGA Championship. A pesar de ser teóricamente el torneo mejor dotado del viejo continente, la realidad es que son varias las estrellas de este deporte que han decidido hacer “campana”. Algunos, como Poulter, aducen que el campo no se ajusta a su juego (yo pensaba que era al revés, mira por donde). Otros, como McIlroy, hablan de problemas de agenda…..y alguno más no pisa Gran Bretaña ni en broma por causa de su estricta política fiscal. El caso es que es una pena que se pierda la oportunidad de ayudar un poco al circuito que les vio nacer y crecer 🙁 De todas maneras, ellos se lo pierden, a tenor de la foto que hoy ha publicado en Twitter Paul Lawrie. Como se puede ver, el “lounge” de los jugadores es de lo mejorcito que los profesionales van a ver durante la temporada:

Lounge

Uno de los que van a aprovechar intensamente las instalaciones es Miguel Ángel Jiménez. Como atestigua la foto que ha publicado hoy Luke Donald, el malagueño sigue llevando ese tipo de vida tan hollywoodense de “vive rápido, muere joven y deja un bonito cadáver”. Espero que no sea así pero, si sigue abusando del alcohol y el tabaco, un día de estos va a tener un susto. En fin, no sigo que hay muchos que le tienen como ejemplo de como vivir la vida y yo no comulgo con este comportamiento, sobre todo viniendo de un profesional del golf. Luego nos quejaremos de que no nos consideran deportistas 😉

MAJ

Otra de las noticias del día ha sido la compra de ProTracer por parte de Top Golf. Ya en su momento hablé tanto del sistema de seguimiento del vuelo de la bola como de la empresa que monta estas canchas de prácticas tan chulas. Sin duda, se trata de una adquisición muy relevante porque siempre he mantenido que, ante la devaluación de salarios y condiciones de trabajo que se está produciendo, el futuro del golf está en estas instalaciones. Dudo que, por lo menos en España, quede mucha clase media dentro de 20 años que tengan tiempo y dinero para jugar a nuestro deporte.

Uno de los que han probado las instalaciones de Top Golf ha sido Sergio García. Como atestigua la cuenta de Twitter del Top Golf de Austin (Texas), el castellonenese se acercó a dar unas bola aprovechando que había ganado el AT&T Byron Nelson un poco más al norte, en Fort Worth. Hay que recordar que Top Golf y el PGA Tour también firmaron un acuerdo de colaboración recientemente, con lo que es posible que se trate de una aparición relacionada con la promoción de estos establecimientos:

TopGolf

En fin, el jueves….más 😉

Share

Colocar o no colocar

Curioso lo sucedido durante la 2ª ronda del AT&T Byron Nelson, que nos demuestra que a veces las cosas no acaban como uno quiere con respecto a las reglas de golf. Hoy, en la entrada del blog, vamos a ver como la bola de Matt Kuchar acabó con peor “lie” a pesar de estar en vigor la llamada “regla de invierno” o “colocación de la bola”.

Efectivamente, el viernes pasado el campo del TPC Four Seasons estaba muy “blando” por causa de las copiosas lluvias caídas. Por ese motivo, los árbitros asignados al torneo decidieron que la “regla de invierno” estuviera en vigor. El amigo Matt jugó su drive en el hoyo 7 del citado recorrido y la bola acabó en el “fairway”. El caso es que, en el PGA Tour,  la distancia a la que se coloca la bola es de un palo en vez de la famosa “tarjeta” que se usa en el viejo continente. Kuchar, tan observador él, se dio cuenta que a esa distancia se encontraba el “pique” que había hecho su bola, por lo que decidió usar la protuberancia como “tee” natural para intentar alcanzar de dos golpes el green de este par 5 corto. Marcó su bola, la limpió, la colocó en el lugar indicado y quitó la marca. El jugador levantó la vista un momento…….y la bola cayó del vértice del pique 😯 Ni corto ni perezoso, Kuchar llamó a un árbitro para solucionar el entuerto.

El referee lo tuvo claro nada más escuchar el relato. La regla local “tipo” dice lo siguiente:

Un jugador puede colocar su bola solamente una vez y está en juego cuando ha sido colocada (Regla 20-4). Si la bola no queda en reposo en el punto en el que ha sido colocada, se aplica la Regla 20-3d. Si la bola al colocarla queda en reposo en el punto en el que ha sido colocada y posteriormente se mueve, no hay penalidad y la bola debe ser jugada como repose, salvo que se aplique lo establecido en alguna otra Regla.

