The Dan Plan (II)

Hace un año y medio, escribí una entrada del blog sobre un jugador de golf llamado Dan McLaughlin. Como algunos recordarán, McLaughlin estaba convencido de que invirtiendo 10.000 horas de entrenamiento, sería capaz de convertirse desde cero en todo un profesional del PGA Tour. Como suena. Curiosamente, esta misma semana los chicos de GolfWRX me sorprendieron con un artículo sobre esta misma persona, lo que me va a ayudadar a actualizar la historia. Vamos allá:

En 2015 dejé al amigo Dan con 6000 horas de trabajo, recuperándose lentamente de la lesión de espalda que impidió que siguiera su programa….y la cosa no ha cambiado desde entonces. Efectivamente, Dan McLaughlin abandonó definitivamente su ambición, no solamente frustrado por sus limitaciones físicas sino también por las mentales. En una conversación mantenida con la web estadounidense, McLaughlin reconocía que, a pesar de que llegó a ser casi un jugador scratch, nunca sintió que todos los aspectos de su juego funcionaban correctamente. Tener un juego “redondo” es lo que te permite realizar resultados bajos, pero si tu drive (uno de los aspectos que él menciona como problemático) no responde, difícilmente vas a llegar a ser profesional, una ambición que personalmente creo tiene mucho que ver con una habilidad natural. Y para ser un buen profesional, añádele mucho trabajo duro 🙂

Bye, bye, sueño

¿Qué ha sido de Dan desde entonces? Pues se dedica a asuntos que nada tienen que ver con nuestro deporte. Hace unos años fundó junto a su vecino una empresa dedicada a producir cerveza y otros brebajes, que en principio no tuvo demasiado éxito. Afortunadamente para él, cuando abandonó el “Dan Plan”, el negoció empezó a remontar y hoy en día está teniendo bastante éxito en la zona de Portland, donde reside. Esta es su página web, en la que se puede leer su historia.

Así se ven en la foto promocional

Quizás dentro de unos años, cuando el “gusano” del golf le vuelva a “picar”, volverá a coger un palo de golf y jugará unos hoyos…..pero con la única ambición de pasar un rato agradable en vez de querer verse en la TV junto a Rory McIlroy 😉

Share

Candeleda

Periódicamente, el golf es objeto de portada en los telediarios o en las portadas de los periódicos por sus estrechas relaciones con el poder. Ya he hablado en el blog de casos escandalosos como el de Puerta de Hierro, el cierre del campo de prácticas del Canal de Isabel II o el del campo que la Federación Madrileña quiere construir en Algete. A pesar de ello, el que quizás sea el más paradigmático de todos es el del Golf de Valdecañas, construido en plena Red Natura 2000 y que el Tribunal Supremo ha ordenado demoler. Evidentemente, en la mayoría de estos casos aparecen los nombres de los más granado de la burguesía de este país, con un montón de nombres compuestos y/o relacionados incluso con la realeza patria. La realidad es que estas noticias no hacen sino reforzar la imagen elitista de nuestro deporte, amén de convencer al público que los campos de golf dañan la naturaleza “per se”.

Para acabar de arreglarlo, hoy mismo he leído un artículo en El Confidencial en el que nuestro deporte vuelve a salir malparado. Solo a unos kilómetros al norte de la citada y vergonzosa Isla Valdecañas se encuentra la población de Candeleda. Para los que no lo conozcan, este pequeño pueblo de 5000 habitantes se ha ido convirtiendo en los últimos años en refugio de parte de la “jet set” española, con abundante presencia de banqueros, políticos y demás fauna. Lo negativo es que la desaforada construcción de casas de lujo está trufada de denuncias de favoritismo, ausencia de licencias válidas por tratarse de suelo rústico y demás lindezas. En estas otras noticias (aquí, aquí y aquí) se puede encontrar más información. Evidentemente, como más de uno habrá leído, no podía faltar nuestro deporte para acabar de redondear el artículo. Personalmente, y ya lo he dicho más de una vez, me produce vergüenza ajena tener que leer cada dos por tres sobre nosotros, viendo como la RFEG hasta aparece en las fotos de campos declarados ilegales como El Encín y que incluso tienen conexiones con la Gürtel. Ya lo anticipo, aquí tampoco nos salvamos.

La primera pregunta es por qué se construye un campo de golf municipal con sospechas de ilegalidad (las informaciones periodísticas dice que se construyó sin estudio de impacto ambiental, y que el gasto de agua contrasta con la privatización del servicio que los vecinos del pueblo han sufrido en los últimos años) en una zona en la que los jugadores escasean, para más señas a 165 kms de Madrid. La respuesta no puede ser otra que la de para permitir que los ¿famosos?¿ricos? residentes de fin de semana puedan practicar su afición. Para aclarar un poco las cosas, veamos qué nos dice la página web del campo:

¡Vaya, otra vez la RFEG! Si es que no pueden estar sin entrar en contacto con la élite de este país. Para los descreídos sobre lo que digo, vaya por delante este artículo de Tribuna Salamanca de 2013 en el que se informa de la “Copa Presidente”….con la asistencia hasta del presidente de la RFEG 😯

La foto que ilustra el artículo

Si uno repasa los nombres de los ganadores, verá que no parecen de la comarca 😉 Entre todos ellos destaca, aparte del amigo Gonzaga (no se pierde una, por supuesto con dietas pagadas de nuestras cuotas) la participación del tesorero de la RFEG y la del actual Vicepresidente 1º, Jaime Salaverri Aguilar. Un momento, que ese nombre me suena. Para demostrar el carácter “popular” del campo de golf, resulta que consta un tal Javier Salaverri Aguilar como presidente -junto al alcalde- del club, cuando de todos es sabido que es el hermano del Vicepresidente 1º de la RFEG y conocidos banqueros ambos (Jaime y Javier).

En fin, mientras nos quedamos sin Open de España y se venden campos públicos en otras regiones, parece que la RFEG no escatima esfuerzos en promocionar algunos recorridos….en los que por supuesto deben estar presentes personajes bien relacionados. Y luego nos quejaremos de que nos vean como un grupo de privilegiados 🙁

Share

LPGA Founders

Hoy voy a hablar brevemente del torneo que se celebra esta semana en el circuito femenino estadounidense; La Founders Cup. Es cierto que, en la mayoría de los casos, no prestamos demasiada atención a los nombres de estos eventos cuando a veces tienen una historia detrás que merece ser contada. En este caso, el evento está dedicado a homenajear a las 13 mujeres que un lejano día de 1950 decidieron crear la LPGA, llamadas Alice Bauer, Patty Berg, Bettye Danoff, Helen Detweiler, Marlene Bauer Hagge, Helen Hicks, Opal Hill, Betty Jameson, Sally Sessions, Marilynn Smith, Shirley Spork, Louise Suggs y -la más conocida- Babe Zaharias.

Evidentemente, las dificultades iniciales fueron muchas, pero este grupo de mujeres perseveraron y consiguieron sacar adelante el mejor circuito mundial femenino, aparte de crear la división de enseñanza de la LPGA. De todas ellas, solo tres siguen con vida, Marlene Hagge, Marilynn Smith y Shirley Spork. De las tres pioneras, esta semana hemos podido ver a las dos últimas en el torneo, algo de agradecer por su avanzada edad, 87 y 89 años respectivamente. Veamos su antes y su después, porque hay quien piensa que los ancianos nunca fueron jóvenes.

Marilynn Smith, embocando un putt en 1964 (AP/Horace Cort)

Shirley Spork, pateando en 1946 (AP)

En la actualidad (Spork, a la izquierda. Foto de Beth Ann Nichols)

Y no solo eso. A pesar de que cumplirá las nueve décadas esta primavera, Spork todavía es capaz de pegar un bien drive, como demuestra este vídeo grabado por Beth-Ann Nichols esta misma semana:

Como última muestra de que la juventud es un estado mental, esta foto del día de San Patricio de 2016, donde esta misma jugadora se vistió de esta guisa para hacerse una foto con el periodista Ron Sirak:

Bonus Track

El golf es un deporte para todas las edades, como también demuestra Jack Burke Jr, gran jugador que a los 94 años todavía mueve el palo así de bien 🙂

Share

Los años mozos de los pros (XXI)

Hoy, en esta vigésimo primera edición de las fotos de infancia y juventud de los mejores pros vamos a disfrutar de un “casi monográfico” de una de las parejas de amigos más de moda en el PGA Tour; Jordan Spieth y Justin Thomas. A pesar de su juventud, ambos se han convertido ya en dos referentes en el mundo del golf, por lo que creo merecen este “homenaje” 🙂

Para empezar, una tierna imagen de familia en la que encontramos a Spieth (izquierda), Ellie (centro) y Steven (derecha). La foto es de la cuenta de Instagram de su madre.

Aquí tenemos a Jordan Spieth ganando un torneo a una más que tierna edad. La foto es de Jonathan Wall (PGA Tour).

En la siguiente foto ya tenemos a los dos junto a………¿una jovencita Paula Creamer? 😯 (foto Golf Problems).

La siguiente instantánea es muy curiosa porque nos muestra a Thomas de vacaciones…..en Hawai, donde años después se consagraría ganando dos torneos consecutivos, el SBS Tournament of Champions y el Sony Open (Foto de Golf Problems).

Para acabar, un vídeo del swing de este mismo jugador….cuando solo tenía 7 añitos 😯

Bonus track

Como homenaje a Arnold Palmer en la semana de su torneo, aquí va una foto de cuando tenía solo 17 años. Ya entonces un ejército de chicas le seguían los pasos 😉 (vía PGA Tour).

 

Share

Cambio de peso (III)

Ya hace más de dos años que escribí la última de las dos entradas ( y )del blog sobre si los jugadores profesionales cambian de peso o no. Gracias a un interesante material que he recopilado hoy, voy a poder escribir una tercera parte sobre un aspecto del swing que es necesario dominar si queremos pegarle “sólido” a la bola.

La conclusión a la que hay que llegar en este tema es que no, la gran mayoría de profesionales no cambian el peso. Es posible que hayamos escuchado a muchos de ellos decir lo contrario, pero la razón es que no saben distinguir dos conceptos tan diferentes como “peso” y “presión”. Veamos como podemos definirlos.

  • Cambiamos el peso cuando desplazamos nuestro centro de gravedad hacia el pie trasero, algo que a simple vista está claro que no hacen los mejores jugadores. Sí, también es posible que hayamos visto a algunos profesores obligando a sus alumnos a adoptar la postura de la siguiente foto (vía Bodytrak Sports), lo que seguramente  haya arruinado su swing para el resto de sus días.

Una de las pocas veces que he dado un consejo de swing a un desconocido fue cuando vi a un alumno tomar una clase en la que se le pedía que hiciera esto mismo. El recital de rabazos fue escandaloso, y continuó cuando el profesor se marchó. Llegó un momento en que me supo tan mal ver sufrir a aquél hombre (para más datos era ya mayor, con lo que su habilidad para volver desde esa posición hasta el impacto era nula) que me atreví a sugerirle que se quedara algo más estático en el centro en vez de desplazarse tanto. Para su satisfacción y la mía, el jugador empezó a empalar bola tras bola con una facilidad pasmosa, demostrando que lo que necesitaba no era cambio de peso sino cambio de presión.

  • Como acabo de comentar, lo que se necesita en el backswing es un cambio de presión del pie delantero al trasero, sin que ello signifique un cambio de peso. La realidad es que el pie trasero lo que hace es “resistir”, empujar hacia el suelo cuando subimos el palo, dejando el peso mucho más centrado que cuando desplazamos el cuerpo. Esta es la imagen:

Un ejemplo entre los dos conceptos no lo proporciona Andrew Rice. En este vídeo podemos ver como Rice está encima de una alfombrilla de Swing Catalyst, con (ambos) el peso y la presión en su pie izquierdo. No obstante ello, en un momento dado el amigo Andrew es capaz de conseguir que la presión que refleja el Swing Catalyst pase a su pie trasero en un 88% a pesar de parecer estar con el peso totalmente en el delantero. Por lo tanto, peso y presión no son lo mismo. Esta es la razón de que, como ya escribí en 2012, este mismo profesor hablara en esta entrada del blog de la “regla de los 84 grados” como requisito quasi-necesario para pegarle consistentemente a la bola. ¿Es fácil entender esto? No. ¿Practicarlo?. Todavía más complicado……pero si no empezamos a saber la diferencia entre una cosa y otra nunca podremos progresar 😉

Share

Golf Art (XI)

Ya está celebrándose el Valspar Championship en el PGA Tour y la cuenta de Twiter del circuito estadounidense ha publicado una foto con una nueva muestra de “Golf Art”. Se trata del que se viene a llamar el “Chameleon Cove” o cueva del camaleón, que será un espacio de relajación adyacente al tercer green del campo del Innisbrook Resort. Para darle un poco de ambiente, han contratado a un artista que ha tardado 5 días en crear esta escultura usando 50 toneladas de arena. Un excelente trabajo de arte relacionado con el golf.

Y no es la única obra que podemos encontrar en las redes sociales en este evento. Con motivo del Arnold Palmer Invitational de la semana que viene, los organizadores del Valspar pensaron que un mural con la imagen del fallecido jugador sería una buena manera de recordarlo. De hecho, Valspar, el patrocinador, es una marca de pinturas. Por ello, contrataron a este artista, que tiene la obra casi acabada. Este era el primer boceto, vía Brentley Romine:

Aquí tenemos el mural casi acabado

Y este es el original en el que se inspiró

Para acabar, lo que NO hay que hacer cuando sabes que el dibujo no es lo tuyo :mrgreen: Hace unas semanas, una organización caritativa le pidió al jugador profesional Chris Wood que realizara un dibujo para poder subastarlo. Al inglés no se le ocurrió otra cosa que reproducir una escena cotidiana entre él mismo y su compañero de trabajo Andy Sullivan. Afortunadamente, el amigo Chris se dedicó al golf en vez de a la pintura, porque si no ahora mismo estaría viviendo debajo de un puente.

Share

DLF G&CC

Esta semana, el European Tour se traslada a tierras situadas bastante más a oriente que el viejo continente para la celebración del Hero Indian Open. Normalmente, este torneo no tendría mucha repercusión si no fuera porque este año es el primero que se va a disputar en el recorrido Gary Player del DLF G&CC de las afueras de Nueva Delhi, un campo que está suscitando muchos comentarios en las redes sociales. Tampoco es que se acabe de descubrir (allí se celebró el Hero Women’s Indian Open de 2015) pero creo que vale la pena hacer un breve repaso de sus características 🙂

Para empezar, las distancias van a ser bastante más largas que las del Delhi GC, anterior sede del evento. De los 6.386 metros se va a pasar a los 7.004 metros de la nueva localización, un incremento que es muy posible que deje sin opciones de triunfo al último campeón, SSP Chawrasia, que promedia solo 242 metros desde el tee este año 🙁 Y no solo es eso. El campeón sudafricano ha diseñado un campo con las más variadas dificultades. La primera de ellas, los bunkers. Si creías que los de los campos links eran profundos, hay que ver los del recorrido indio para darse cuenta de los que es realmente una trampa de arena. Un ejemplo, proporcionado por Richie Ramsay 😯

Otra de las trampas de arena, vista desde arriba. Solo son 7 metros, o sea que mejor vigila por donde andas o te vas a descalabrar 😉 (vía Golf.com).

Evidentemente, esta no es la única dificultad. También tenemos un green en isla al estilo TPC Sawgrass en el hoyo 5 que hará las delicias de los profesionales, sobre todo porque es bastante más largo que el construido por Pete Dye (125 metros) ya que mide……173 metros 😯

Para más INRI, la serie de cinco hoyos finales son terroríficos. Hoyo 14, par 4 de 503 metros 😯 Hoyo 15, par 5 de 577 metros. Hoyo 16, par 3 de 250 metros 😯

Por allí asoma el green

Hoyo 17, par 4 de 379 metros. ¿Mande? ¿Qué le pasa a este hoyo para ser tan corto? Que tiene el green ahí arriba 😯 He tenido que ponerle un circulito a la bandera para poder divisarla 😯 (vía Julian Phillips) Evidentemente, las traviesas de tren son de un bunker.