Por lo tanto, si intentamos colocar la bola en la cúspide de un pique y esta no queda en reposo en el lugar, podemos volver a intentar colocarla otra vez. Si la colocamos y queda en reposo, está en juego. Si posteriormente, se mueve (por ejemplo) por causa de la gravedad, la bola estará en juego allí donde acabe reposando y no podemos volver a colocarla encima del pique.

La bola, encima del pique

Pique3

La bola, tras quedar en reposo y caer del pique

Pique1

Es posible que si la bola de Kuchar hubiera quedado encima del pique, hubiera tenido un tiro más fácil al green del par 5. Lamentablemente, al final, solo pudo firmar un par. Un birdie tampoco le hubiera ido mal…..porque acabó el torneo a un solo golpe del vencedor, Sergio García 😉

Información obtenida de la página ProGolfRefs.com

Share

Antesdeayer y hoy

Hace unas semanas, encontré en Twitter la grabación de un swing de hace más de 100 años. Pertenece a John Henry Taylor, un prominente golfista inglés que tuvo el honor de ganar cinco veces el Open Champioship, concretamente en 1894, 1895, 1900, 1909 y 1913. Por lo tanto, se puede afirmar que estamos ante un swing de categoría mundial. Ello nos va a servir para realizar una somera comparativa entre como se movía el palo en 1911 y en la actualidad, ejercicio que seguro le arrancará una sonrisa a más de uno 🙂 Es este:

Para empezar, la colocación a principios del siglo XX era muy diferente a la de nuestros días. Como se puede comprobar, el peso estaba claramente desplazado hacia el pie trasero, con lo que las líneas que unen pies, caderas y cabeza apuntaban en dirección opuesta al objetivo:

Ayer

Hoy en día, el peso se encuentra mucho más centrado, con lo que las líneas se alzan de manera más vertical:

Hoy1

El backswing también es muy diferente. En 1911, el talón del pie delantero se levantaba hasta dejar al jugador solo con la punta del pie apoyada en el suelo 😯 La distancia entra la cabeza y la bola también era muy acusada, como se puede ver en la captura de imagen.

Ayer2

En la actualidad, el backswing es mucho más estático, con la bola mucho más cerca de la cabeza. En muchos casos, el talón del pie delantero no se despega del suelo. Excepciones; jugadores como Phil Mickelson o Bubba Watson.

Hoy2

Para acabar, el “finish”. El amigo Taylor finalizaba su movimiento prácticamente sin levantar el talón trasero, con lo que el peso parecía quedar en ese pie.

Ayer3

Actualmente, el peso del cuerpo está mucho más apoyado en el pie delantero, formando una línea recto entre la pierna, el torso y la cabeza. Como consecuencia, el talón del pie trasero se levanta claramente.

Hoy3

En fin, no hay mucho más que decir; el swing de golf es un movimiento que ha ido cambiando a lo largo de los años. No tengo muy claro como va a evolucionar, pero lo que sí puedo asegurar es que nunca volverá a ser el mismo de 1911 😉

Share

Realidad virtual y golf

A finales del año pasado, el PGA Tour suscribió un acuerdo con Microsoft para que el sistema operativo Windows fuera el vehículo principal a la hora de trasladar a los aficionados. La colaboración con la marca de Redmond está empezando a dar sus resultados en forma de aplicaciones que nos van a hacer la vida más sencilla a la hora de consultar la clasificación o las estadísticas de cualquier jugador. Un ejemplo de estas herramientas lo tenemos en las aplicaciones que se han podido probar en las carpas de “hospitality” de los últimos torneos. Gracias a un artículo del PGA Tour Labs&Innovation, podemos ver el aspecto de dicha interfaz:

AppWindows

La verdad es que tiene muy buena pinta. Lo mejor es que parece que en pocas semanas se podrá disponer de ella en el sistema operativo Windows 10, con lo que entiendo que llegará a todos los usuarios que lo tengan instalado en su ordenador y/o dispositivos móviles.

No obstante lo dicho, lo que me ha dejado con la boca abierta es el uso de las “hololens” en el golf. Estas gafas de realidad virtual desarrolladas por Microsoft tienen como principal característica que no están “cerradas” al entorno sino que con ellas también puedes ver lo que te rodea. Lo que la compañía informática ha creado junto a la empresa Taqtile es la posibilidad de ver un campo entero en tres dimensiones, pudiendo además interactuar con él y ver todas las estadísticas 😯 La realidad es que viendo el vídeo del PGA Tour que publico a continuación se abre un inimaginable número de posibilidades para el aficionado al golf.

¿Te imaginas poniéndote las hololens, sentándote delante del televisor y pudiendo utilizarlas a tu gusto? Simplemente brutal……..y mucho más cerca de lo que nos podemos imaginar 😉

Share

Muirfield y Phil

Dos noticias han capitalizado el día de hoy. Por un lado, este mediodía se ha desvelado el resultado de la votación que decidía si la “Honourable Company of Edinburgh Golfers” de Muirfield iba a permitir que las mujeres fueran socias de este exclusivo campo. Al final, no se ha conseguido que el 66% (dos tercios) de los socios apoyaran la propuesta ya que se necesitaban 411 votos para aprobarla y solo 397 personas han votado a favor. En contra se han contabilizado 219. Por lo tanto, las mujeres seguirán sin poder acceder a sus dependencias, una lamentable decisión que transmite una imagen del golf como deporte sexista. Como si no tuviéramos bastante con lo de ser elitistas 🙁

La reacción del Royal&Ancient no se ha hecho esperar y ha expulsado “ipso facto” a Muirfield de la rotación de campos del Open Championship hasta que no solvente este problema. Numerosos deportistas (Ian Poulter, el comisionado de la LPGA Mike Whan, Gary Plater, etc.) se han mostrado públicamente a favor del “castigo”, por lo que ahora la pelota está en el tejado de Muirfield…..y también de Royal Troon. Recordemos que la sede del Open Championship de 2016 sigue siendo “Male Only” ya que, a pesar de disponer de un club femenino, no comparten edificio. Personalmente, no tengo ninguna duda de que las mujeres acabarán poniendo un pie en Muirfield, al igual que los golfistas de raza negra y también las mujeres lo acabaron haciendo en el Augusta National. El problema es cuando, así como qué precio acabará pagando nuestro deporte por comportamientos propios de la edad media. El tiempo lo dirá.

El último Open Champiosnship en Muirfield se celebró en 2013. El ganador fue Phil Mickelson.

Muirfield

Curiosidades de la vida, Mickelson es el protagonista de la próxima noticia ya que hoy también se ha conocido que había sido demandado civilmente por el equivalente estadounidense de la Comisión del Mercado de Valores por haber obtenido ganancias de casi un millón de dólares mediante información privilegiada 😯 Resulta que el jugador zurdo tenía una turbia relación con un tal Bill Walters, con el que acostumbraba a apostar. Asimismo, el amigo Walters se relacionaba con un tal Thomas Davis, ex-presidente de la empresa Dean Foods, el cual le proporcionó información privilegiada sobre una más que posible subida del precio de las acciones de la compañía gracias a sus buenos resultados económicos. ¿Qué sucedió? Como Phil Mickelson le debía una gran cantidad de dinero, Walters aconsejó a Phil en julio de 2012 que comprara acciones de Dean Foods. El golfista adquirió 2.4 millones de dólares en acciones en esas fechas……que vendió el 8 de agosto con un beneficio de 931.738 $, cuando efectivamente los resultados cuatrimestrales elevaron el precio de las mismas 😯

Tras saltar la noticia a los principales medios de comunicación, Mickelson ha emitido un comunicado anunciando que pagará dicha cantidad -más intereses- para cerra el caso. Lo que no sabremos nunca, dada la opacidad de su política de sanciones, es si el extenso régimen disciplinario del PGA Tour acabará actuando. En fin, un día de malas noticias para la imagen del golf 🙁

Share

Polideportivo

La entrada del blog de hoy va a contener un poco de todo. Va a haber golf, pero también va a tener cabida otro deporte de pelota, así como vamos a recordar un vídeo simplemente genial.

El primer protagonista es Sean Connery. El más famoso agente 007, que tiene ya 85 años, se ha lucido frente a sus amigos al conseguir el 5º hoyo en uno de su vida. El acontecimiento se ha producido en el campo de Lyford Cay (Bahamas) y se ha conseguido con una madera 9 a 113 metros. Sí, el tiempo no pasa en balde 🙁 Esta es la foto de la celebración, vía Lorne Rubenstein:

Connery

Cambiemos de actividad y pasemos al tenis de mesa. Como muchos saben, esta semana se juega el ATT Byron Nelson. Hasta allí se ha desplazado Sergio García, que se ha dedicado a entrenar duramente….al ping pong. Hay que pasar el tiempo como sea. Su rival es nada menos que Carlos Ortiz, con lo que la cosa ha quedado entre latinos (vía PGA Tour Media).