Una vista algo más cercana

Para acabar, un par 5 de 571 metros. Personalmente, recomiendo encarecidamente ver el torneo en televisión aunque empiece temprano porque visualmente va a ser muy bonito, aunque para algunos jugadores acabe siendo una tortura 😉

Share

Gadgets (XV)

Hoy, en la entrada del blog, vuelvo a recuperar la temática de los “gadgets” o herramientas de entreno que los mejores jugadores utilizan para mejorar su juego. En primer lugar tenemos a Lee Westwood, al que hace unas semanas fotografiaron usando una simple tira de tela para asegurarse que su cadera rotaba correctamente. Como se puede ver, el jugador inglés la ata alrededor de sus rodillas y así consigue que estas trabajen conjuntamente sin irse cada una por su lado, creando el temido “sway”.

El siguiente invitado es Luke Donald. En esta fotografía se le puede ver con un buen número de instrumentos clásicos de entreno, entre ellos el EyeLine Putting Mirror, el cordel que marca la línea por la que subir y bajar el palo, y la “puerta” por la que tiene que pasar la bola. De esta manera, se memoriza mejor el movimiento del palo y enseguida se da uno cuenta de cual ha podido ser el fallo. Sobre todo, que no falten referencias :mrgreen:

No obstante, hay un ejercicio que se efectúa con las “puertas” que también me parece muy eficaz. En este caso, es Chris Wood el que nos lo mostró en el WGC mexicano del pasado fin de semana. Como se puede comprobar en el vídeo, lo que hace el jugador inglés es situar otra “puerta” al lado del agujero en un putt con bastante caída. De esta mkanera, no solo tienes que encontrar la línea adecuada sino que la fuerza también tiene que ser perfecta para poder hacer que la bola pase justo por ese punto en la última vuelta. Dentro vídeo:

Por último, echemos la vista un poco hacia atrás en el tiempo. Si nos trasladamos a 1960, está claro que las instalaciones indoor estaban en pañales en los EEUU. Por ello, durante los gélidos inviernos -en aquellos tiempos trasladarse vía avión a Florida no era tan fácil- los profesionales se las tenían que ingeniar para entrenar. Un ejemplo es Jack Nicklaus, que no cesaba en su ética de trabajo por mucho que bajara la temperatura. En esta foto se puede comprobar las precarias condiciones del campo de prácticas. Lo que no te mata, te hace más fuerte. 18 “grandes” lo atestiguan 😉 (vía PGA Tour).

Share

Golf Vintage (XIII)

Ya hace un tiempo que no publico entradas del blog con fotos de hace varias décadas. Hoy voy a remediarlo con una serie de imágenes que me han parecido de lo más interesantes. La primera de ellas es una preciosa comparación de como era el terreno original donde se construyó el hoyo 9 de Cypress Point y como quedó tras el espectacular diseño del campo de Alister MacKenzie. Como se puede comprobar, el cambio es prácticamente imperceptible, lo que demuestra la imaginación de su autor. Diseño minimalista en su máxima expresión.

Antes y después (vía Keith Cutten)

Siguiendo con el genial arquitecto inglés, aquí tenemos otra de sus obras magnas; el rediseño de los bunkers de Lake Merced en 1929. Como se puede ver en las fotos, MacKenzie convierte un hoyo de lo más aburrido en un torrente de emociones. Una obra de arte.