PingPong

El tercer invitado es Jamie Sadlowski, ex-campeón de Long Drive, que ha ganado su clasificatoria local para el US Open con un resultado de 65 impactos. Por mucho que cueste imaginarlo, Sadlowski casi no ha tocado el driver, ya que juega “a la Jason Day”, pegando hierros de 300 metros. Además, le ha hecho de caddie el ex-jugador y ahora comentarista Gary McCord, lo que también es un hecho a destacar. Lo que ha vuelto a demostrar el amigo Jamie es que es el profesional del “long drive” que mejor juega en términos generales a nuestro deporte. ¡¡¡Grande!!!

Ahí los tienen

Sadlowski

Para acabar, un vídeo que vale la pena ver. Era 2003 y la saga Matrix estaba en todo su esplendor. ¿Qué hacer para publicitar un partido por equipos con Tiger Woods, Phil Mickelson, Sergio García y Ernie Els? Ponerles gabardina negra y hacerles esquivar balas, romper bolas con las manos, y demás 😯 Se llamó la “2003 Battle at the Bridges” y, como he comentado, los primero 02:10 minutos no tienen desperdicio :mrgreen: (vía Adam Sarson) Que los disfruten 😉

Share

Fricción

Ya ha acabado The Players y por fin puedo dedicarme a escribir sobre otros temas en el blog 🙂 Hoy, aprovechando la publicación de un nuevo vídeo por parte de Andrew Rice, hablaré de la fricción y de como imprimir más “spin” a las bolas de golf.

Como comentaba, el amigo Rice ha vuelto a experimentar con un wedge en las manos y lo ha hecho intentando emular tres situaciones en las que nos podemos sentir identificados. La primera de ellas es con una bola de prácticas mojada y con la cara del palo llena de hierba. El golpe se parece mucho al ejecutado a una bola de golf de baja calidad (tipo “distance”) mientras reposa en un rough alto. En el segundo golpe, la bola y la cara del palo están limpias. El último golpe se realiza a una bola “premium” o multicapa limpia, estilo Titleist ProV, NXT Tour o similar. Veamos el vídeo:

Como se puede comprobar, la primera bola presenta un ángulo de lanzamiento muy alto (39.3º) y un spin muy bajo (1860 rpm). El ángulo de lanzamiento de la segunda bola es notoriamente más bajo (32.5º) y el “spin” muy superior (5330 rpm). Para acabar, la bola premium alcanza un ángulo de lanzamiento de solo 30.5º y un “spin” de 7087 rpm.
La pregunta es ¿cual es la causa de estos números? La respuesta es la fricción o cuanto “comprimimos” la bola. Cuanto más limpia está la cara del palo y mejor es la cubierta de la bola, mejor “friccionamos”. Evidentemente, no todos los jugadores pueden “friccionar” igual una misma bola ya que eso dependerá de su técnica. Lo más probable es que yo no alcanzara los números de Andrew Rice ni por asomo.
Al contrario de lo que puedan pensar muchos, pegar a la bola “hacia abajo” no es lo más importante, sino que lo esencial es trabajar el “spin loft” presentando las manos más adelantadas que la cara del palo en el impacto. Aprovechando el acuerdo de este blog con James Marshall, veremos un vídeo en el que lo explica.
Para el que prefiera leer, estas dos (I y II) entradas del blog. Una manera bastante “resultona” de trabajar este aspecto del juego es el DST Compressor, ese wedge con la varilla “doblada” que tanto éxito está teniendo entre aficionados y profesionales. Hablé de él aquí y aquí.
Ya sabéis lo que tenéis que hacer si queréis pegar esas bolas bajas que botan dos veces en el green y paran en seco. Cuando lo consigáis, explicadme el secreto 😳 😉
Share

The Players 2016, día 4

Acaba de finalizar el The Players y el ganador ha sido el que todos esperábamos; Jason Day. El jugador australiano ha completado otra semana espectacular en la que no ha cedido ni un solo día el liderato. Hoy ha firmado un resultado de -1, lo que ha sido suficiente para ganar el torneo por cuatro golpes y así embolsarse los casi 2 millones de dólares de premio. Ha tenido alguna “ayudita”, todo hay que decirlo, viniendo esta de dos lugares diferentes:

∗ De los organizadores, al darse cuenta del error de ayer. Hoy, los greens estaban muy rápidos (13 pies en el stimpmeter, decían) pero no injugables. Para comprobar hasta qué punto se han cuidado las banderas, baste decir que dos de los agujeros se han cambiado tras comprobar que podían causar problemas. Esto ha supuesto cambiar también la hoja correspondiente, algo que yo no recuerdo haber visto nunca en el circuito estadounidense. Al final, la media de golpes ha sido de 72.24, 3.35 golpes menos que la media de ayer.

La hoja, revisada

Banderas

∗ De su bolsa de palos, concretamente de su hierro 2. Este palo le ha permitido usar mucho menos el driver y, por lo tanto, meterse en menos problemas en un campo que premia poner la bola en el sitio correcto. Para hacerse a la idea de cuanto le ha ayudado, baste decir que en el hoyo 18 (el más complicado del recorrido) ha conseguido una distancia de 281 metros con él, dejándole un segundo golpe de hierro corto 😯

DayH2

El “bicho” (vía GolfWRX)

H2

De hecho, esta semana ha supuesto para Day entrar en un buen número de selectos clubs, que Justin Ray ha enumerado en un tweet. A saber:

  • 1er jugador en ganar The Players de principio a fin, sin empates al final de cada jornada, desde Hal Sutton en el año 2000.
  • 5º jugador desde 1980 en ganar 10 veces antes de su 29º cumpleaños (los otros son Woods, McIlroy, Mickelson y Duval).
  • 4º jugador desde 1970 en ganar de principio a fin en varias ocasiones en la misma temporada del PGA Tour (los otros, Woots, Tom Watson y Johnny Miller).
  • 1er jugador australiano en alcanzar las 10 victorias en el PGA Tour conmenos de 20 años de edad.
  • 9 triunfos en el PGA Tour en los últimos 3 años. Ningún jugador tiene más.
  • Desde el Canadian Open del año pasado, acumula un total de 156 bajo par, 27 golpes mejor que cualquier otro golfista.

Y no solo eso. Desde hace un año, ha ganado el 41% de los torneos en los que ha participado, 7 de 17. Es decir, Jason Day lleva unos cuantos meses arrasando con todo aquél que se le pone por delante, incluidos ex-números 1 del mundo como Jordan Spieth o Rory McIlroy (qué tiempos cuando todos hablábamos del inicio oficial de la “Era McIlroy”). Para acabar de rematar, con este triunfo Day ya cumple los criterios para entran en el “Salón de la Fama”.

En fin, ya solo quedan cuatro torneos más para disfrutar del US Open de Oakmont CC. ¿Se acuerdan de lo de ayer en el TPC Sawgrass?, pues allí va a ser así toda la semana 🙂

Share

The Players 2016, día 3

Por suerte, ya ha finalizado la tercera ronda del The Players. Y digo “por suerte” porque parecía que los jugadores nunca iban a llegar a su hoyo 18 😯 Las partidas se han alargado hasta casi las seis horas, lo que ha indignado a todos, aunque por diferentes motivos.

Me quejé el jueves y el viernes de las generosas condiciones que se habían encontrado los profesionales para firmar rondas muy bajas, y parece que al PGA Tour se le ha ido la mano a la hora de endurecer el campo. Para el que no lo sepa, el TPC Sawgrass tiene instalado bajo sus greens, al igual que el Augusta National, el sistema “SubAir”. De esta manera, puede “secarlos” a voluntad para evitar que estén demasiado receptivos, como se puede ver en el vídeo que ilustraba esta entrada del blog de 2013.

El caso es que los dos primeros días de juego la preparación del campo ha sido indigna de un torneo de esta categoría. Permitir a los mejores jugadores del mundo parar la bola en green con facilidad tuvo como consecuencia varios resultados de -9 y la instauración de un nuevo récord de 36 hoyos del torneo por parte de Jason Day (-15 total). Debió ser que en el PGA Tour se dieron cuenta del error…..y acabaron en el extremo opuesto. A pesar de negar que hayan echado mano del “SubAir”, parece claro que prepararon el campo contando con una previsión meteorológica que posteriormente se demostró errónea, lo que ha desembocado en el desastre de hoy. Esperaban un día sin viento y humedad media y se han encontrado con vientos de 20 MPH y una humedad de solo el 30%. Y ya no es solo el tiempo de juego, es que se ha batido el récord de tripateos del evento con 149, y la media de golpes ha pasado de 71.015 el jueves y 71.112 el viernes……a 75.594 este sábado 😯

Hay que decir que muchos “periodistas” han achacado al campo la duración de las partidas cuando los jugadores tienen mucho que ver en este ritmo de juego tan cansino. Los greens pueden estar muy rápidos pero tú tienes un tiempo estipulado para dar un golpe y tienes que cumplirlo. Ya sabemos que en el circuito estadounidense no se preocupan mucho por este aspecto del juego, como han constatado algunos caddies al ver que llevaban 3 horas de juego a su paso por la mitad del recorrido y los árbitros no les decían nada, seguramente siguiendo instrucciones de sus superiores al darse cuenta que parte del problema lo habían generado ellos.