Antes y después (vía Simon Haines)

Tercera incursión en el universo MacKenzie, esta vez para mostrar la que quizás sea su cara menos amable. Para ello, visitaremos el campo de Sitwell Park, un campo situado en Reino Unido. En este caso, el diseñador inglés debió pasar una mala noche cuando construyó los greens de este recorrido de la siguiente manera (vía Simon Haines)

Parece que las quejas de los jugadores fueron tan intensas por lo “injusto” de la superficie de los greens que el dueño del recorrido decidió remodelarlos poco después. No se puede tener todo en la vida 😉

Para acabar, una instantánea de uno de los bunkers más icónicos del mundo. Efectivamente, se trata del Hell Bunker, que preside la calle del hoyo 14 del Old Course de St Andrews. Muchos han sido los que han sufrido esta trampa de arena de 300 metros cuadrados y más de tres metros de profundidad…….una situación que no parecía tan aterradora en 1903. Para demostrarlo, esta foto (vía Simon Haines).

Y esto es todo por hoy 😉

Share

Las futuras reglas de golf

Pues bien, ya tenemos aquí la propuesta de las nuevas reglas de golf que deberían entrar en vigor el 1 de enero de 2019. Como ya he comentado en Twitter, no se trata de una simplificación de los normas que rigen nuestro deporte sino que nos encontramos ante una auténtica revolución que no estoy seguro que vaya a mejorar la experiencia de juego en todos los aspectos ya que alguno de los cambios benefician claramente a los tramposos. Pero esto es lo que han decidido los “governing bodies” y habrá que apechugar con ello. Para los impacientes, esta es la lista completa de cambios propuestos, dejando claro que algunas de las propuestas podrían cambiar hasta la fecha de entrada en vigor.

  • Si durante la búsqueda de la bola el jugador la mueve accidentalmente, no habrá penalidad.
  • Si el jugador mueve accidentalmente la bola o el marcador de bola en el green, no habrá penalidad. Ahora ya está contemplado como regla local que debe ser puesta en vigor por el comité y en 2019 se convertirá en regla de carácter general.
  • Desaparece la “presunción de culpabilidad” del jugador cuando su bola se mueve. A partir de 2019, solo se penalizará cuando se sepa o sea virtualmente cierto que ha sido el jugador el que la ha movido.
  • Cuando se mueva una bola fuera de green y no se sepa su lugar de reposo original, en vez de droparla cerca del lugar estimado se repondrá directamente en dicho lugar estimado.
  • Cuando en bola en movimiento del jugador le golpee a él, a su caddie, a la persona que atiende la bandera o a la bandera atendida, no habrá penalidad. Esto supone la práctica eliminación de la regla 19.
  • Se eliminan los requerimientos de la regla 20-2c a la hora de obligar a volver dropar. La causa es que se estipula un área de alivio definida que medirá 20″ u 80″ (50,8 cms o 203,2 cms), dependiendo del tipo de alivio, en el que la bola deberá quedar en reposo tras droparla. Si no es así, se volverá a dropar. La forma del dropaje también cambia. El único requisito es que viaje por el aire sin tocar ningun objeto natural o artificial hasta quedar en reposo. De momento, no especifica que debas estar erguido sino que habla de una altura de una pulgada (2,54 cms.), algo que me parece esencial para evitar droparla con la mano casi a la altura del suelo.
  • El tiempo para buscar una bola baja de los 5 a los 3 minutos. Pasado ese tiempo, es bola perdida.
  • A la hora de aliviarse, el jugador siempre podrá utilizar una bola sustituta.
  • Como regla general, el alivio por bola empotrada se extiende a todo el recorrido (o área general, como se llamará), excepto en zonas arenosas. Se podrá restringir a “áreas segadas a ras” por regla local.

Esta me parece bien 🙂

  • En el green, la bola deberá reponerse en todos los casos, incluso cuando no sea el jugador si no el viento el que la ha movido.
  • En el green se podrán arreglar todos los daños que se encuentren en él (agujeros de clavos, piques, etc.) pero no las imperfecciones naturales del mismo.
  • Se podrá tocar la línea de putt en el green (por ejemplo, para indicar la línea) siempre que no se mejore esta.
  • No habrá penalidad por patear y que la bola toque la bandera no atendida. Por lo tanto, se podrá embocar con ella puesta en el agujero desde el green.
  • Se permitirá marcar como obstáculo de agua lateral (estacas rojas) otro tipo de terrenos, como bosque, desierto, etc. para facilitar el alivio.
  • Desaparece la penalidad por mover un impedimento suelto, tocar el suelo con la mano o el palo, o apoyar este último en lo que yo entiendo que son los obstáculos de agua, que pasarán a llamarse “penalty area”. Espero que el redactado final incluya un “accidentalmente”
  • Se elimina la posibilidad de dropar en el lado opuesto del “penalty area”, opción que actualmente existe con el obstáculo de agua lateral.
  • Se elimina la penalidad por tocar o mover un impedimento suelto en un bunker cuando la bola reposa en él. Esto “soluciona” el problema de la bola que se queda al lado de una piña en el bunker.
  • Se elimina la penalidad por tocar la arena del bunker con la mano o el palo. Las excepciones son; cuando lo hace para probar sus condiciones o cuando toca un área justo delante o detrás de la bola al hacer un swing de prácticas o durante el backswing.
  • Se permitirá dropar (en la línea del agujero) una bola injugable fuera del bunker donde reposa, pero el precio a pagar serán 2 golpes de penalidad.

A más de uno, los dos golpes nos van a salir a cuenta 🙂

  • El jugador podrá seguir usando un palo dañado, incluso si este lo ha sido por golpearlo intencionadamente por enfado. No obstante, solo lo podrá reemplazar si el daño se ha causado en el curso normal del juego.
  • Como norma general, se podrán usar los Dispositivos de Medición de Distancias (láser, GPS, etc.). Solo se podrá limitar su uso mediante regla local.
  • El caddie no se podrá colocar detrás del jugador mientras se coloca para indicarle si está correctamente alineado. !!GRACIAS SEÑOR, UNA DE MIS SÚPLICAS HA SIDO ESCUCHADA!! 🙂 Evidentemente, esto “perjudica” principalmente a las chicas…y beneficia enormemente al juego del golf :mrgreen:
  • El caddie podrá levantar y reponer la bola en el green sin el permiso del jugador. Entiendo que este sigue siendo responsable de las infracciones cometidas por su caddie.
  • Recomendación específica de que el jugador ejecute su golpe en 40 segundos o menos. Lamentablemente, solo recomienda. De la misma manera, aparece el “ready golf” y juega el 1er jugador que esté listo para ello. Imagino que se mantiene el turno de salida en match play.
  • El comité podrá imponer sanciones de uno o dos golpes a jugadores que infrinjan las reglas de etiqueta, cuando antes solo cabía la descalificación.
  • Introducción del “resultado máximo”. El comité puede especificar un número de golpes en stroke play a partir del cual el jugador tiene que levantar bola. Su resultado será ese máximo. Esperemos a ver el redactado definitivo porque no lo acabo de ver (por decirlo suave).
  • Cuando un jugador cree que tiene derecho a levantar su bola para identificarla, ver si está dañada, si está empotrada, etc., ya no estará obligado a comunicarlo a su marcador u otro jugador para que supervise el proceso. Aquí empieza lo más claro de la barra libre para los tramposos, que continúa en el siguiente apartado.
  • Cuando el jugador estime o mida un lugar, un área, un punto, una línea o una distancia, el comité no podrá revisarlo en base a pruebas aparecidas con posterioridad (vídeo, fotos) si se considera que el jugador hizo todo lo posible para que su estimación fuera correcta. Es decir, existirá la posibilidad del consabido “lo hago como me de la gana, luego digo que he hecho todo lo posible, y me voy a casa de rositas” popularizado en los últimos años por Tiger Woods. En fin.

En principio, estas son las propuestas. Como resultado de ellas, las reglas de golf pasarían de ser 34 a 24, con lo que algo se simplifica. Lo mismo sucederá con las decisiones…..hasta que nuevas situaciones obliguen a crear algunas nuevas, que es el proceso normal. Podrían haber incluido algunos cambios más, pero no cabe duda de que algunas modificaciones harán el juego más rápido. El tiempo dirá.

Para el que se quiera leer todo el libro de reglas propuesto para 2019, este es el enlace. Está en castellano 😉

Share