A pesar de todo, alguno que otro se ha “librado” del castigo. Solo Ken Duke (estratosférico 65 hoy, con un +10 en Strokes Gained con respecto al resto de jugadores), Hideki Matsuyama (67) y Graeme McDowell (69) han sido los únicos que han bajado de la setentena. Por contra, se han registrado siete resultados de 80 o peor 😯

El “chaval” de la camisa alegre es Ken Duke (2013)

during the third round of the OHL Classic at Mayakoba on November 15, 2014 in Playa del Carmen, Mexico.

Parece ser que los representantes de los jugadores ya se han puesto en contacto con el circuito para dejar claras cuatro “cosillas”. Veremos como amanece el recorrido mañana porque no creo que el PGA Tour se quiera arriesgar a pasar otro día como hoy 😳 A ver si se aplican un poco y encuentran un término medio entre los dos extremos 😳

 

Share

The Players 2016, día 2

Hoy ha sido un día extraño. Todo empezaba muy temprano cuando una reconocible figura se dirigía al campo de prácticas. Una vez allí, el resto de participantes del torneo pudieron comprobar que algún científico loco había mezclado los genes del capitán de Ryder Cup de los EEUU, David Love III, con los de Billy Horschel. ¿El resultado? Este 😯

DavisIII

No sé si habrá sido una apuesta o es que Love III intenta poner en práctica el famoso “efeto espejo” con sus pupilos, pero la verdad es que a más de uno se le han erizado los pelos de los antebrazos :mrgreen:

La segunda sorpresa ha llegado de la mano del campo. Así como yo imaginaba que los resultados de ayer no se repetirían, la realidad es que las tarjetas han vuelto a ser muy bajas. Si el jueves era Shane Lowry el que establecía el récord de golpes en la 2ª vuelta del TPC Sawgrass con 29, hoy era Rory McIlroy el que igualaba esa marca. Es cierto que a McIlroy se le dan especialmente bien esos hoyos, pero los números están empezando a ser escandalosos para tratarse del llamado quinto “grande”.

Desde 2013, +12 del 1 al 9………y -44 del 10 al 18 😯 No está mal 😯

Rory29

Tercera sorpresa: la familia Johnson son unos patosos. El amigo Dustin se encontraba en el hoyo 17 cuando le entregó la bola que acababa de marcar en el green. Sea como fuere, la bola resbaló de alguna de las dos manos y acabó en el obstáculo de agua, lo que suponía un grave inconveniente. La regla 16-1b estipula que una bola levantada en el green debe ser repuesta (misma bola, mismo lugar), por lo que usar otra bola en lugar de la que se había caído al agua hubiera supuesto sustituirla e incurrir en 2 golpes de penalidad. Como no quedaba otro remedio, al final fue el caddie el que se mojó los pies. Veamos la secuencia de los hechos:

Esta situación no es nueva. Si hacemos memoria, recordaremos que a Ian Poulter le sucedió algo similar, con la suerte de que fue un espectador el que se brindó a mojarse para recuparar la bola del jugador inglés. Dentro vídeo:

La penúltima sorpresa ha sido ver un “hoyo en uno” en el 17 del TPC Sawgrass. Hacia nada menos que 14 años que nadie conseguía tal gesta. El héroe del día ha sido Will Wilcox, de esta manera:
La cuestión es que enseguida se han desatado las especulaciones acerca de como tiene que tener uno el pelo para firmar un “ace” en dicho hoyo. Como se puede ver en el vídeo, el cabello de Wilcox es rizado…..igual que el de Miguel Ángel Jiménez, que fue el último que lo consiguió en 2002 😯 Así lucía en aquella época:

MAJimenezAce

El que quiera repetir “hole in one” ya sabe; a hacerse la permanente 😉 Por supuesto, Wilcox ha pagado las bebidas en la sala de prensa 😉

Wilcox1Para acabar, el “numerito” final. Al acabar su ronda, Harold Varner III ha sido preguntado sobre su rendimiento en los greens. Esta ha sido su respuesta 😯

😯 En fin, mañana más 😉

Share